Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

¿La exposición al sol es mala para la piel? ¿Mito o realidad?

Dr. Luis Schwarz

Jefe de Investigación Científica

La mayoría de personas son conscientes que la exposición al sol aumenta el riesgo de cáncer de piel. Los rayos UV también pueden dañar la piel al iniciar un proceso de envejecimiento que provoca arrugas y sequedad. A menudo, se escucha que ninguna cantidad de exposición al sol es considerada segura. 

 

Por eso, como protección, se recomienda la aplicación de protector solar con alto FPS, como es el caso de Anthelios Shaka de La Roche-Posay. Además, se debe usar sombrero, lentes de sol y ropa que cubra la piel, así como evitar estar bajo el sol el mayor tiempo que sea posible.

Sin embargo, el sol no tiene por qué ser considerado como algo dañino por sí mismo, a tal extremo de crearse un mito alrededor de él. En realidad, la exposición moderada al sol tiene efectos positivos e incluso inofensivos en la piel. 

Asimismo, el sol puede ser beneficioso para el organismo y el bienestar en general. ¿Te sorprende esta información? Entonces, averigua más al respecto enseguida. 

1. El sol en la piel

A diferencia de lo que se suele creer, la relación entre la exposición solar y el cáncer de piel no es tan directa, sino que se debe a diversos factores. Uno de ellos son los genes y el tipo de piel. Las personas con piel pálida que se quema con facilidad pero no se broncea tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de piel relacionado con la exposición solar. 

En cuanto a la exposición, la “dosis” y el tiempo son cruciales. Diversos estudios sugieren que recibir repentinamente mucho sol es más peligroso que la exposición estable en el tiempo. Asimismo, existe evidencia que la exposición durante la juventud (antes de los 20) tiene mayores efectos dañinos1.

Aunque es cierto que el sol puede ser perjudicial para la piel, el verdadero culpable es la combinación de los factores antes mencionados. Sin embargo, no hay duda de que pequeñas cantidades habituales de luz ultravioleta también pueden ser beneficiosas para la piel.

Por ejemplo, puede aliviar los síntomas de ciertas condiciones dérmicas, como el eczema, la psoriasis y el vitiligo2. Además, puede proporcionar potenciales beneficios en el organismo, tal como veremos a continuación.

 

programas oncologicos cancer de mama

2. Producción de Vitamina D

beneficios de la vitamina d

A pesar de que cumple un rol esencial en el cuerpo, la vitamina D es un nutriente que rara vez se obtiene en cantidades suficientes a través de los alimentos que consumimos. Por el contrario, el organismo obtiene vitamina D, principalmente, de la radiación UV, la cual estimula su producción.

La vitamina D es importante porque incrementa la absorción de calcio y del fósforo de los alimentos y juega un rol crucial en el desarrollo y crecimiento de los huesos, en la función inmune y en la formación de células sanguíneas.

Para mantener los niveles altos de vitamina D, la Organización Mundial de la Salud recomienda de 5 a 15 minutos de exposición casual al sol, principalmente de las manos, brazos y rostro, en dos o tres días a la semana3.

mujer disfrutando del sol al aire libre

3. Puede reducir la presión arterial

Hasta la publicación de un estudio realizado por la Universidad de Edimburgo en 2013, se creía que la producción de vitamina D era el único beneficio del sol en la salud humana. Sin embargo, tal investigación dio a conocer que también podría reducir la presión arterial4.

Durante la investigación, los dermatólogos estudiaron las presión arterial de 24 voluntarios bajo radiación UV y lámparas de calor. En una sesión, se expuso a los voluntarios tanto a los rayos UV como al calor de las lámparas. En otra, los rayos UV fueron bloqueados para que solo el calor afectara la piel.

Como resultado, la presión arterial disminuyó significativamente una hora después de la exposición a los rayos UV, pero no luego de las sesiones con solo calor. Los expertos aseguran que la producción del compuesto que reduce la presión, el óxido nítrico, se separa de la fabricación corporal de vitamina D, la cual aumenta luego de la exposición a la luz solar.

Cabe mencionar que la presión arterial elevada es la principal causa de paros cardiacos y derrames cerebrales.

4. Bienestar emocional

Se cree que la exposición al sol incrementa la liberación de la hormona serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. Se le llama así porque está relacionada con el aumento del estado de ánimo y ayuda a las personas a sentirse calmadas, positivas y concentradas.

mujer feliz bajo el sol

Sin suficiente exposición solar, los niveles de serotonina pueden disminuir, lo cual está relacionado con un mayor riesgo de sufrir un trastorno afectivo estacional. Es una forma de depresión causada por los cambios estacionales. Las personas son más propensas a experimentar un trastorno afectivo estacional en invierno, cuando los días son más cortos.

Como puedes comprender, el sol en cantidades moderadas puede ser bueno para el organismo y para el bienestar emocional. Es hora de aprender a disfrutar sanamente del sol.

 

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.