Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

Tratamiento contra el cáncer: Cinco efectos secundarios comunes

Dr. Manuel Villarán

Gerente de Proyectos Médicos.

Para poder vencer al cáncer, es necesario pasar por un tratamiento especializado durante algún tiempo. Lamentablemente, como ocurre con la gran mayoría de tratamientos, los que se emplean para contrarrestar esta enfermedad suelen tener efectos secundarios en el organismo. Tal vez, el más conocido sea la alopecia o caída de cabello.

Sin embargo, existen otros que todo paciente oncológico debe conocer. Esta información es crucial, pues todo paciente tiene el derecho de a saber cómo influirá un tratamiento en su cuerpo, y así poder estar más preparado.

A continuación, enumeramos y explicamos los efectos secundarios más comunes de los tratamientos contra el cáncer. Además, ofrecemos importantes consejos para reducir su incidencia.

1. Debilidad

Este es uno de los problemas secundarios que suelen afectar a las personas que siguen algún tratamiento contra el cáncer. La debilidad se manifiesta en la dificultad para trasladarse de un lugar a otro. Aunque lo natural en esta situación es intentar descansar, la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society)1 recomienda no pasar mucho tiempo en cama, ya que puede generar otros problemas, como debilidad muscular, llagas en la piel o rigidez en las articulaciones.

Para contrarrestar los efectos de la debilidad, la institución antes mencionada aconseja hacer ejercicios activos o pasivos de rango del movimiento, beber una cantidad adecuada de líquidos, cambiar de posición cada dos horas mientras descansa o caminar un poco si puede hacerlo.Tratamiento-contra-el-cáncer-Cinco-efectos-secundarios-comunes-2

2. Dolor

Otro efecto secundario que puede sentir como resultado del tratamiento contra el cáncer es el dolor. En algunas ocasiones, este puede sumarse al dolor que produce el cáncer mismo. Por eso, debe colaborar activamente con su equipo de atención médica, que será el encargado de proporcionarle el plan de control del dolor más apropiado según la información que brinde. En este sentido, el Instituto Nacional del Cáncer2 de Estados Unidos, recomienda mantener un diario del grado de su dolor.

20 por dos personas oncosalud

 

Para aliviar el dolor, el equipo de atención médica le recetará medicamentos y le indicará cómo tomarlos. Hágalo tal cual se lo han indicado y no espere hasta sentir mucho dolor para tomarlos. De lo contrario, podría pasar más tiempo hasta que el dolor sea aliviado. 

Una forma complementaria de tratar el dolor es con la medicina integrativa. Tratamientos como la acupuntura y la fisioterapia pueden ser efectivos para disminuir este efecto secundario.

3. Náuseas y vómitos

Tanto la quimioterapia como la radioterapia pueden causar náuseas y vómitos. En el caso de la radioterapia, la aparición de efectos secundarios dependerá de los siguientes factores:

  • La parte del cuerpo que se trata: Si la radioterapia se recibe en el cerebro o en una parte del abdomen superior, hay mayor riesgo de padecer náuseas o vómitos.
  • La dosis de la radiación: Alrededor de la mitad de las personas que reciben una dosis estándar (180 a 200 centigray por día) en el abdomen tienen vómitos o náuseas.
  • La frecuencia del tratamiento: El paciente que recibe una única dosis grande de radiación tiene más probabilidades de padecer de náuseas y vómitos que aquellos que reciben varias pequeñas dosis separadas.
  • Si se combina con la quimioterapia: Si se aplica la radioterapia junto con la quimioterapia, aumentan las posibilidades de tener náuseas y vómitos.Tratamiento-contra-el-cáncer-Cinco-efectos-secundarios-comunes-3

En el caso de la quimioterapia, la probabilidad de desencadenar estos efectos secundarios, dependerá de los siguientes factores:

  • El tipo de fármaco utilizado
  • La dosis de los fármacos: Las altas dosis tienden a causar náuseas y vómitos
  • Cuándo y con qué frecuencia se administra el fármaco
  • Cómo se administra el fármaco: Los quimioterápicos aplicados a la vena pueden causar náuseas y vómitos con más rapidez que aquellos ingeridos por la boca.
  • Diferencias individuales: No todas las personas tendrán la misma respuesta a la dosis o al tipo de quimioterapia.


Es importante señalar que es esencial controlar las náuseas y vómitos con el fin de continuar con el tratamiento y mejorar la calidad de vida. Así, puede ser necesario recibir algún tipo de tratamiento preventivo.

4. Caída del cabello

Algunos tipos de quimioterapia pueden causar la caída de cabello (alopecia). Por lo general, la caída del cabello inicia dos semanas después de iniciado el tratamiento, y aumenta uno o dos meses después. Esto sucede porque los fármacos de la quimioterapia dañan los folículos pilosos. Asimismo, la radioterapia causa la caída del pelo en la parte del cuerpo que recibe la radiación. 

Debido a esto, es importante que consulte al médico si el tipo de tratamiento contra el cáncer que recibirá tendrá este efecto secundario. De esta manera, podrá estar preparado cuando esto ocurra y tomar ciertas medidas para minimizar el problema. Por ejemplo, puede llevar el cabello muy corto, afeitarse la cabeza por completo, usar peluca o pañoletas.

Sin embargo, debe tener presente que el cabello volverá a crecer. Luego de la quimioterapia, lo hará de 2 a 3 meses después. Con la radioterapia, crecerá entre 3 y 6 meses después de finalizado ese tratamiento.

Tratamiento-contra-el-cáncer-Cinco-efectos-secundarios-comunes-4

5. Insomnio

La dificultad para dormir también es común en pacientes que reciben tratamiento contra el cáncer. De hecho, el 50 % de ellos tiene este problema3. Otros efectos relacionados con la enfermedad, como el dolor, la ansiedad, la preocupación y la depresión, también pueden influir en la aparición del insomnio. 

El sueño ayuda al apetito y fortalece el sistema inmunológico, de ahí radica su especial importancia para enfrentar el cáncer. Además de ingerir medicamentos para dormir prescritos por el médico, el paciente puede tomar las siguientes medidas:

  1. Dormir todo el tiempo que requiera. Cuando esté despierto, trate de hacer ejercicios 2 a 3 horas antes de dormir.
  2. Evitar la cafeína de 6 a 8 horas antes de la hora de dormir
  3. Tomar líquidos tibios sin cafeína, como leche o té.
  4. Solicitar que le hagan masajes en la espalda o pies
  5. Dejar de ver televisión 1 o 2 horas antes de acostarse

No está de más señalar que la habitación debe ser un ambiente tranquilo y cómodo para facilitar el sueño.

Tratamiento-contra-el-cáncer-Cinco-efectos-secundarios-comunes-5

Los efectos secundarios son parte del proceso de enfrentar el cáncer. Pero con nuestro servicio de medicina integrativa, podrás vivir el día a día sin complicaciones.

programa oncologico oncosalud

Referencias

1. American Cancer Society. Debilidad. Recuperado de: https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/efectos-secundarios-fisicos/debilidad.html

2. Instituto Nacional del Cáncer. Dolor. Recuperado de: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/efectos-secundarios/dolor

3. Instituto Nacional del Cáncer. Problemas para dormir. Recuperado de: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/efectos-secundarios/insomnio

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.