Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

AFÍLIATE AQUÍ CON 40% de Dscto.
0 %   l e í d o
Volver atrás

19/08/2021 - Léelo en 7 min.

Todo sobre el tumor de Wilms en niños y niñas

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

El tumor de Wilms es el tumor canceroso más común entre los niños y niñas. Se inicia en las células del riñón y luego crece, pero no se nota y el niño o niña se ve bien de salud, hasta que el tumor es tan grande que se puede palpar. Puede extenderse hacia los vasos sanguíneos alrededor del riñón y a otros órganos, como los pulmones1.

 

 

 

¿Cuáles son los factores de riesgo y causas de este tumor? 

No se conoce la causa del tumor de Wilms, pero se asocia con la pérdida accidental de unos genes que se ocupan de regular el crecimiento celular. Varios genes supresores aumentan el riesgo de desarrollarlo, como: WT1, WT2 y P53 y otros4.

Esta pérdida de genes se produce normalmente antes de nacer. No se considera una enfermedad hereditaria. Pero tampoco se sabe qué origina la eliminación de estos genes ni las causas del tumor Wilms, también llamado nefroblastoma renal.

¿Cuáles son los síntomas del tumor de Wilms?

Por lo general, este tipo de cáncer de riñón no duele. Sin embargo, sí se hincha el vientre o se vuelve muy duro. Los padres son los primeros en detectar un bulto duro en el abdomen del niño o niña, por eso lo llevan al médico. Una vez en consulta, se enteran de que el peso del tumor tiene un promedio de 450 gramos5.

Tumor de Wilms infantil

Debes saber que este tipo de cáncer afecta con más frecuencia a niños pequeños y se detecta cuando llegan a los 3 o 4 años. Más del 90% de los casos se diagnostica antes de los 10 años, aunque también podría presentarse el caso en niños o niñas mayores, inclusive en adolescentes o en adultos2

El pronóstico de esta enfermedad depende mucho del momento en que se diagnostica. Mientras menor es el niño o niña, mejor es el pronóstico. También depende de la edad del paciente (a menor edad, mejores son las opciones) y de si la histología es favorable o desfavorable.

Pero, en general la tasa de curación en los estadios más bajos va de 85 a 95%. Aun cuando la enfermedad está avanzada, las tasas de curación no son bajas. Se encuentran entre el 60% (histología desfavorable) y el 90% (histología favorable)3.  

Ahora bien, pese a que estos tumores ya son grandes cuando se diagnostican, la mayoría de veces no ha llegado a otras partes del cuerpo (no ha hecho metástasis). Precisamente por ello el tratamiento resulta más fácil que si se hubiera trasladado a otros órganos.

Cabe indicar que el tumor de Wilms -también llamado nefroblastoma renal- no suele dar síntomas hasta que ha crecido bastante. Algunos de estos son fiebre, dificultad para respirar, náuseas, estreñimiento, pérdida del apetito, sangre en la orina. A veces la presión arterial elevada es un signo6.

Nefroblastoma renal

¿Cómo diagnosticar el Tumor de Wilms?

A partir de los síntomas que describen los padres y del examen físico, el médico puede sospechar de un caso de Tumor de Wilms. Para estar seguro de ello o descartar la idea, mandará a realizar los siguientes exámenes6  para el diagnóstico:

-Ecografía. Suele ser la primera prueba que manda el médico. Le ayuda a ver los riñones y otros órganos aledaños.

-Tomografía computarizada (CT) o tomografía axial computarizada (CAT). Esta es una prueba de rayos X para. Permite ver si el cáncer ha crecido en las venas cercanas o se ha extendido a otros órganos.

-Imágenes por resonancia magnética. Mediante ondas de radio e imanes se producen imágenes detalladas del interior del cuerpo.

-Radiografía de tórax. Ayuda ver si el cáncer se encuentra también en otros órganos.

-Biopsia. Esta prueba confirma la sospecha de esta enfermedad. Se saca una pequeña muestra del tumor y se examina.

 niños con tumor de Wilms

¿Qué tipos de Tumores de Wilms existen?

Dos son los principales tipos de tumores de Wilms, los cuales son diferentes en sus formas. Uno es el llamado favorable. Las células cancerosas no lucen muy anormales, aunque tampoco muy normales. Lo positivo es que la mayoría de estos casos se cura.

El otro tipo es el anaplásico. Las partes de la célula se ven muy grandes y distorsionadas. Esta distorsión puede encontrarse centralizada en algunas partes del tumor (focal) o puede estar extendida por todo el tumor (difusa).

tipos de tumores

¿Cuáles son los tratamientos para contrarrestarlo?

Comúnmente, los niños y niñas con tumor de Wilms se tratan con cirugía, quimioterapia y radioterapia. El objetivo de la cirugía es extirpar el tumor completamente. Si esto no se logra, se aplica quimioterapia para reducir el tumor y luego operar.

El médico decide si es necesario realizar una nefrectomía radical (eliminación completa de un riñón y algunas estructuras cercanas). O una nefrectomía parcial (extirpación de una parte del riñón o riñones).

Cabe indicar que las personas viven normalmente con un riñón. En caso se requiera retirar ambos o partes de los dos, entonces el niño o niña requerirá diálisis para filtrar la sangre y, más adelante, incluso será necesario un trasplante de riñón.

Por otro lado, cuando el tratamiento demanda la aplicación de quimioterapia, debes saber que esta tiene efectos secundarios. Estos incluyen la caída del cabello y síntomas como cansancio, problemas estomacales y algunos otros. Todo ello va desapareciendo tras finalizar el tratamiento del tumor.

La radiación también tiene efectos secundarios. Entre estos, cansancio, malestar o deseos de vomitar, diarrea. Incluso se afecta la piel en la zona específica por donde pasa la radiación. A simple vista, lo que se aprecia es una quemadura. La mayoría de los efectos secundarios terminan al acabar el tratamiento, otros duran más tiempo.

Finalmente, debes tener en cuenta que un niño o niña con cáncer puede tener muchas preocupaciones y sus padres deben atender sus inquietudes y acompañarlo con amor en el proceso del tratamiento. Es buena idea consultar con un psicólogo sobre la manera de abordar el tema con el niño o la niña. 

Referencias:

 Stanford Children’s Chealth. Tumor de Wilms. Recuperado de: https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=tumor-de-wilms-90-P0585

MedlinePlus (2021). Tumor de Wilms. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001575.htm
  1. Manual MSD. Versión para profesionales (2019) Tumor de Wilms. Recuperado de: https://www.msdmanuals.com/es-pe/professional/pediatr%C3%ADa/c%C3%A1nceres-pedi%C3%A1tricos/tumor-de-wilms
  2.  
  3. Oncolink (2020). Todo sobre el tumor de Wilms. Recuperado de: https://es.oncolink.org/tipos-de-cancer/canceres-pediatricos/information/wilms-tumor/todo-sobre-el-tumor-de-wilms
  4.  
  5. Kidshealth (2012). Tumor de Wilms. Recuperado de: https://kidshealth.org/es/parents/wilms-esp.html

  6.  American Cancer Society (2018). Si su hijo tiene un tumor de Wilms. Recuperado de: https://www.cancer.org/es/cancer/tumor-de-wilms/si-su-hijo-tiene-un-tumor-de-wilms.html

Etiquetas: Cáncer infantil

Últimos blog post

Artículos relacionados

Suscríbete

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos