Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

Categoría | Tipos de Cáncer, cáncer de garganta Miércoles 01 Junio 2016

Cáncer de garganta

El cáncer de laringe o cáncer de garganta es un tumor canceroso que se desarrolla en las células de la garganta o laringe. La laringe forma parte del sistema respiratorio y es el tubo que enlaza la tráquea con la garganta y tiene un papel importante en la respiración y el habla. Asimismo las cuerdas vocales son dos bandas de músculo que se localizan en el centro de la laringe, estos producen sonidos y ayudan a hablar.

Las células de la laringe en ocasiones cambian y ya no crecen o no se comportan comúnmente. Estos cambios podrían llevar a trastornos benignos, como los nódulos de las cuerdas vocales y la laringitis crónica. Los trastornos y tumores benignos no son cancerosos, sin embargo, los cambios en las células de la laringe también podrían causar trastornos precancerosos. Esto quiere decir que las células aún no son cancerígenas, pero hay una mayor posibilidad de que estos cambios anormales se transformen en cáncer. El trastorno precanceroso más frecuente de la garganta o laringe es la displasia. En algunas ocasiones, los cambios en las células de la laringe pueden causar cáncer.

Por lo general, el cáncer de garganta se origina en las células delgadas y planas denominadas células escamosas. Estas células cubren el interior de la laringe. A este tipo de cáncer se le denomina carcinoma de células escamosas de la laringe. El cáncer de garganta se podría desarrollar en cualquier parte de la laringe. Frecuentemente se origina en el centro de la laringe, muy cerca de las cuerdas vocales.

También se pueden desarrollar tipos raros o extraños de cáncer de garganta. Estos incluyen los cánceres de las glándulas salivales menores y los sarcomas de laringe.

 

¿Cómo se ocasiona el Cáncer de garganta o laringe?

Existen muchas pruebas contundentes de que los siguientes factores podrían elevar el riesgo de padecer cáncer de garganta.

  • Alcohol: El consumo de alcohol incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de garganta. El riesgo crece con la cantidad de alcohol que una persona bebe. El tipo de alcohol no parece influir en el riesgo.
  • Fumar: El fumar tabaco es el principal factor de riesgo para que se desarrolle cáncer de garganta. El riesgo de padecer cáncer de garganta se incremente con la longitud de tiempo que una persona ha fumado y la cantidad fumada. El riesgo de sufrir cáncer de garganta también aumenta en los no fumadores expuestos al humo.
  • Ácido sulfúrico: El ácido sulfúrico es un ácido fuerte que es muy perjudicial e irritante para los tejidos humanos. Se emplea en la producción y acabado del metal, para fabricar baterías y producir fertilizantes. También se consume en las industrias petroquímica y química. Muchos estudios han probado que los trabajadores comprometidos al vapor de ácido sulfúrico tienen tasas más elevadas de cáncer de garganta.
  • Asbestos: El asbesto es una agrupación de minerales que se obtienen de la naturaleza y que se ha utilizado considerablemente en materiales de construcción. La exposición a las fibras de amianto en el aire incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de garganta. El riesgo de exposición es más elevado para las personas que trabajan con asbestos, tales como los mineros y otros.
  • Virus del papiloma humano: Este virus podría ser transmitidos a través de las relaciones sexuales, el sexo oral y el contacto genital piel a piel. El virus del papiloma humano podría causar verrugas también conocidas como papilomas en distintas partes del cuerpo, incluyendo el revestimiento de la garganta. La infección por virus del papiloma es muy común y podría estar presente durante varios años sin presentar síntomas.

 

Síntomas del Cáncer de garganta o laringe

Algunos de los signos o síntomas de alerta temprana del cáncer de garganta incluyen:

  • Cambios en la voz: Un gran número de los cánceres de garganta se originan en las cuerdas vocales, es por eso que el cambio de la voz es un síntoma de alerta precoz. Cada vez que se percate de un cambio en su voz que persista más de tres semanas, necesita consultar a un especialista que pueda realizar un diagnóstico.
  • Un bulto en el cuello: Si el cáncer se ha extendido hacia la laringe por cualquiera de los ganglios linfáticos del cuello, el primer síntoma puede ser un abultamiento en un lado del cuello.
  • Dolor de garganta: Si el dolor de garganta es persistente y que no desaparece, puede ser un signo de cáncer de garganta por encima de las cuerdas vocales.
  • Problemas respiratorios: Una respiración ruidosa, puede suceder si la abertura entre las cuerdas vocales se contrae por un cáncer de garganta.
  • Dificultad para ingerir los alimentos: Un cáncer grande de garganta podría estrechar la abertura del esófago y causar que los alimentos se obstaculicen o suban por el esófago.
  • Dolor de oído: En algunas oportunidades el dolor de garganta se puede sentir en el oído. Esto también se conoce como dolor reflejo y podría ser uno de los síntomas del cáncer de garganta situado en la parte alta.
  • Dificultad para respirar: Si el cáncer de garganta daña al movimiento de las cuerdas vocales, o es muy extenso, podría llegar a causar dificultades para respirar.
  • Pérdida de peso: Una pérdida de peso involuntaria y rápida, podría ser señal de un cáncer subyacente.

La mejor forma de descubrir el cáncer de garganta lo antes posible es percatarse de los síntomas y pasar chequeos regulares de salud. Por tanto, consulte a su médico si presenta: cambios en la voz o debilidad de la voz, ronquera y dolor de garganta que dura más de unas pocas semanas, sensación de tener algo atascado en la garganta, tos o dolor de oído.

Los síntomas de cáncer de garganta pueden variar dependiendo de donde se encuentre localizado el tumor. El cáncer de garganta se inicia usualmente en la glotis, que contiene las cuerdas vocales. Los tumores que se inician en la glotis dañan a la voz. El primer síntoma de un tumor en la glotis es a menudo un cambio en la voz o ronquera. Los síntomas comunes de un tumor en la supraglotis son impedimento o dolor al ingerir los alimentos, y dolor de garganta constante que llega al oído.

 cancer-de-garganta-sintomas.jpg

Tratamiento del Cáncer de garganta o laringe

El día de hoy existen distintas tácticas quirúrgicas para el tratamiento del cáncer de garganta, como por ejemplo: la quimioterapia que a menudo se combina con laradioterapia. El tratamiento a utilizar va a depender del tipo de cáncer, del tamaño, extensión y localización del tumor. Afortunadamente en los últimos años los procedimientos quirúrgicos han ido continuamente mejorando y se han complementado con el uso del láser de dióxido de carbono. En cánceres ya avanzados los especialistas tratan el cáncer de garganta con un tratamiento combinado, empleando ambos métodos.

Procedimiento quirúrgico

Los especialistas van a decidir dependiendo del tamaño del tumor como extirpar el mismo. Para esto existen varias alternativas:

Si el cáncer de garganta es relativamente pequeño como por ejemplo a los pliegues vocales, el especialista tendrá que separar el tejido canceroso por medio de microcirugía o quizás con un tratamiento láser. El cirujano alcanzará el tumor a través del espacio que existe entre la boca y la garganta, esto se llevará a cabo al igual que en una endoscopia. Asimismo son posibles las extirpaciones parciales, es decir, la extirpación de ciertas porciones de la laringe. De este modo se podría mantener la voz como una respiración normal.

Por lo general los cánceres de garganta requieren de una laringectomía, esto quiere decir la extirpación de toda la laringe. Lamentablemente esta operación produce notables limitaciones, debido a que se pierde la laringe y es necesario una separación artificial de las vías aéreas y vías respiratorias, esto para impedir que los alimentos ingresen en las vías respiratorias. El especialista tendrá que realizar una traquotomia para mantener la función respiratoria, es decir, realizar una abertura permanente en la zona de la tráquea del cuello.

Es importante saber que además de la extirpación del tumor, también es importante eliminar los ganglios linfáticos a partir de un estado determinado del cáncer de garganta, ya que es ahí donde se asientan las células tumorales. A este procedimiento se le conoce como disección ganglionar cervical, se tendrá que realizar una extirpación radical de los ganglios linfáticos en uno o en ambos lados del cuello.

El paciente podría perder la capacidad de hablar dependiendo del alcance de la intervención quirúrgica, ya que se puede llegar a eliminar el órgano fonador si se ha extirpado toda la laringe durante la cirugía. Sin embargo existen distintas probabilidades de restablecer la capacidad del habla. Ya que los pacientes necesitarán un sustituto del órgano de fonación. Una alternativa que tiene el paciente es el aprender la voz esofágica, aquí tendrán que emplear el esófago para poder hablar, es importante que tengan mucha paciencia para aprender este tipo de técnica. Otra de las alternativas es utilizar los dispositivos electrónicos de habla, también llamados laringófonos. En este caso se ubicará un dispositivo en la base de la boca cuya vibración se trasmitirá a las partes blandas, de este modo el aire traspuesto en oscilaciones en el espacio de la garganta generarán una voz mecánica.

 cancer-de-garganta-tratamiento.jpg

¿Cómo se previene el Cáncer de garganta o laringe?

Como en todos los tipos de cáncer, tampoco hay medidas que prevengan el cáncer de garganta con una seguridad al 100 por ciento, sin embargo se puede minimizar el riesgo de desarrollar cáncer de garganta haciendo lo siguiente:

  • Dejar de beber alcohol: Es lo que se aconseja para poder prevenir el cáncer de garganta, sin embargo si decide beber alcohol, se recomienda a las mujeres que consuma menos de una bebida al día, para los hombres lo aconsejable es beber menos de dos bebidas al día, sin embargo recuerde que cuanto menos beba, más reducirá el riesgo de padecer este mal.
  • Dejar de fumar: Si usted fuma, lo mejor que puede hacer es buscar ayuda para erradicar ese vicio, también es importante que las personas no fumadoras deben tratar de evitar el humo del tabaco.
  • Comer verduras y frutas: El consumo de frutas y vegetales podrían reducir el riesgo de desarrollar cáncer de garganta. Las frutas y verduras, junto con otros alimentos, dan a su cuerpo un equilibrio de minerales y vitaminas. La mejor forma de conseguir los nutrientes y los beneficios para la salud de las verduras y frutas son los alimentos, no las píldoras de vitaminas o suplementos dietéticos.
  • Protegerse de los carcinógenos: Si debe exponerse por su trabajo a sustancias químicas, siga las medidas de salud y seguridad en el trabajo, y lleve un equipo adecuado. Trate de evitar cualquier tipo de exposición al amianto.
  • Reducir la exposición al virus del papiloma humano: Las personas que tienen múltiples parejas sexuales y sexo oral tienen un mayor riesgo de infección por el virus del papiloma humano en la boca. Si es sexualmente activo, puede reducir su riesgo de exposición al virus del papiloma humano estando en una relación monógama con una persona que haya tenido parejas sexuales limitadas y mediante la limitación de parejas sexuales. También puede minimizar su riesgo de infección por virus del papiloma humano usando preservativos. Las áreas no cubiertas por el preservativo aún podrían permitir algún contacto de piel a piel durante el sexo, por lo que el uso de preservativo disminuye pero no elimina el riesgo de infección por el virus del papiloma humano. También puede vacunarse contra el virus del papiloma humano.

 

Descargar ahora

 

¡Descárgala ahora!
¡Descargar ahora!
Cotiza