Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Afíliate aquí
0 %   l e í d o

12/01/2022 - Léelo en 6 min.

¿Qué es el linfoma no Hodgkin y cuál es el tratamiento?

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Desde su descubrimiento en 1985, los rayos X se han convertido en grandes aliados de los doctores. Este tipo de radiación se usa hoy en muchos aspectos de la medicina, desde la toma de imágenes hasta el tratamiento de enfermedades. A esta última especialidad se le conoce como radioterapia y es el arma para luchar contra varios tipos de cáncer, entre ellos los linfomas.

 

 

 

 

 

Los linfomas son un tipo de cáncer que afecta el sistema linfático, cuya función es generar una respuesta inmunitaria en el cuerpo gracias a células llamadas linfocitos. El crecimiento desmedido de ellas es la causa de la enfermedad y, según el tipo de linfocito afectado, se puede determinar a qué linfoma nos enfrentamos.

 

¿Qué es un linfoma no Hodgkin?

Dentro de los tipos de linfoma, está el linfoma no Hodgkin. Según el Observatorio Global de cáncer, esta neoplasia ocupa el quinto lugar entre las más detectadas en Perú en el 2020 y la décima causa de muerte por cáncer. “Se trata de una enfermedad tumoral hematológica que puede generarse en cualquier parte del cuerpo donde hay irrigación linfática”, comenta el doctor Gustavo Luyo, médico radioncólogo de Oncosalud.

En el sistema linfático, existen principalmente dos tipos de linfocitos: los B y los T. Los primeros se encargan de proteger el cuerpo produciendo anticuerpos que se adhieren a los gérmenes, mientras que los segundos son los encargados de destruir estos gérmenes. Comúnmente, el linfoma de Hodgkin se origina por un descontrol de las células B.

Entre sus síntomas más frecuentes están la inflamación de los ganglios, cansancio, facilidad para enfermarse y pérdida de peso. Dependiendo de la ubicación del linfoma, pueden aparecer otras señales como dificultad para respirar (linfoma en el tórax) o sensación de llenura y dolor abdominal (linfoma en el estómago).

 

e qué manera se puede tratar un linfoma no hodgkin

Linfoma no Hodgkin vs. linfoma de Hodgkin

El doctor Luyo explica que, gracias a los avances de la patología, se han podido identificar características específicas en los linfomas que ayudan a catalogarlos. Una confusión frecuente se da entre el linfoma no Hodgkin y el linfoma de Hodgkin, pero los dos son diferentes y, por ende, su tratamiento varía.

“La diferencia básica radica en el tipo de célula de dónde provienen y esa característica solo se pueden ver en el microscopio”, destaca el especialista. Un linfoma de Hodgkin lleva en su composición células de Reed-Sternberg, mientras que un linfoma no Hodgkin carece de ellas. 

Algunas otras diferencias son que el linfoma de Hodgkin se disemina ordenadamente y compromete ganglios linfáticos centrales, mientras que el linfoma no Hodgkin se expande de forma impredecible y puede alcanzar los ganglios linfáticos periféricos hasta afectar otras partes del cuerpo.

Sobre su agresividad, el doctor Luyo explica que todo va a depender del subtipo de linfoma. “Hay neoplasias indolentes, es decir con bajo riesgo de hacer metástasis, mientras otras son más agresivas y se propagan muy rápido. El subtipo va a determinar su peligrosidad”, dice.

 

de qué manera se puede tratar un linfoma no hodgkin

 

Tratamiento con radioterapia del linfoma no Hodgkin

La radioterapia tiene muchos beneficios para los pacientes con linfoma. Sin embargo, es necesaria una evaluación para decidir cómo se usará: si como tratamiento único o como complementario.

“La radioterapia usa mayor energía de rayos X para cambiar su mecanismo de acción y destruir células”, explica el doctor Lugo. A diferencia de la quimioterapia que se aplica vía endovenosa y va a todo el cuerpo, la radioterapia es un tratamiento más conservador pues se direcciona solo sobre la zona afectada, reduciendo el número de sesiones para curar el cáncer.

Inicialmente, los linfomas no Hodgkin se trataban únicamente con radioterapia. Sin embargo, al concluir que no es un cáncer local sino sistémico – porque puede abarcar cualquier parte del cuerpo –  la quimioterapia se instauró como tratamiento principal y la radioterapia pasó a usarse para consolidar su efectividad. “Lo que se busca es que el tratamiento sea lo menos tóxico para el paciente”, indica Lugo.

Otros beneficios que tiene la radioterapia en los pacientes es que disminuye el tamaño de los ganglios inflamados, ayudando con el dolor que estos puedan causar y previniendo un retorno futuro de la enfermedad. También detienen posibles sangrados y complicaciones, lo cual mejora tanto la sobrevida de la persona como su calidad de vida.

En cuanto a la efectividad, el éxito del tratamiento es alto y los efectos secundarios muy pocos, reduciéndose solo a molestias en la piel donde se aplicó la radiación y algo de cansancio.

Para un paciente, sus dos mejores armas para vencer la enfermedad son buenos doctores y la mejor tecnología. En Oncosalud tendrá la confianza de que su lucha es nuestra lucha. Por eso, descubre en este enlace cómo protegerte del cáncer.



REFERENCIAS

 

Observatorio Global de Cáncer (n.f.). Cáncer en Perú. En: https://gco.iarc.fr/today/data/factsheets/populations/604-peru-fac t-sheets.pdf

Clínica Mayo. (15 de octubre de 2020) El linfoma de Hodgkin en comparación con el linfoma no hodgkiniano: ¿cuál es la diferencia? En:  https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hodgkins-lymphoma/expert-answers/lymphoma/faq-20058546

Henao Uribe, Alicia. (20 de febrero de 2017) Linfomas agresivos y enfermedad de Hodgkin. En: https://www.slideshare.net/MauricioLema/ces201701-linfomas-agresivos-y-enfermedad-de-hodgkin-dra-alicia-henao-uribe

Sociedad Americana de Cáncer (n.f.). Linfoma no Hodgkin. En: https://www.cancer.org/es/cancer/linfoma-no-hodgkin.html


Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados