Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

Tipos de cáncer linfático y cómo se origina

Dr. Manuel Villarán

Sub Director Científico de Oncosalud.

abril 8, 2019 4 min lectura

El cáncer linfático se inicia en la mayoría de los casos en los ganglios linfáticos cuando fallan los linfocitos. Tal y como lo hacen los demás linfocitos, los cancerígenos pueden presentarse en los ganglios linfáticos, la médula ósea, la sangre, el bazo, el hígado y varios otros órganos. En este artículo podrás conocer los distintos tipos de cáncer linfático y cómo se origina.

Origen del cáncer linfático

Este cáncer, linfoma, suele comenzar en los ganglios linfáticos.. Pero las células cancerosas también pueden llegar a los ganglios linfáticos al desprenderse de un tumor desde un cáncer en cualquier parte del cuerpo, instalándose normalmente en los ganglios más cercanos. En este caso, se llama cáncer metastásico. Cuando el cáncer se ha propagado a ganglios linfáticos es porque se encuentra en una etapa más avanzada.origen-del-cancer-linfaticoFoto: Médico palpando alguna anomalía 

El Dr. Claudio Flores, hematooncólogo de la Fundación Arturo López Pérez, afirma que los síntomas “se pueden confundir con los de infecciones o cuadros inflamatorios comunes, por lo que muchas veces se retrasa el diagnóstico. De ahí que es importante identificarlo a tiempo, antes que la enfermedad provoque complicaciones”1.

El cáncer en los ganglios linfáticos puede tratarse con cirugía, quimioterapia o radioterapia. El tipo de tratamiento o si se usa más de uno dependerá de la ubicación, el nivel de inflamación y la cantidad de células cancerosas y de ganglios afectados2.

Tipos de cáncer linfático

Existen alrededor de 50 tipos de linfomas, pero la clasificación más común nos habla de dos tipos: el de Hodgkin y el no-Hodgkin (que se divide a su vez en linfoma no-Hodgkin de células B o de células T)3.

  • Linfoma tipo Hodgkin o linfoma de Hodgkin: Se produce cuando se forman células cancerosas en el sistema linfático. Hay dos tipos principales: clásico y nodular con predominio linfocítico. En los adultos, el riesgo se puede incrementar por la edad, el sexo y la infección por el virus de Epstein-Barr.

Algunos síntomas del linfoma de Hodgkin son los ganglios linfáticos inflamados, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. Se detecta y diagnostica con pruebas a los ganglios linfáticos. Algunos factores presentes en el paciente pueden afectar las posibilidades de recuperación y las opciones de tratamiento.

  • Linfoma tipo no Hodgkin o linfoma no Hodgkin: El linfoma no Hodgkin (conocido también como NHL por sus siglas en inglés) es un cáncer que comienza en los glóbulos blancos o linfocitos que forman parte del sistema inmunológico humano.

tipos-de-linfomaImage: Símbolo internacional del Linfoma

Normalmente afecta más a los adultos, pero los niños también pueden padecerlo. Suele comenzar en los ganglios o en otro tejido linfático, pero puede extenderse a la piel. El tratamiento depende del tipo, motivo por el cual es importante averiguar el tipo exacto de linfoma que tiene el paciente.

Existen diversos tipos de linfocitos, entre ellos los linfocitos B, llamados también células B. Estos producen los anticuerpos necesarios para combatir bacterias, virus y otras infecciones. También están los linfocitos T, o células T, que exterminan las bacterias, los virus, los hongos y las células anormales, además de estimular a las células B a producir anticuerpos4.

 El tipo de linfoma depende del tipo de linfocito afectado (células B o T), del grado de madurez de las células al transformarse en cancerosas y de otros factores.

Existe otra clasificación de NHL, que se da en función de la velocidad de crecimiento y propagación de las células cancerosas: linfomas indolentes y linfomas agresivos. Los indolentes crecen y se propagan con lentitud y puede que no se necesite tratarlos inmediatamente, pero sí debe realizarse un seguimiento permanente. Por otro lado, están los linfomas agresivos, cuyo crecimiento y propagación es veloz y suelen requerir ser tratados de inmediato5.

celulas-del-linfoma-linfocitos

Imagen: Linfocitos vistos desde microscopio

El cáncer linfático presenta síntomas que pueden ser confundidos con los de algunas enfermedades comunes, por lo que es de suma importancia que consultes con tu médico si alguno de estos te causa alguna sospecha, ya que este tipo de cáncer suele detectarse tardíamente.

El especialista sabrá determinar de manera oportuna qué tipo de cáncer linfático podrías tener y qué tratamiento es el más adecuado para él.  Si deseas más información sobre el cáncer linfático y sus síntomas, visita nuestra página especializada.

 

 

Referencias:

1. Fundación Arturo López Pérez (FALP 2016). Cómo detectar a tiempo el linfoma, el cáncer que se oculta en síntomas comunes. Recuperado de: https://www.institutoncologicofalp.cl/noticia/como-detectar-tiempo-el-linfoma-el-cancer-que-se-oculta-en-sintomas-comunes/

2. MedlinePlus (2018). El cáncer y los ganglios linfáticos. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000824.htm

3. Fundación Arturo López Pérez (FALP 2016). Cómo detectar a tiempo el linfoma, el cáncer que se oculta en síntomas comunes. Recuperado de: https://www.institutoncologicofalp.cl/noticia/como-detectar-tiempo-el-linfoma-el-cancer-que-se-oculta-en-sintomas-comunes/

4. Asociación Americana de Oncología Clínica. Linfoma de Hodgkin: Introducción. Recuperado de: https://www.cancer.net/es/tipos-de-c%C3%A1ncer/linfoma-de-hodgkin/introducci%C3%B3n

5. Asociación Americana de Cáncer (2018). ¿Qué es el linfoma no Hodgkin? Recuperado de: https://www.cancer.org/es/cancer/linfoma-no-hodgkin/acerca/que-es-linfoma-no-hodgkin.html

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.