Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

Categoría | cáncer de vulva Miércoles 01 Junio 2016

Cáncer de vulva

Esta es una enfermedad en la que se forman células malignas, las cuales son cancerosas y se desarrollan en los tejidos de la vulva. A este mal se le conoce con el nombre de cáncer de vulva o cáncer vulvar.

El cáncer de vulva se desarrolla en los órganos genitales externos de la mujer. La vulva comprende lo siguiente: El clítoris el cual es el tejido sensible entre los labios, la abertura de la vagina y sus glándulas, los labios mayores y menores de la vagina, el monte del pubis es el área redondeada en frente de los huesos púbicos que se recubre de vello en la pubertad y el perineo área entre la vulva y el ano.

El cáncer de vulva por lo general afecta normalmente a los labios vaginales mayores, con una menor frecuencia el cáncer afecta los labios vaginales menores, el clítoris o las glándulas vaginales.

Generalmente, el cáncer de vulva evoluciona de manera lenta durante algunos años. Las células anormales podrían crecer en la superficie de la piel de la vulva durante mucho tiempo.

Este cáncer no es muy común, constituye entre el 5% y el 9% de las neoplasias del tracto de los genitales femeninos. Asimismo, es bastante peligroso.

¿Cómo se ocasiona el Cáncer de Vulva?

Este cáncer es raro y los factores que se consideran de riesgo son: sufrir de neoplasia intraepitelial de vulva, infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) en mujeres menores de 50 años, primera relación sexual a edad temprana, antecedentes de cáncer cervical o cáncer vaginal, antecedentes de verrugas genitales, varias parejas sexuales, tabaquismo, entre otros.

Por lo general el cáncer de vulva ataca a personas de entre 60 a 65 años, sin embargo también puede presentarse en mujeres menores de 40 años.

Cualquier factor que incremente el riesgo de enfermarse se le denomina factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no quiere decir que usted va a padecer cáncer de vulva; no tener factores de riesgo no significa que usted no va a sufrir este mal. Consulte con su médico si piensa que podría tener riesgo. Entre algunos de los factores de riesgo de cáncer de vulva se incluyen los siguientes:

  • Una masa en la vulva o bulto en la vulva.
  • Cambios en la piel de la vulva, como por ejemplo cambios de color o masas que parecen úlceras o verrugas.
  • Picazón que no desaparece en el área de la vulva.
  • Hemorragia que no está relacionada con los períodos de menstruación.
  • Sensibilidad en el área de la vulva.

Por lo general, el cáncer de vulva no causa síntomas o signos al inicio. Cuando estos síntomas se presentan, pueden obedecer al cáncer de vulva o a otras enfermedades.

 

Síntomas del Cáncer de Vulva

El cáncer de vulva es un tipo relativamente menos usual de cáncer que afecta a los órganos genitales femeninos externos. Al inicio de su desarrollo, este cáncer podría no presentar señales o síntomas. Alrededor del 20 % por ciento de los pacientes no los sufre, sin embargo cuando aparecen estos son: bulto en la vulva, cambios de color en la vulva, presencia de lunares o pecas de color blanco, rosado o gris, aparición de úlceras o verrugas, picazón severa, hemorragia fuera de la menstruación, sensibilidad en la zona vulvar, ardor o dolor al orinar, olor desagradable, dolor durante el acto sexual, etc.

 

Tratamiento del Cáncer de Vulva

Cuando se detecta en una etapa inicial o temprana, tiene el 90 % de posibilidades de curación. Si este no fuera el caso, entonces la paciente debería de someterse a una serie de tratamientos de acuerdo al tamaño del tumor y el estadio del cáncer.

Antes se recurría a la vulvectomía radical en bloque con bilateral de la ingle y los ganglios pélvicos. No obstante, esta opción traía consecuencias físicas y mentales poco beneficiosas. Desde la década de los 80’s se practica la escisión local radical que también se combina con quimioterapia y radioterapia. Si la mujer presenta neoplasia intraepitelialvulvar, podría tratarse con la aplicación de imiquimod de 5 % (crema).

Se utilizan cuatro tipos de tratamiento estándar:

Cirugía

La cirugía es el tratamiento más usado contra el cáncer de vulva. El objetivo es extraer todo el cáncer sin que haya ninguna pérdida de la función sexual de la mujer. Se podrían emplear uno de los procedimientos quirúrgicos siguientes:

  • Cirugía láser: Es un procedimiento quirúrgico para el que se utiliza un rayo láser que es un rayo angosto de luz intensa, el cual es como un cuchillo para cortar el tejido sin producir sangrado o para extraer una lesión superficial, como por ejemplo un tumor.
  • Escisión local amplia: procedimiento quirúrgico para extraer el cáncer y parte del tejido normal que lo rodea.
  • Escisión local radical: procedimiento quirúrgico para extraer el cáncer y una gran cantidad de tejido sano a su alrededor. Así mismo se podrían extraer los ganglios linfáticos cercanos de la ingle.
  • Aspiración quirúrgica ultrasónica (AQU): procedimiento quirúrgico para dividir el tumor en partes pequeñas mediante vibraciones muy leves. Estas partes se lavan y extraen mediante succión. Este procedimiento ocasiona menos daño al tejido cercano.
  • Vulvectomía: procedimiento quirúrgico para extraer la vulva totalmente o parcial.
    • Vulvectomía tegumentaria: se extirpa la capa superior de la piel de la vulva donde se localiza el cáncer. Podrían ser necesarios injertos de piel tomada de otras partes del cuerpo para cubrir el área donde se extrajo la piel.
    • Vulvectomía radical modificada: cirugía para extirpar parte de la vulva. Así mismo se podrían extirpar los ganglios linfáticos cercanos.
    • Vulvectomía radical: cirugía para extirpar toda la vulva y los ganglios linfáticos cercanos.
  • Exenteración pélvica: procedimiento quirúrgico para extirpar la sección inferior del colon, el recto y la vejiga. Así mismo se extirpan el cuello uterino, la vagina, los ovarios y los ganglios linfáticos cercanos. Se hacen aberturas artificiales, a los cuales se les denomina estomas, para que las heces y la orina se puedan expulsar del cuerpo hacia una bolsa de drenaje.

Inclusive si el médico extrae todo el cáncer que se observa en el momento de la cirugía, se podría administrar radioterapia o quimioterapia a algunas pacientes al cabo de la cirugía para eliminar cualquier célula cancerosa que pudiera quedar. El tratamiento administrado luego de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva se llama terapia adyuvante.

Radioterapia

Existen dos tipos de radioterapia, una es la radioterapia externa y radioterapia interna. Para la primera se emplea una máquina fuera del cuerpo para enviar radiación hacia el cáncer. Mientras que para la segunda utiliza una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se colocan directamente dentro del cáncer o cerca de este. La forma en que se administra la radioterapia dependerá del tipo y el estado del cáncer que se esté tratando. La radioterapia es un tratamiento contra el cáncer que usa rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para evitar que estas crezcan y en el mejor de los casos eliminar las células cancerosas.

Quimioterapia

Es un tratamiento contra el cáncer para el que se usan medicamentos para frenar el crecimiento de células cancerosas, al eliminarlas o al impedir su multiplicación. Cuando este tratamiento se toma por vía oral o se inyecta en una vena o en un músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y podrían alcanzar las células cancerosas en todo el cuerpo, a lo cual se le denomina quimioterapia sistémica. Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano, una cavidad corporal como el abdomen o sobre la piel, los medicamentos afectan básicamente a las células cancerosas de esas áreas, a lo cual se le denomina quimioterapia regional. La forma en que se administra la quimioterapia dependerá del tipo y el estadio del cáncer que se esté tratando.

La quimioterapia tópica para el cáncer de vulva se podría aplicar en la piel en forma de loción o crema.

Terapia biológica

La terapia biológica es un tratamiento que emplea el sistema inmunitario de la paciente para contrarrestar el cáncer. Se utilizan sustancias elaboradas por el cuerpo o en un laboratorio a fin de incrementar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. Este tipo de tratamiento contra el cáncer también se llama inmunoterapia o bioterapia.

El imiquimod es una sustancia de terapia biológica que se podría utilizar para tratar las lesiones vulvares y se aplica en la piel en forma de crema.

En la actualidad se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos. Las pacientes podrían entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de iniciar su tratamiento para el cáncer.

Existen distintos tipos de tratamiento disponibles para las pacientes con cáncer de vulva. Ciertos tratamientos son estándar y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de un tratamiento es un estudio de investigación realizado por especialistas que procuran mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos exponen que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se podría convertir en el tratamiento estándar. Las pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.

 

¿Cómo se previene el Cáncer de Vulva?

Como en otros tipos de cáncer, no se conoce a ciencia cierta cómo prevenir la enfermedad, sin embargo existen factores que incrementa el riesgo de padecer cáncer de vulva, como por ejemplo: el tener relaciones sexuales con protección bien podrían reducir el riesgo de sufrir cáncer de vulva, nos referimos a protección al uso de preservativos para poder protegerse contra las infecciones de transmisión sexual.

También para poder protegerse contra algunas formas de la infección causa por el virus del papiloma humano existe una vacuna. Esta vacuna está aprobada para prevenir el cáncer de cuello uterino, verrugas genitales y asimismo podría ayudar a prevenir otros cánceres que están ligados al virus del papiloma humano, como por ejemplo el cáncer de vulva. Se podría aplicar esta vacuna a las niñas jóvenes antes de que den inicio a su vida sexual activa, también a las adolescentes y mujeres hasta los 26 años aproximadamente.

Realizarse exámenes de rutina como por ejemplo exámenes pélvicos pueden ayudar a detectar el cáncer de vulva en una etapa inicial. Debe ser consciente de que el tratamiento será mucho más eficaz si se detecta el cáncer en una etapa precoz.

 

afiliate programa oncologico

 

¡Descárgala ahora!
¡Descargar ahora!
Cotiza

También te puede interesar