Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

Testimonios de tres personas que le ganaron al cáncer

Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

septiembre 9, 2020 6 min lectura

Juan Luis Tintaya, Felix Salomón y Felipe Yanes comparten historias parecidas. Ellos nos ofrecen sus testimonios sobre el cáncer y cómo lucharon contra esta enfermedad, porque quieren demostrar que es posible vencerlo. Ellos saben que la prevención es la mejor manera de lograrlo.

 

Juan Luis Tintaya y su testimonio del cáncer de lengua, piso de boca y ganglios 

Hace aproximadamente 4 años, Juan Luis Tintaya tenía molestias en la lengua. Le salían llagas y le ardía. Él esperaba que estos síntomas se fueran, pero no ocurrió así y, a los dos meses, acudió al médico. El experto en cabeza y cuello le mandó a hacer una biopsia para descartar la posibilidad de una neoplasia maligna.

 

El resultado fue positivo para cáncer de lengua, piso de boca y ganglios. En ese entonces Juan Luis tenía 41 años y trabajaba bastante. Sin embargo, esta noticia, le dio una pausa a su vida laboral y se ocupó de su salud. Se operó y luego pasó por quimioterapia y radiación.

 

Así comienza su testimonio de experiencia después de haber tenido cáncer: “Mi experiencia con la enfermedad fue bastante positiva. Es muy importante la forma cómo el paciente asume este proceso y el apoyo que recibe. Yo tuve a mi esposa a mi lado todo el tiempo. También a mi hermana. Eso me fortaleció mucho”.

juan luis tintaya-1

 

También comenta que un día, mientras esperaba su turno de tratamiento, tuvo una gran lección de vida. Había un niño de unos 8 años, paciente con cáncer, quien jugaba con su papá, de lo más contento, y al papá también se le veía tranquilo.

 

“La escena me hizo pensar que, si un niño de unos 8 años puede afrontar esa situación, pues yo con mayor razón. Ese fue un punto de quiebre para cambiar mi forma de ver las cosas y le agradecí a Dios por ponerme ese gran ejemplo”.

 

 

Juan Luis se mentalizó para reconocer que cualquier efecto secundario de la quimioterapia es pasajero. Se aferró a la vida y depositó su fe en Dios. Durante el tratamiento pensó que cada persona tiene un propósito que cumplir, que estamos acá por un propósito.

 

Conforme avanzaba la terapia, Juan Luis sentía que se le secaba la boca y no percibía los sabores, debido a la radiación en la lengua. Además, por la quimioterapia, no toleraba el olor del aderezo y, en broma, su esposa le decía: “Así la pasamos las embarazadas, no te hagas problemas”.

experiencias despues de haber tenido cancer

 

Su experiencia con el tratamiento de cáncer duró 3 meses. Fue corta, pero intensa. Se logró extirpar la parte afectada y se le retiraron los ganglios. Tuvo 33 sesiones de radiación y le dieron tres dosis fuertes de quimioterapia. Después de eso estuvo bien.

 

“En Oncosalud me atendieron muy bien, los médicos me dieron confianza y he podido ver, a lo largo del tiempo, que siempre se preocupan por mejorar, por estar al día en los nuevos tratamientos. Sus instalaciones son de primera”.

 

Félix Salomón: un luchador de cáncer de próstata

A Félix Salomon le dio cáncer de próstata en el año 2009, cuando tenía 61 años. Lamentablemente, pasó por la experiencia de una mala praxis y después de eso llegó a Oncosalud. Ahí le realizaron los exámenes respectivos y se sometió a otra operación.

 

Si estoy aquí ahora, dando mi testimonio como sobreviviente al cáncer, es gracias a Oncosalud y al doctor Iván Aguilar. Yo le debo la vida a él, a su pericia y a su decisión oportuna. El riesgo de que la neoplasia se diseminara e hiciera una metástasis era alto. El cáncer había tomado ganglios, pero él me operó bien”, recuerda Salomon.

felix salomon-1

 

Yo tenía una opinión muy buena de Oncosalud y sentí confianza en mi médico, tuve la seguridad de que las cosas iban a salir bien. Cuando se llevó a cabo la intervención todo se hizo con mucho profesionalismo y eficacia”, indica.

 

Después de esa operación, el señor Salomón siguió sus controles médicos y, gracias a esa buena costumbre le detectaron tempranamente una reactivación del cáncer, en el 2012. Pasó por 36 sesiones de radioterapia y actualmente se controla una vez al año.

 

Su experiencia después de haber tenido cáncer es que la prevención del cáncer es indispensable. Él sabe que, en caso de obtener un resultado positivo, hay que recibir tratamiento inmediato. Además, advierte que es normal sentir miedo y preocupación, pero esos sentimientos no deben bloquearnos, sino animarnos a actuar.

 

Asimismo, Salomon destaca la importancia de asumir el tratamiento con seguridad y confianza, de entregarse a las manos de unos médicos en los que se puede confiar. Luego hay que ser rigurosos con los chequeos médicos, asistir el día indicado y hacerse los análisis necesarios.

 

Su esposa cuida mucho su alimentación, se preocupa porque sea sana y equilibrada. Además, él practica deporte. Normalmente en un parque que queda cerca de su casa, pero durante la pandemia hace caminata y media hora de gimnasia en su propio departamento para continuar con los buenos hábitos de prevención.

Felipe Yanes: al ánimo es un factor clave

Hace 9 años, Felipe Yanes se enteró de que tenía cáncer de próstata, gracias a los chequeos médicos de rutina que él acostumbraba realizarse. Su gran sentido del humor y su mirada positiva de la vida jugaron a su favor durante todo el tratamiento de la enfermedad.

 

Este es su testimonio como paciente de cáncer: “Cuando me hicieron la biopsia, según mi estilo, les dije a los médicos: Si es bingo, anotamos el número, porque tiene que ser premiado. Ellos se rieron. Y, efectivamente, era cáncer. No me deprimí, confié en los médicos y me sometí a la operación que me indicaron”.

felipe yanes-1

 

Yanes no tuvo necesidad de hacer quimioterapia o radioterapia, en su caso bastó la operación. Después ha seguido los controles periódicos muy ordenadamente y aconseja a todos que hagan lo mismo, pues así se puede encontrar un cáncer en sus inicios.

 

“He conocido a mucha gente que no quiere hablar de enfermedades de la próstata. Pero deberían verlo como algo normal, pues la prevención salva vidas. Algunos creen que esto solo les da a los viejos, pero no es así. Hay muchas personas de mediana edad que se enferman”, recalca Yanes.

 

“Otro aspecto muy importante es tener confianza en los médicos. Yo he mantenido una relación cordial, segura y directa con mi oncólogo y siempre he recibido su apoyo, así como toda la cordialidad del personal administrativo en Oncosalud”, comenta el señor Yanes, próximo a cumplir 75 años.

 

 

Toda su vida, el señor Yanes ha sido ordenado. Nunca ha fumado ni bebido en exceso. En cuanto a la alimentación, si bien disfruta una rica comida, evita los excesos. Y ahora, a causa de la pandemia de la COVID-19, no sale a la calle. En otros momentos sí camina mucho.

 

En síntesis, su experiencia después de haber tenido cáncer es: “Nunca he permitido que el miedo me gane. Soy muy creyente y sé que, gracias a Dios, estoy con vida. Siento mucho afecto por el personal y los médicos de Oncosalud, que realizan su trabajo de la mejor manera, en favor de nosotros, los pacientes”.

 

Si deseas conocer más testimonios sobre el cáncer, haz clic aquí para conocer la historia de Katia Rodríguez y Cecilia Ubilluz.

 

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.