Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

6 semillas comestibles y sus maravillosos beneficios

Dra. Denisse Bretel M.

Médico graduada de la Universidad Nuestra Señora de La Paz, especializado en cirugía oncológica general con mención en tumores mixtos y mama en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN)

junio 17, 2020 4 min lectura

Los beneficios de las semillas son diversos, estas poseen propiedades nutritivas que ayudan al mejor funcionamiento de tu organismo. Su alto contenido en fibras las hacen responsables también de tu salud intestinal. Además, contribuyen a prevenir ciertas enfermedades crónicas gracias a su contenido en vitaminas, grasas saludables y minerales. Te mencionaremos 6 semillas comestibles y su grandes beneficios para que los agregues a tu alimentación.

 

Existen diversos tipos de semillas. Desde tiempos milenarios, las semillas comestibles fueron la fuente de una alimentación saludable. A continuación te contaremos las propiedades de las semillas más poderosas en sus beneficios para tu salud.

1. La Chía 

La semilla de chía es considerada por excelencia para mantenerte en forma y bajar de peso. Gracias a su alto contenido en fibra, mejora el proceso digestivo y controla el hambre, brindándote la sensación de saciedad. Su alta fuente en proteínas y potasio generan un aporte extra de energía que equilibra el gasto realizado en la actividad física o ejercicio.

 

Posee una función desinflamatoria y reduce el dolor de enfermedades musculares gracias a que tiene Omega 3. Además, es rica en magnesio y zinc, elementos esenciales para el buen funcionamiento de tu sistema inmunológico.

 

Puedes consumir la semilla de chía: En ayunas o desayunos, mezclándolas con agua, zumo o yogurt. De lo contrario espera a que estas absorban el líquido hasta formar un gel y luego úsalas en algún batido.

tipos de semillas chia

2. La Linaza 

Es el nombre que recibe la semilla de Lino, rica también en fibra, omega 3 y omega 9. Es considerada un excelente cereal que mejora tu función intestinal, evitando el estreñimiento. También contribuye a la prevención de enfermedades inflamatorias, como la gastritis.

 

Los fitoestrógenos como los lignanos contenidos en semilla de linaza ayudan a estabilizar los niveles hormonales, por lo que es recomendable que se consuma durante el periodo menstrual para aliviar dolores o la menopausia.

 

Por otra parte, colabora en la prevención del cáncer, ya que posee compuestos anticancerígenos como la lignina que ayuda a dar dureza y resistencia a las paredes celulares.

 

Puedes consumir la semilla de linaza: En infusiones como el emoliente, aunque también te recomendamos comerlas solidas o molidas en tus comidas.

propiedades de las semillas

3. La semilla de amapola 

Las semillas de amapola son una gran fuente de calcio junto con las semillas de sésamo. Poseen gran cantidad de vitamina A, que ayudan a mantener tu cabello y uñas saludables, así como una piel lozana. 

 

Su uso es recomendable cuando te encuentras en estados de estrés, pues son consideradas como un sedante natural y tienen la capacidad de calmar los nervios. Puedes encontrarlas en dos clases, blancas y negras, ambas con las mismas propiedades.

 

Puedes incorporar las semillas de amapola: al hacer galletas o también tostarlas y consumirlas en alguna comida, pues le brindan un aroma especial a los alimentos.

programas oncologicos nutricion sana

4. La semilla de sésamo o ajonolí

El ajonjolí no solo puedes consumirlo como semilla, sino también como aceite natural. Es una fuente de vitamina B (B1, B3 y B6) importante para repotenciar el sistema inmunológico con la formación de glóbulos rojos. 

 

Las semillas de ajonjolí poseen gran cantidad de magnesio y zinc, activos importantes, encargados de combatir el agotamiento físico y mental, así como mejorar la calidad de la memoria y las enfermedades relacionadas al cerebro. Sus altas cantidades de calcio y fósforo, permiten mantener sanos tus huesos.

 

Puedes consumir las semillas de ajonjolí: en ensaladas o desayunos, ya sea crudas o tostadas. También puedes encontrarlas en panes y galletas.

clasificacion de las semillas

5. Las semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son ricas en vitamina B, ácidos grasos y minerales. Puedes usarlas como antiinflamatorios y beberlas en infusión para limpiar tu organismo. Ayudan a prevenir ciertas formaciones de cálculos renales. 

 

Funcionan como antidepresivos ya que contienen L-triptófano, que es un compuesto antidepresivo natural. Poseen propiedades que benefician tu salud cardíaca ya que reduce el colesterol en la sangre gracias a que es un alimento rico en fibra.

 

Puedes consumir las semillas de calabaza: hirviéndolas en agua y sal, y luego hornearlas para que tuesten, después de ello puedes consumirlas en ensaladas o comidas.

6. Las semillas de girasol 

Las semillas de girasol son ricas en ácidos grasos importantes en la reducción del colesterol malo en la sangre, también son consideradas en las dietas ya que aportan saciedad y ayudan a perder peso.

 

Son una fuente de energía para deportistas, por su importante contenido de selenio; así que, si eres una de ellas, te recomendamos que las consumas para tu resistencia y energía física. Además de contener un alto grado de ácido fólico que previene la anemia, interviene en la formación del sistema nervioso y controla la hipertensión.

 

Puedes consumir las semillas de girasol: pelándolas antes para poder comerlas, o también puedes ingerirlas solas, en ensaladas y yogurts.

 

Recuerda que nada actúa aisladamente. El consumo de estas semillas puede ayudarte a bajar los niveles de amenaza de ciertas enfermedades, pero para ello debes acompañarlas con hábitos y alimentación saludable, y lo más importante, realizarte chequeos médicos constantes. Solo así podrás cuidar bien tu salud.

 prevenvida-3-cta

 

Referencias:
 
1. Montero, María (1996). Los Radicales Libres y las Defensas Antioxidantes.Vol. 57, Nº. 4, 1996, págs. 278-281.  Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6292953
 
2. Donaldson, M. S. (2004). Nutrition and cancer: a review of the evidence for an anti-cancer diet. Nutrition journal, 3(1), 19

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.