Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

AFÍLIATE AQUÍ CON 40% de Dscto.
0 %   l e í d o
Volver atrás

14/12/2020 - Léelo en 5 min.

¿Cómo es correr el Dakar mientras se enfrenta al cáncer?

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

El cáncer no pudo impedirle cumplir una de sus grandes metas: correr el Dakar 2012. Juan Antonio Dibós, padre de familia y piloto automovilístico, comparte su testimonio de lucha contra el cáncer de próstata. A continuación, conoce su historia y cómo el despistaje oncológico le salvó la vida.

Testimonios de personas luchando contra el cáncer de próstata

“Estaba en el límite de que mi cáncer se convierta en un tema generalizado”, cuenta Juan Antonio. Corría el mes de agosto del 2011 y el Dr. Iván Aguilar, tenía los resultados de su biopsia. “Te tenemos que operar sí o sí, lo más rápido posible”, recuerda que fueron sus palabras.

Se le realizó una laparoscopía radical completa, que implica ingresar con laparoscopía y retirar toda la próstata y los tejidos adyacentes. Tras ello, siguió un tratamiento oral y más de cuarenta sesiones de radiología.

Fueron cerca de dos años en los que Juan Antonio continuó con su vida e incluso corrió el Dakar. ¿Cómo lo hizo? La clave, explica, es tener motivaciones. Y él tenía dos.

vida despues del cancer

Primera gran motivación: la familia

“A la familia hubo que hablarle tal cual: acá seguimos viviendo igual y la vida continúa”, explica. Los días que tenía tratamiento, se despedía con un “chau me voy a mi tratamiento” y listo.

Toda la familia decidió continuar lidiando con sus temas diarios y no con el tema del cáncer.

“Buscábamos, eso sí, temas más agradables. Dejábamos las preocupaciones como me recomendó el doctor, para que el tratamiento sea más efectivo”.

Incluso hubo espacio para las risas, durante el tratamiento hormonal que tomó luego de la operación. “Ese es un cambio muy gracioso, yo le decía “oiga doctor no me ha advertido de esto: usted me ha dado pastillas hormonales y me han salido chichis”; nos matábamos de la risa con el tema”, recuerda.

New call-to-action

Segunda gran motivación: el deporte

“Yo me encargo del tratamiento, tú ten motivaciones para mantenerte activo y alegre, me dijo el doctor Aguilar”.

Y así fue: el cáncer de próstata no lo iba a dejar fuera del Dakar. “El Dakar llegaba por primera vez al Perú en el 2012 y yo me operaba en el 2011. Tenía que salir de esa operación para poder competir en el Dakar porque es una de las aspiraciones máximas de un piloto del deporte automotor”.

Tras su operación en agosto del 2011, debía descansar tres semanas para cuidar las heridas de la operación. Luego podía continuar con su vida activa. Eso sí: el médico le dijo que si iba a prepararse para el Dakar, debía llamarlo para saber qué tipo de ejercicios podría realizar.

Así, sin interrumpir su tratamiento oral, Juan Antonio se subió a su camioneta para participar. Compitió en la carrera más dura del mundo. Y superó una de las enfermedades más complicadas: el cáncer.

dakar 2012

 

La importancia de los exámenes preventivos

“Si yo iba al examen médico tres meses después, ya iba a ser demasiado tarde. El tema preventivo es el que me salvó”, cuenta.

Por temas familiares, ya había realizado exámenes preventivos diez años atrás. Y recordaba que tras la prueba de tacto rectal, el médico le dijo que volviera en 10 años.

Así fue que, en medio de los exámenes médicos para poder competir en el Dakar 2012, recordó que debía volver a realizarse aquella prueba. En el laboratorio reconocido por el IPD, le dieron sus resultados: tenía un PSA de 11. Ahí es cuando le recomendaron ir a Oncosalud.

“Fui a Oncosalud y me tocó Iván Aguilar, que resultó ser uno de los mejores doctores. Ese fue uno de los temas que me hicieron sentir más tranquilo: tenía la confianza de que el doctor sabía qué era lo correcto para mí, que ya lo había analizado”, explica.

Precisamente, estar tranquilo es otra de las claves que encontró Juan Antonio para enfrentarse con éxito al cáncer.

La otra clave: estar tranquilo

“Los primeros resultados que van saliendo te ponen nervioso, el qué va pasar; tu día a día cambia. Fueron dos meses tensos, hasta que dije: basta, me pongo en manos del doctor”, explica.

El dr. Aguilar le mostró las estadísticas del cáncer de próstata y le explicó cómo iba a ser su tratamiento. Le dijo que las estadísticas mostraban grandes probabilidades de salir del problema.

“Me daba tranquilidad no querer saber más de lo que no iba a comprender. Me iba a enredar con traumas innecesarios en la mente”. Así que solo siguió las indicaciones del doctor, continuó con su vida.

despues del tratamiento de cancer de prostata

 

Oncosalud: líder en la lucha contra el cáncer

Su tranquilidad se debía en parte a la confianza que genera tener un staff médico altamente capacitado. En una reunión previa con el Dr. Pinillos y el Dr. Vallejos, fundadores de Oncosalud, Juan Antonio les pidió recomendarle un doctor.

Ambos le respondieron que los doctores a los que accedes gracias a Oncosalud habían sido elegidos por ellos. Le dijeron que le iba a ir bien con el médico que eligiera. “Me dio confianza que los doctores fundadores de Oncosalud me dijeran eso”.

Una de las anécdotas que le causó una impresión favorable fue cuando inició el trámite para su operación.

“Me acerqué a un escritorio, entregué el documento que me había dado el dr. Aguilar y la encargada me dice algo así: ‘Sr. Dibós a partir de este momento usted entra al programa oncológico de Oncosalud (Oncoplus); no va a gastar nada más; de ahora en adelante, nosotros nos encargamos de usted’. Y así fue, pues el programa Oncoplus otorga cobertura del 100% aplicando exclusiones y copagos.

Pasó cerca de ocho años realizándose chequeos médicos y en el 2019 tuvo su última cita programada. Hoy, Juan Anotnio es un vocero de la prevención del cáncer de próstata. Inclusive, su historia aparece en el libro: “¡Mierda! Tengo cáncer. ¿qué hago?” de Roberto Ibáñez.

Ahí, como en esta entrevista, su mensaje es claro:

“Por favor, no le tengas miedo al examen, ni al tacto rectal; es lo que te puede salvar la vida”, finaliza el sr. Dibós.

Ya conoces uno de los testimonios de personas luchando contra el cáncer de próstata. Ahora ingresa aquí para saber más sobre esta enfermedad.

Conoce más sobre la vida después del cáncer de próstata aquí.

New call-to-action


Últimos blog post

Artículos relacionados

Suscríbete

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos