¡Apúrate que esta promo se acaba! Afíliate con un 40% DSCTO 👉
Afíliate aquí
Tengo una Bolita en la Axila y me Duele: Causas

Tengo una Bolita en la Axila y me Duele: Causas

Lectura de 6 minuto(s)

En ocasiones, es posible que algunas personas sientan bolitas en la zona de la axila las cuales pueden ser bastante dolorosas. Es esencial entender que estas pueden ser causadas por numerosos motivos, desde una gripe hasta algún tipo de cáncer.  En este artículo te explicaremos las posibles causas de esta situación y qué hacer al respecto.

No obstante, es de suma importancia acotar que no necesariamente el causante de la protuberancia es algo que ponga en peligro la vida de la persona. 

De hecho, la mayoría de las veces se encuentra relacionado a condiciones leves que se resuelven por sí solas al poco tiempo.

Es por esto que es fundamental mantener la calma y asistir al médico para un chequeo, tanto general como de la zona, y así determinar la causa específica de la bolita en la axila.

Causas comunes de una bolita en la axila

Existen numerosas condiciones que pueden estar asociadas a la aparición de bolitas en las axilas

Infección bacteriana

Una de las causas más comunes de una bolita dolorosa en la axila es la infección bacteriana. 

Esta puede ser causada por bacterias que ingresan a través de pequeñas heridas en la piel, como cortes o raspaduras, o incluso por la depilación. 

Las bacterias pueden infectar la piel, los folículos pilosos o las glándulas sudoríparas, lo que provoca la formación de una bolita dolorosa llamada absceso.

Hidradenitis supurativa

Es un trastorno cutáneo recurrente y de larga duración que suele afectar a las zonas donde hay glándulas sudoríparas apocrinas, como por ejemplo en las axilas. 

Esta condición provoca la formación de nódulos dolorosos y, en casos más graves, puede dar lugar a la aparición de abscesos y cicatrices. 

Quistes sebáceos

Los quistes sebáceos son bolsas cerradas llenas de material sebáceo que se forman debajo de la piel. 

Estos quistes pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluida la axila. 

Aunque generalmente son inofensivos y no causan dolor, pueden infectarse y volverse dolorosos.

Lipomas

Los lipomas son tumores benignos compuestos de tejido graso que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo donde haya grasa, incluida la axila. 

Por lo general, no causan dolor y se sienten suaves al tacto.

Sin embargo, si un lipoma crece lo suficiente como para presionar los nervios cercanos, puede causar molestias o dolor.

Causas menos comunes de una bolita en la axila

Ganglios linfáticos inflamados

Los ganglios linfáticos son pequeñas glándulas en forma de frijol que forman parte del sistema linfático. 

Están presentes en todo el cuerpo, incluidas las axilas. 

Los ganglios linfáticos pueden inflamarse y volverse dolorosos debido a una infección o inflamación en el área circundante.

Reacción alérgica

Una reacción alérgica a ciertos productos, como desodorantes o jabones, también puede causar la aparición de una bolita dolorosa en la axila. 

En estos casos, la piel puede estar enrojecida e irritada.

Cáncer

Aunque es menos común, una bolita en la axila también puede ser un signo de cáncer, como el cáncer de mama o el linfoma. 

Si la bolita no desaparece después de unas semanas, ha cambiado de tamaño o forma, o si experimentas otros síntomas como fiebre, pérdida de peso inexplicable o sudores nocturnos, es importante que consultes a un médico.

Qué hacer si tengo una bolita en la axila y me duele

Si tienes una bolita en la axila que te causa dolor, es importante que no la ignores.

Aquí hay algunos pasos que puedes seguir:

Observa si hay signos de infección: Si la bolita está enrojecida, caliente al tacto, o si experimentas fiebre, podría tratarse de una infección. En este caso, consulta a un médico lo antes posible.

Aplica compresas frías o calientes: Las compresas frías pueden ser increíblemente beneficiosas para reducir la inflamación, mientras que las compresas calientes pueden ayudar a aliviar dolores y molestias. 

Aplicar una compresa caliente o fría en la axila durante unos 15 minutos, varias veces al día, puede ayudar a reducir la inflamación y mejorar la comodidad.

Evita la depilación: Evita la depilación: Si ves el área inflamada, con heridas o si crees que la bolita podría ser causada por la depilación, evita depilarte hasta que la situación mejore.

Consulta a un médico: Si la bolita no desaparece después de dos semanas, consulta a un médico para que te evalúe y te brinde el tratamiento adecuado.

Recuerda que aunque la mayoría de las bolitas en la axila son inofensivas, siempre es mejor prevenir y acudir a un especialista. 

Mantén una buena higiene y sigue las recomendaciones de tu médico para evitar complicaciones y mantener tu salud en óptimas condiciones.

¿Cuándo asistir al médico y cómo es el diagnóstico?

Una vez se descubre la protuberancia es crucial mantenerla en observación.

Es posible que desaparezca por sí sola, especialmente en aquellos casos donde es causada por reacciones alérgicas.

En caso de presentar un bulto en la axila que dure más de unos pocos días, que continúe creciendo o que esté acompañado de otros síntomas como malestar, fiebre, inflamación o enrojecimiento, es fundamental visitar al médico a la mayor brevedad.

El profesional de la salud está en capacidad, mediante exámenes físicos exploratorios, exámenes de sangre, tomografías y biopsias, de llegar al diagnóstico y proponer el tratamiento adecuado.

Recordando que siempre se opta primero por los métodos de diagnóstico menos invasivos hasta los más invasivos.

¿Existe algún tratamiento para una bolita en la axila?

El tratamiento para la lesión va a depender estrictamente de qué la originó en un principio. 

Debido a esto, es posible tratar las bolitas en la axila de diferentes formas, como las siguientes:

  • Observación y espera: en los casos generados por reacciones alérgicas pueden desaparecer por sí solas.
  • Antibióticos: en los casos donde son causadas por infecciones en la piel o tejidos circundantes.
  • Escisión quirúrgica: Los lipomas a menudo no necesitan tratamiento a menos que causen molestias o dolor. Si es necesario, pueden ser eliminados mediante cirugía.
  • Radioterapias, quimioterapias: en aquellos casos donde la enfermedad de base sea algún tipo de cáncer.

Si tienes un bulto en la axila, es importante que consultes a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuado. 

No intentes tratar o eliminar el bulto por tu cuenta, ya que esto podría causar más daño.

Preguntas frecuentes

¿Las bolitas en la axila que duelen son más comunes en hombres o mujeres?

Las bolitas en la axila pueden afectar tanto a hombres como a mujeres.

¿El uso de desodorantes y antitranspirantes puede causar bolitas dolorosas en la axila?

En algunos casos, el uso de ciertos desodorantes o antitranspirantes puede provocar una reacción alérgica o irritación en la piel, lo que podría resultar en la formación de bolitas dolorosas en la axila. En casos raros, un bloqueo de las glándulas sudoríparas debido al uso de antitranspirantes puede llevar a la formación de quistes pequeños, que también pueden presentarse como bolitas dolorosas. Si experimentas este problema, es importante consultar a un médico.

¿Las bolitas en la axila que duelen son siempre un signo de cáncer?

No, la mayoría de las veces las bolitas en la axila que duelen no están relacionadas con el cáncer. Sin embargo, es importante consultar a un médico si la bolita no desaparece después de unas semanas, cambia de tamaño o forma, o si experimentas otros síntomas preocupantes, como fiebre, enrojecimiento o hinchazón.

¿Qué medidas preventivas puedo tomar para evitar la aparición de bolitas dolorosas en la axila?

En algunos casos, puede ser posible reducir el riesgo de ciertas causas de bultos en la axila. Por ejemplo, mantener una buena higiene puede ayudar a prevenir infecciones. Sin embargo, no todas las causas de bultos en la axila son prevenibles. Es importante realizar autoexámenes regulares y acudir a chequeos médicos periódicos para la detección temprana.

 ¿Qué tipo de médico debo consultar si encuentro un bulto en mi axila?

Si encuentras un bulto en tu axila, puedes empezar por ver a tu médico de atención primaria. Dependiendo de lo que encuentre en el examen inicial, puede remitirte a un especialista como un dermatólogo, un cirujano general o un oncólogo.

Conclusión

Recuerda que aunque la mayoría de las bolitas en la axila son inofensivas, siempre es mejor prevenir y acudir a un especialista. 

Mantén una buena higiene y sigue las recomendaciones de tu médico para evitar complicaciones y mantener tu salud en óptimas condiciones.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Suscríbete a nuestro Blog!

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo