Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Afíliate con 40% de Dscto.
0 %   l e í d o
Volver atrás

19/01/2022 - Léelo en 9 min.

Cáncer de endometrio

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

El cáncer de endometrio es una de las neoplasias más usuales del tracto genital femenino, habiendo elevado su incidencia en el último siglo y siendo en el Perú el tercer cáncer pélvico más frecuente. Alrededor de 140 mil mujeres en el mundo son diagnosticadas con esta enfermedad al año.

Si bien es una enfermedad con mayor número de casos, es también la que menos mortalidad tiene (solo un 30%). Esta es una diferencia marcada comparándola con el cáncer de cérvix con un 50% de mortalidad y del cáncer de ovario, con una mortalidad del 85%.

¿Qué es el cáncer de endometrio?

El carcinoma endometrial o cáncer de endometrio es una enfermedad tumoral maligna que se desarrolla en las células de la mucosa que reviste el interior del útero, también denominado endometrio.

Su nombre deriva del término carcinoma, que hace alusión a los tumores malignos de la piel o las mucosas. Sin embargo, algunas veces se le denomina cáncer de cuerpo uterino o cáncer de útero, pese a que el cáncer de endometrio es solo uno de los tipos de cáncer que se desarrollan en este órgano.

modelo de anatomia del utero

El útero es donde se implanta el óvulo fecundado y donde se origina y desarrolla el feto durante la gestación. Anatómicamente, se divide en dos partes: el cuerpo uterino y el cuello uterino o cérvix. El cuello uterino es la parte que comunica el cuerpo uterino con la vagina.

En la zona inferior del cérvix, la más próxima a la vagina, se localiza el orificio uterino o portio. Por otro lado, en el extremo superior del cuerpo uterino, se hallan a ambos lados las trompas de Falopio.

En cuanto a las mucosas, la del útero se distingue de la vaginal por su estructura. La zona de transición entre ambos tejidos se sitúa en la región del orificio uterino. Por tanto, los tumores malignos de la mucosa del útero son claramente diferentes a los tumores del cérvix que causan el cáncer cervical.

cancer de endometrio

¿Cómo se ocasiona el cáncer de endometrio?

Hasta el día de hoy no se ha podido esclarecer con precisión las causas del cáncer de endometrio, pero se sabe que la edad más común de las pacientes diagnosticadas es entre los 55 y 60 años. Solo un 20% por ciento de los casos se diagnostican durante la premenopausia, siendo excepcional antes de los 40 años.

Las investigaciones señalan que la influencia del estrógeno - hormona sexual femenina - sobre el endometrio es considerado como una de las causas desencadenantes más importantes. Por tal razón, el riesgo de sufrir cáncer de endometrio se incrementa cuando existe una concentración elevada o prolongada de estrógenos en el organismo.

Esta presencia de estrógenos podría ocurrir en caso del inicio precoz de la pubertad, durante la menopausia cuando la menstruación cesa permanentemente, o si la mujer se alimenta durante un periodo largo a base de preparados que contienen únicamente estrógenos. 

cancer de endiometro mujer

El no haber tenido hijos también se considera como un factor de riesgo para el cáncer de endometrio. Durante el ciclo menstrual, el estrógeno estimula el crecimiento del endometrio, de modo que un óvulo fecundado podría albergarse ahí en caso sea necesario.

En el caso de las mujeres que no han estado embarazadas, el endometrio se ve expuesto a este estímulo mes a mes, lo cual podría incrementar el riesgo de tener cáncer de endometrio. Sin embargo, durante la gestación, la hormona progesterona hace que el endometrio se mantenga en el útero y se reduzca el estímulo directo por un periodo de tiempo.

Otros factores de riesgo son:

  • La toma extensa de estrógenos
  • Diabetes mellitus
  • Síndrome del ovario poliquístico
  • Cáncer de mama
  • Tratamiento con tamoxifeno
  • Síndrome de Lynch
  • Síndrome metabólico, el cual se caracteriza por la obesidad, alteraciones del metabolismo de los lípidos, colesterol elevado, hipertensión arterial y trastornos del metabolismo de la glucosa.

Síntomas del cáncer de endometrio

En estado temprano, no se perciben síntomas de cáncer de endometrio. Sin embargo, en un 90% de los casos según estudios, es usual que se presente un sangrado vaginal anormal. Por ello, las hemorragias vaginales una vez pasada la etapa del climaterio, son algunas veces indicativas de la enfermedad.

Conforme el cáncer avanza, aparecen otros síntomas como dolor de pelvis y pérdida de peso. Al incrementar el tamaño del tumor, este podría invadir órganos adyacentes al útero y deteriorar la pared de la pelvis, generando dolor.

New call-to-action

Asimismo,  si el cáncer de endometrio sigue avanzando hasta la vejiga, se podrían producir infecciones de las vías urinarias crónicas o una retención de la orina en los riñones.

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de endometrio

Al presentar algunos de los síntomas descritos, es importante acudir al médico especialista para que realice los exámenes pertinentes. El cáncer de endometrio se cura, siempre y cuando sea detectado a tiempo.

¿Cómo se detecta el cáncer de endometrio? Lo primero que se hace es una ecografía de pelvis para ver mejor el útero, los ovarios y las trompas de Falopio. De encontrarse alguna anormalidad, el médico deberá tomar una muestra del tejido interno realizando una biopsia o un procedimiento de dilatación y legrado.

cancer de endometrio interno

Ya con un diagnóstico, existen cuatro tipos de tratamiento que pueden combinarse entre ellos:

Cirugía

El tratamiento quirúrgico de cáncer de endometrio es el principal y el que ofrece mejores posibilidades de mejora. La intervención se llama histerectomía y se extirpa el útero junto con el tumor. El cirujano también eliminará los ovarios, las trompas de Falopio y los ganglios linfáticos que se encuentran en la pelvis.

Durante la operación es probable evaluar con precisión la difusión del tumor. Si luego de la resección siguen existiendo restos en el cuerpo, podrían eliminarse por medio de la radioterapia postquirúrgica.

Radioterapia

La radioterapia funciona usando rayos X de alta energía. El tipo de tratamiento más conveniente contra el cáncer de endometrio va a depender de la difusión del tumor.

Si se eliminó el tumor por completo, pero este se extendió cerca de la vagina, existe la probabilidad de aplicar radiación local o braquiterapia. En este tipo de tratamiento se irradia solo el extremo superior de la vagina, que es el lugar donde se hallaba la zona de transición del útero, protegiendo el resto de tejidos que no fueron alcanzados por el cáncer.

Si la enfermedad se ha diseminado a la pelvis o a los ganglios linfáticos, se tendrá que recurrir a radiación externa. Esta se tendrá que realizar en sesiones diarias con una duración de entre cinco a siete semanas aproximadamente.

La radiación por sí sola sin necesidad de la cirugía también podría ofrecer grandes expectativas de curación, siempre y cuando el tumor se encuentre en un estado inicial. Esta alternativa se contempla básicamente para mujeres de avanzada edad, mal estado de salud o enfermedades secundarias severas que suponen un riesgo para una operación.

Quimioterapia

La quimioterapia también es una opción para acabar con el cáncer de endometrio. Consiste en el uso de un medicamento o una combinación de ellos que se administran por vía oral o venosa, entran en el torrente sanguíneo y llegan a todo el cuerpo. Es un tratamiento potencialmente útil contra un cáncer extendido más allá del endometrio.

Por lo general, la quimioterapia se administra por ciclos: un período de tratamiento va seguido de un período de descanso. Los medicamentos se podrían administrar durante uno o más días de cada ciclo.

La quimioterapia es una de las alternativas de tratamiento para el cáncer de endiometrio

Terapia hormonal

Por último, la terapia con hormonas es un tratamiento que interrumpe el incremento de las células cancerosas. Se usan medicamentos que bloquean las hormonas y ayudan a combatir el cáncer de endometrio.

Cabe resaltar que este tipo de terapia no es la misma que la terapia hormonal administrada para tratar los síntomas de la menopausia.

La opción de tratamiento del cáncer de endometrio dependerá, en gran medida, del tipo de cáncer y la etapa en que se encuentre en el momento de la detección. Otros factores pueden desempeñar un papel importante como la edad, el estado de salud general, los planes de tener hijos, etc.

¿Cómo se previene el cáncer de endometrio?

La gran mayoría de casos de cáncer de endometrio no pueden prevenirse, aunque hay algunas medidas que permiten aminorar el riesgo de sufrirlo. Una de ellas es cuidar la alimentación, ya que esta enfermedad se da mayormente en mujeres con sobrepeso u obesas.

Estudios diversos han asociado niveles más altos de actividad física a menores riesgos de este tipo de cáncer. Por lo tanto, realizar periódicamente algún tipo de ejercicio podría reducir el riesgo de cáncer de endometrio.

Tomar pastillas anticonceptivas también podría reducir el riesgo de sufrir cáncer de endometrio, ya que estos medicamentos contienen progestágenos que inhiben el estímulo de crecimiento que los estrógenos ejercen sobre el endometrio.

Finalmente, las mujeres que han padecido de cáncer de colon hereditario no poliposo (HNPCC) tienen mayor riesgo de padecer cáncer de endometrio. Para ellas, se recomienda una histerectomía.

El cáncer de endometrio es una enfermedad común y que tiene cura. Por eso es importante realizar revisiones constantes para diagnosticarla a tiempo. Infórmate más sobre la importancia de una detección temprana y otros tipos de cáncer aquí.

New call-to-action

Referencias:

National Cancer Institute (s. f.). SEER stat fact sheets: endometrial cancer. Surveillance, Epidemiology, and End Results (SEER) Program. Recuperado de: http://seer.cancer.gov/statfacts/html/corp.html.

Creasman, W. T (1997). "Endometrial cancer: incidence, prognostic factors, diagnosis, and treatment". Seminars in Oncology. Feb. 24 (1 Suppl 1): S1-140-S1-50. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9045311

Colombo, N. et al (2016). "ESMO-ESGO-ESTRO Consensus Conference on Endometrial Cancer: diagnosis, treatment and follow-up". Annals of Oncology. Jan. 27 (1): 16-41. Recuperado de: https://ijgc.bmj.com/content/26/1/2.abstract

SGO Clinical Practice Endometrial Cancer Working Group et al (2014). "Endometrial cancer: a review and current management strategies: part I". Gynecologic Oncology. Aug. 134 (2): 385-92. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24905773


Últimos blog post

Artículos relacionados

Suscríbete

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos