Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Afíliate aquí
0 %   l e í d o

05/08/2021 - Léelo en 4 min.

Qué es una endoscopia: Y para qué sirve

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

La endoscopia es un procedimiento quirúrgico que utiliza un endoscopio para ver, diagnosticar y tratar problemas del interior del cuerpo. Para comprender mejor qué es una endoscopia y para qué se usa, continúa leyendo este artículo.

Una endoscopia es un procedimiento médico que se utiliza para ayudar a diagnosticar y tratar diversas afecciones.

La endoscopia permite al médico examinar el interior del cuerpo de una persona.

¿Qué es una endoscopia?

La endoscopia es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que utiliza un endoscopio para ver, diagnosticar y tratar problemas del interior del cuerpo. 

La endoscopia  permite una inspección rápida y no invasiva de diversas lesiones que puedan estar presentes. 

¿Qué es un endoscopio? 

Los endoscopios son tubos largos y finos con una luz y una cámara conectadas que permiten a los cirujanos ver el interior del cuerpo sin tener que hacer grandes incisiones. 

Esto hace que la endoscopia sea un procedimiento mínimamente invasivo que puede utilizarse para diagnosticar y tratar diversos problemas.

¿Cuáles son los beneficios de una endoscopia?

La endoscopia es un procedimiento médico que permite a los médicos examinar el interior del cuerpo sin realizar una gran incisión. 

Se introduce un tubo largo y flexible con una luz y una cámara a través de la boca hasta el estómago o los intestinos. 

Esto permite al médico ver de cerca el tracto digestivo e identificar cualquier problema. 

La endoscopia puede utilizarse para diagnosticar diversas afecciones, como las úlceras, la enfermedad de Crohn y el cáncer. 

También puede utilizarse para tratar ciertas afecciones, como la extirpación de pólipos o la inserción de un stent. 

En general, la endoscopia es una herramienta valiosa que puede ayudar a los médicos a diagnosticar y tratar una amplia gama de enfermedades.

Tipos de endoscopia

La endoscopia -más conocida como procedimiento endoscópico- suele utilizarse cuando hay problemas en el tracto digestivo, pero también puede emplearse en otras zonas del cuerpo.

Los endoscopios se utilizan en una serie de procedimientos quirúrgicos diferentes, incluyendo:

  1. Cirugía laparoscópica: Es un tipo de cirugía mínimamente invasiva que utiliza pequeñas incisiones y un endoscopio para ver y operar en el interior del cuerpo.
  2.  
  3. Gastroscopia: procedimiento para examinar el interior del estómago mediante un endoscopio.
  4.  
  5. Colonoscopia: procedimiento para examinar el interior del colon (intestino grueso) mediante un endoscopio.
  6.  
  7. Broncoscopia: procedimiento para examinar el interior de los pulmones mediante un endoscopio.
  8.  
  9. Rinoscopia: procedimiento para examinar el interior de la nariz mediante un endoscopio.
  10.  
  11. Artroscopia: Exploración de las articulaciones.
  12.  

¿Cómo se realiza una endoscopia?

La endoscopia se realiza generalmente como un procedimiento ambulatorio, lo que significa que el paciente puede irse a casa el mismo día. 

La duración del procedimiento depende del tipo de endoscopia que se realice. 

Por ejemplo, una gastroscopia suele realizarse en menos de 20 minutos, mientras que una colonoscopia puede durar hasta una hora.

¿Cuáles son los riesgos asociados a una endoscopia?

La endoscopia es un procedimiento relativamente seguro con pocas complicaciones.

La complicación más frecuente es la hemorragia, que se produce en menos del 1% de los casos. 

Otras posibles complicaciones son la infección, la perforación (un agujero en el órgano que se examina) y las reacciones a la anestesia.

¿Qué esperar en una endoscopia?

Si te has programado una endoscopia, es probable que se te pida que estés en ayunas durante varias horas antes del procedimiento. 

Tras la intervención, se te llevará a una zona de recuperación donde se te vigilará estrechamente. 

La sedación desaparecerá y podrás volver a casa cuando tus constantes vitales sean estables y puedas beber líquido. 

Deberás pedir a alguien que te lleve a casa, ya que no es seguro conducir después de la sedación.

Es importante seguir las instrucciones de tu médico después de la intervención. 

Es posible que te den una dieta específica que debes seguir y es probable que te recomienden evitar las actividades extenuantes durante unos días. 

También debes estar atento a los signos de complicaciones, como hemorragias, infecciones o dificultades para orinar.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados