Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

COVID-19: ¿Cómo reforzar el sistema inmunológico con la alimentación?

Dra. Pamela Carrión

Médico Oncólogo. Subinvestigadora médico AUNA.

abril 27, 2020 5 min lectura

La buena nutrición es crucial para la salud afirman los médicos. Y con la llegada del coronavirus (COVID-19), esta premisa ha cobrado mayor importancia entre las personas que permanecen en casa por la cuarentena, debido a que muchas se preguntan si hay alimentos para tener un sistema inmunológico fuerte frente no solo a un virus, sino a diferentes agentes patógenos como bacterias, hongos o parásitos que circulan en el ambiente.

 

 

No hay un tratamiento específico o una vacuna para el COVID-19. Sin embargo, usted puede tener un sistema inmunológico funcionando de manera óptima gracias a una dieta nutritiva y balanceada, ya que nuestro sistema inmunitario depende de un suministro constante de nutrientes para hacer su trabajo y protegernos de enfermedades.

 

Para ayudar con este propósito, la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró una guía para orientar a las personas en cuarentena por el coronavirus. Entre sus principales recomendaciones destacan:

 

1. Priorizar productos frescos

Opte por alimentos frescos, especialmente frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa, en vez de consumir alimentos altamente procesados.

ensalada de frutas

 

Recuerde que el betacaroteno se convierte en vitamina A, esencial para un sistema inmunológico fuerte. Buenas fuentes de betacaroteno son la zanahoria, mango, espinaca, brócoli, tubérculos, melón, col o albaricoque.

 

La vitamina C aumenta los niveles sanguíneos de anticuerpos y ayuda al cuerpo a determinar qué tipo de protección necesita. Puede consumir toronja, fresa, naranja, kiwi, pimientos rojos y verdes, coliflor, col, entre otros productos.

 

También la vitamina D ayuda a protegernos de enfermedades. Esta vitamina se puede encontrar en el pescado graso (salmón o sardina), huevos, productos lácteos fortificados, tofu y champiñones.

 

2. Consumir fibra

Contribuye a un sistema digestivo saludable y ofrece una sensación prolongada de plenitud, lo que ayuda a evitar comer en exceso. Para garantizar una ingesta adecuada de fibra, intente incluir verduras, frutas, legumbres y alimentos integrales (avena, quinua, arroz, etc.) en todas sus comidas.

 

“Consumir fibra contribuye a un sistema digestivo saludable y ofrece una sensación prolongada de plenitud”, señala la Dra. Pamela Carrión de Oncosalud. 

 

 

No olvide que el zinc ayuda a las células de su sistema inmunológico a crecer y diferenciarse. Por esto consuma frejoles, lentejas, cereales fortificados, nueces, cangrejo, langosta, carne de res, chuleta de cerdo o yogurt.

 

Asimismo, la proteína, los probióticos y prebióticos son componentes clave para las células inmunes y los anticuerpos. Por esto, consuma pescado, pollo, carne de res, leche, yogurt, huevos, legumbres, nuez, plátano, ajo, cebolla, espárrago, alcachofa, o queso.

 

3. Mantenerse hidratado

La buena hidratación es esencial para una salud óptima. El agua es la bebida más saludable, pero también puede hidratarse con alimentos ricos en agua (frutas, verduras y sopas).

vaso de agua

 

Evite beber grandes cantidades de café, té, refrescos con cafeína o bebidas energéticas, ya que puede provocar deshidratación y afectar negativamente sus patrones de sueño, otro factor clave para el buen funcionamiento de su sistema inmunológico.

 

4. Limitar el consumo de sal, azúcar y grasas

La mayoría de estos alimentos y bebidas procesados contienen altos niveles de sal (sodio) y azúcar, por esto limite la ingesta de estos productos y opte por alimentos frescos. Además, la OMS recomienda evitar las grasas trans tanto como sea posible.

Recuerde que un alto consumo de todos estos productos puede tener un efecto negativo en el sistema inmunitario.

 

¿Qué pueden hacer los pacientes con cáncer?

Algunos tipos de cáncer y tratamientos como la quimioterapia debilitan el sistema inmunológico, por lo que los pacientes oncológicos tienen un mayor riesgo de presentar cualquier infección, incluso una que puede ser causada por el COVID-19, según explica el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

 

Por esto, prevención es la palabra clave para los pacientes oncológicos. Evitar el contagio obliga a no exponerse al virus y acatar la distancia social. No obstante, también es importante una alimentación adecuada.

 

Si bien las necesidades de alimentación de los pacientes con cáncer son distintas, las proteínas son necesarias para el crecimiento y la reparación del tejido corporal, así como para mantener sano el sistema inmunológico.

 

“Cuando el cuerpo del paciente no recibe suficiente proteína […] esto podría prolongar el tiempo de recuperación de la enfermedad y reducir la resistencia a las infecciones”, explica la Sociedad Americana Contra el Cáncer.

pescado pollo huevos

 

Buenas fuentes de proteína para los pacientes oncológicos incluyen cortes magros de carnes rojas, huevos, productos lácteos bajo en grasa, nueces, crema de maní, frejoles, lentejas y alimentos de soya.

 

También deben optar por carbohidratos que proporcionan vitaminas y minerales, por eso es recomendable el consumo de frutas, verduras y granos enteros. Además, hay que ingerir suficiente líquido debido a que las células del cuerpo necesitan agua para funcionar.

 

 

Referencias:
 
1. Organización Mundial de la Salud (OMS). “Food and nutrition during self-quarantine: what to choose and how to eat healthily”.
 
2. Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos. “Coronavirus: información para las personas con cáncer”.
 
3. Sociedad Americana Contra el Cáncer. “Nutrición para la persona con cáncer”.

 

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.