Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Aprovecha el 20% de dscto
0 %   l e í d o
Volver atrás

09/06/2020 - Léelo en 5 min.

Personas con obesidad y el riesgo de cáncer

Dra. Denisse Bretel M.
Jefe médico de tratamiento ambulatorio y medicina integrativa.

¿Existe una relación entre el sobrepeso y el cáncer? Sí, la obesidad está asociada a esta enfermedad, según el Instituto Nacional del Cáncer.

Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer, hecho en el año 2007, en Estados Unidos, reveló que cerca de 34 mil casos de cáncer en hombres y más de 50 mil en mujeres se debían a la obesidad. Además, proyectó que para el año 2030, 500 mil casos de cáncer tendrán como causa un índice de masa corporal elevado.

Según esta institución existen algunos mecanismos para explicar la obesidad como factor de riesgo de cáncer. Por ejemplo, se ha encontrado que las altas concentraciones de una hormona llamada estrógeno, producida por la cantidad excesiva de grasa en el cuerpo, se asocia con riesgo de cáncer de mama y endometrio.

La gente obesa también tiene concentraciones elevadas de insulina en la sangre, que puede desencadenar en desarrollo de tumores. Para dar unos ejemplos -y tal como manifiesta el Instituto Nacional del Cáncer-, la obesidad se relaciona con los siguientes tipos de cáncer.

La obesidad y el cáncer de seno

El sobrepeso y la obesidad están asociados al riesgo de cáncer de mama, sobre todo después de la menopausia. Esto se debería a las mayores concentraciones de estrógeno en las mujeres obesas. Y es que después de la menopausia, los ovarios dejan de producir hormonas, por lo que el tejido adiposo se convierte en la fuente más importante de estrógeno.

riesgos de la obesidad

En consecuencia, se produciría un incremento más rápido de tumores de seno que responden principalmente al estrógeno.

El riesgo de padecer cáncer de esófago

El Instituto Nacional del Cáncer también señala que la gente obesa tiene el doble de probabilidad de padecer un tipo de cáncer de esófago, denominado adenocarcinoma de esófago, a diferencia de las personas de peso saludable.

Aunque el mecanismo de esta relación causa - efecto no está del todo claro, la obesidad hace más probable el desarrollo de afecciones como el reflujo gastroesofágico o de esófago de Barrett, asociados a un mayor riesgo de adenocarcinoma.

¡Cuidado con el cáncer colorrectal!

En los hombres, la obesidad está fuertemente asociada a un riesgo mayor de padecer cáncer colorrectal, indica el Instituto Nacional del Cáncer. Un factor importante parece ser la distribución de grasa en el cuerpo, sobre todo la obesidad abdominal, que se puede medir por la circunferencia de la cintura, y que está relacionada con el cáncer de colon. En las mujeres, está asociación es más débil.

El mecanismo para responder a esta asociación es la alta concentración de insulina, que puede fomentar la aparición de cáncer de colon.

El sobrepeso y el cáncer de endometrio

El sobrepeso y la obesidad se relacionan con el cáncer de endometrio, que es el cáncer del revestimiento del útero. Las mujeres obesas y las que tienen exceso de peso tienen de dos a cuatro veces más riesgo de padecer esta este tipo de cáncer que las mujeres cuyo peso es normal, según el Instituto Nacional del Cáncer.

Las causas de esta relación aún no están determinadas, se apunta como agente causante a la diabetes, en combinación con una pobre actividad física.

Además, la obesidad se relaciona con el cáncer de riñón, de páncreas, de tiroides, de vesícula biliar, de próstata, entre otros.

 balanza y centimetro

Consejos para gente con sobrepeso

Te damos cinco consejos para alcanzar el peso ideal:

  • Desayuna: ¿Sabías que el no desayunar guarda relación con la obesidad, diabetes, presión alta y otros? Además, las personas que no desayunan tienden a comer más durante el día.
  • Descansa lo necesario: Al dormir, nuestro cuerpo genera hormonas que estimulan a la pérdida de peso. Además, no dormir bien suele abrir el apetito.
  • Mide el consumo de sal: No quiere decir que dejes de consumirla pero sí ingerir la menor cantidad posible.
  • Toma agua: El agua ayuda a bajar de peso, te mantiene hidratado(a) y evita que comas entre comidas. Incluso, favorece a la eliminación de toxinas del cuerpo.

Asimismo, no olvides añadir el ejercicio cardiovascular a tu rutina diaria. Puedes comenzar caminando unos 20 minutos al día unas 5 veces a la semana.

Frente a este problema, lo que recomendamos es que si tienes sobrepeso, no está demás hacerte un chequeo médico periódico para descartar cualquier mal y, cambiar tus hábitos alimenticios siguiendo un consejo nutricional adecuado  para poder llevar una vida más saludable.

Prevenvida: Los Super Alimentos

Referencias:
 
L. Fortuna, Jeffrey (2012). "The Obesity Epidemic and Food Addiction: Clinical Similarities to Drug Dependence", Journal of Pscychoactive drugs
 
Weiderpass, Elizabete (2010). “Lifestyle an Cancer Risk”, Journal Of Preventive Medicine and Public Health. Vol. 43.
 
Bradley, Katherine et al (2017). The Impacto of body weight on the diagnosis of aortic dilation-misdiagnosis in overweight and underweight groups. Wiley Echocardiography.
 
Roh, Lucienne et al (2014). “Mortality risk associated with underweight: a census-linked cohort of 31,578 individuals with up to 32 years of follow-up”. BMC Public Health.

Comentarios (4)

Artículos relacionados

Suscríbete

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos