Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

Cáncer de endometrio

Dr. Manuel Villarán

Gerente de Proyectos Médicos.

enero 21, 2020 7 min lectura

¿Qué es el cáncer de endometrio?

El cáncer endometrial o cáncer de endometrio es una enfermedad tumoral maligna que se desarrolla en las células de la mucosa que reviste el interior del útero, también denominado endometrio. 

El término genérico carcinoma hace alusión a los tumores malignos de la piel o las mucosas, por lo que este tipo de cáncer recibe el nombre de carcinoma endometrial. Asimismo, se le conoce como cáncer del cuerpo uterino o cáncer de útero, aunque el cáncer de endometrio es solo uno de los tipos de cáncer que se desarrollan en este órgano.

El útero es el órgano en el que se implanta el óvulo fecundado y donde se origina y desarrolla el feto durante la gestación. Anatómicamente, se distingue entre el cuerpo uterino y el cuello uterino o cérvix. El cuello uterino comunica la vagina y el cuerpo uterino.

En la zona del cérvix más próxima a la vagina se localiza el orificio uterino, también denominado portio, mientras que en el extremo superior del cuerpo uterino se hallan a ambos lados las trompas de Falopio.

La mucosa del útero se distingue por su estructura de la mucosa vaginal; la zona de transición entre ambos tejidos se sitúa en la región del orificio uterino. Por tanto, los tumores malignos de la mucosa del útero se distinguen claramente de los tumores del cérvix, denominado también como cáncer cervical.

modelo de anatomia del utero

Cada año, alrededor de 140 000 mujeres contraen cáncer de endometrio en todo el mundo. Es la neoplasia más usual del tracto genital femenino, habiendo elevado su incidencia en el último siglo, a la vez que descendía la del cáncer de cérvix. 

A diferencia de este cáncer, que presenta una mortalidad del 50% de los casos, o del de ovario, con una mortalidad del 85%, el cáncer de endometrio solo presenta una mortalidad del 30% de los casos diagnosticados.

La edad más común en que se presenta el cáncer de endometrio es entre los 55 y 60 años. Solo un 20% por ciento de los casos se diagnostican durante la premenopausia, siendo excepcional antes de los 40 años.

¿Cómo se ocasiona el cáncer de endometrio?

Hasta el día de hoy no se ha podido esclarecer las causas precisas del cáncer endometrial. Sin embargo, la influencia del estrógeno sobre el endometrio es considerado como un desencadenante importante.

El estrógeno es la hormona sexual femenina. Por tal razón, el riesgo de sufrirlo se incrementa cuando existe una especial concentración elevada o prolongada de estrógenos en el organismo. Esto bien podría ocurrir, por ejemplo, en caso de inicio precoz de la pubertad. De igual forma, en la menopausia, que es cuando la menstruación cesa permanentemente.

Asimismo, si una mujer se alimenta durante un periodo de tiempo prolongado a base de preparados que contienen únicamente estrógenos, también tendrá un mayor riesgo de padecer cáncer de endometrio. 

Los factores de riesgo del cáncer de endometrio son:

  • La toma extensa de estrógenos
  • Diabetes mellitus
  • Síndrome del ovario poliquístico
  • No haber tenido hijos
  • Cáncer de mama
  • Tratamiento con tamoxifeno
  • Síndrome de Lynch
  • Síndrome metabólico

El síndrome metabólico es caracterizado por obesidad, ante todo en la región abdominal. Asimismo, por alteraciones del metabolismo de los lípidos, colesterol elevado, hipertensión arterial y trastornos del metabolismo de la glucosa.

Las mujeres que han concebido a varios hijos tienen un menor riesgo de padecer cáncer de endometrio. En un ciclo menstrual, el estrógeno estimula el crecimiento y desarrollo del endometrio, de modo que un ovulo fecundado bien podría albergarse adecuadamente en el útero en caso sea necesario.

En las mujeres que nunca han estado embarazadas, el endometrio se ve doblegado a este estímulo de crecimiento por parte del estrógeno mes a mes, lo cual se sospecha que es el causante de incrementar el riesgo de degeneración del endometrio.

Caso contrario, durante la etapa de gestación, la hormona progesterona determinará el balance hormonal. Esta hormona hace que el endometrio se mantenga en el útero durante el periodo de gestación.

Cuantos más embarazos tenga una mujer a lo largo de su vida, menor será el tiempo que el estrógeno afecte por sí solo al endometrio, lo que probablemente reduzca el riesgo de padecer cáncer de endometrio.

Ingerir pastillas anticonceptivas podría reducir el riesgo de sufrir cáncer de endometrio, ya que estos medicamentos contienen progestágenos. Estos inhiben el estímulo de crecimiento que los estrógenos ejercen sobre el endometrio, reduciendo el riesgo del carcinoma endometrial.

De igual forma, es importante una alimentación rica en soja y la práctica de ejercicio físico. Ambos reducirán el riesgo de padecer cáncer de endometrio.

cancer de endometrio

Síntomas del cáncer de endometrio

En estado temprano, el cáncer de endometrio no suele presentar síntomas, excepto sangrado vaginal. Según estudios, el 90% de las mujeres que han tenido este trastorno han manifestado esta señal. Por ello, las hemorragias vaginales, una vez pasada la etapa del climaterio, son algunas veces indicativo de cáncer de endometrio.

En algunas ocasiones, la aparición de dolor en la pelvis permite detectar la enfermedad cancerosa. Conforme el tumor incrementa de tamaño, podría invadir órganos o tejidos adyacentes al útero. El deterioro de la pared de la pelvis provoca dolor, mientras que, si el tumor avanza hasta la vejiga, se podrían producir infecciones de las vías urinarias crónicas. En estos casos podría aparecer algo de sangre mezclada con la orina.

Asimismo, existe la probabilidad de que se produzca una retención de la orina en los riñones, a consecuencia de lo cual aparece dolor de espalda. Perder peso inesperadamente también puede ser un síntoma de cáncer de endometrio.

Tratamiento del cáncer de endometrio

Existen cuatro tipos de tratamiento:

Cirugía

Es el tratamiento que ofrece mejores posibilidades de curación. En la intervención se extirpara el útero junto con el tumor, el cual es conocido como histerectomía. El especialista también eliminará los ovarios, las trompas de Falopio y los ganglios linfáticos que se encuentran en la pelvis.

Durante la operación es probable evaluar con precisión la difusión del tumor. Si luego de la resección siguen existiendo restos tumorales en el cuerpo, podrían eliminarse por medio de la radioterapia postquirúrgica.

programas oncologicos prevencion

Radioterapia

La radioterapia también se usa para atacar este mal mediante el uso de rayos X de alta energía. El tipo de radioterapia más conveniente contra el cáncer de endometrio va a depender de la difusión del tumor.

Si el especialista pudo eliminar por completo el tumor, pero el carcinoma endometrial se ha extendido cerca de vagina, existirá la probabilidad de aplicar radiación local. En este tipo de tratamiento se irradia solo en el extremo superior de la vagina, que es el lugar donde al inicio se hallaba la zona de transición del útero.

Los métodos usados para ello son conocidos como braquiterapia o afterloading. De tal forma, se protegerá los tejidos y los órganos, como el intestino o la vejiga, que no han sido dañados por el tumor.

Si el cáncer se ha diseminado a la pelvis o quizás se ha extendido a los ganglios linfáticos, se tendrá que recurrir a radiación externa. Esta se tendrá que realizar en sesiones diarias y tendrá una duración de entre cinco a siete semanas aproximadamente.

La radiación por si sola sin necesidad de la cirugía también podría ofrecer grandes expectativas de poder curarse, siempre y cuando el tumor se encuentre en un estado inicial.

Dado que a menudo la intervención quirúrgica permitirá una mayor probabilidad de éxito, el tratamiento de radiación único se contemplara básicamente para mujeres de avanzada edad, mal estado de salud o enfermedades secundarias severas que no les permiten someterse a una operación.

Quimioterapia

La quimioterapia también es una opción para acabar con esta enfermedad. Consiste en el uso de medicinas contra el cáncer de endometrio que se administran por vía oral o venosa, entran en el torrente sanguíneo y llegan a todo el cuerpo. Es un tratamiento potencialmente útil contra el cáncer que se ha extendido más allá del endometrio.

Si se elige la quimioterapia, usted debería de recibir una combinación de medicamentos. Algunas veces, la quimioterapia de combinación es más eficaz para tratar el cáncer que un medicamento solo.

Por lo general, la quimioterapia se administra por ciclos; un período de tratamiento va seguido de un período de descanso. Los medicamentos se podrían administrar durante uno o más días de cada ciclo.

Terapia hormonal

Por último, la terapia con hormonas es un tratamiento del cáncer que interrumpe el incremento de las células cancerosas. Usa hormonas o medicamentos que bloquean las hormonas para combatir el cáncer.

Este tipo de terapia no es el mismo que la terapia hormonal administrada para tratar los síntomas de la menopausia.

cancer de endometrio interno

Luego de conocer todas las opciones de tratamiento disponibles, la cirugía es el principal tratamiento para la mayoría de las mujeres con este cáncer. Aunque en ciertas circunstancias, podría emplearse una combinación de estos tratamientos.

La opción de tratamiento dependerá, en gran medida, de la etapa en que se encuentre la enfermedad en el momento en que se descubre el mal y del tipo de cáncer. Otros factores pueden desempeñar un papel importante en la selección del mejor plan de tratamiento, como la edad, el estado de salud general, los planes de tener hijos, etc.

¿Cómo se previene el cáncer de endometrio?

La gran mayoría de casos de cáncer endometrial no pueden prevenirse, aunque hay algunas medidas que permiten aminorar el riesgo de sufrirlo. Una de ellas es cuidar la alimentación, ya que esta enfermedad se da mayormente en mujeres con sobrepeso u obesas.

Estudios diversos han asociado niveles más altos de actividad física a menores riesgos de este tipo de cáncer. Por lo tanto, realizar periódicamente algún tipo de ejercicio podría reducir el riesgo de cáncer de endometrio.

Una forma de prevenir esta enfermedad en mujeres que han padecido cáncer de colon hereditario no poliposo (HNPCC, síndrome Lynch) es extirpando el útero (histerectomía).

programas oncologicos prevencion

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.