Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

Categoría | Prevención, Salud / Cuidado personal Viernes 06 Octubre 2017

Cuatro razones por las que quizá no estás viendo resultados en tu rutina saludable

Si has implementado cambios en tus rutinas para tener una vida más saludable, pero sigues sin ver resultados como: sentir más energía o dormir mejor, presta atención a estos aspectos que quizás estás pasando por alto.

1. Revisa bien lo que comes

La incorporación de hábitos más saludables en nuestra manera de comer es un proceso que implica informarse bien, derrumbar mitos y ser constante. Presta más atención a lo que estás comprando, opta por comprar más en el mercado y menos en el supermercado, ya que estos se inclinan por los alimentos ultraprocesados a ser ambientes obsogénicos. Observa también lo que ingieres diariamente ¿estás comiendo la cantidad recomendada de proteínas? ¿siempre incluyes una porción de vegetales en tus comidas?

¡Cuidado! No por comer menos vas a ver resultados saludables y satisfactorios. De hecho, cualquier régimen alimenticio que quieras seguir debe estar acompañado por un especialista, como un nutricionista, que adapte el programa a las características de tu cuerpo y a tu estilo de vida. Hacer dietas sin supervisión puede ser peligroso para tu salud.

comersaludable_156969096.jpg

 

2. ¿Trabajas sin parar? Haz pausas activas

Cuando pasas más de cuatro horas sentado frente a la computadora, tu metabolismo se ralentiza y, por muy saludable que esté siendo tu alimentación, el sedentarismo juega en contra de tus progresos. Levántate de tu asiento cada hora y estírate. Esto aumentará tu metabolismo en un 13% y te ayudará a quemar calorías.

Recuerda llevar siempre un snack saludable a tu oficina, puede ser un puñado de frutos secos o una fruta entera de la estación, y tomar mucha agua en el transcurso del día.

habitos_para_dormir_mejor_531769925.jpg

 

3. Duermes muy poco

Otra causa para sufrir un estancamiento en la evolución del cuerpo cuando quieres bajar de peso es la falta de descanso apropiado. Nuestro cuerpo necesita reponer energías después de un día de actividad, dale lo que se merece. Si permaneces despierto el cuerpo empieza a necesitar recursos, por lo que al día siguiente tienden a consumir 300 más calorías y 21 gramos más de grasa.

La medida estándar de “sueño diario necesario” es de ocho horas, pero cada persona es distinta. Prueba irte a la cama siete horas y media antes de que necesites levantarte. Si te despiertas antes de que suene la alarma quizá necesitas menos horas de sueño, pero si te pasas de largo quizá necesitas dormir más de ocho horas. De nuevo: dale a tu organismo lo que necesita y él te corresponderá con más salud.

 comersaludable_673040138.jpg

4. Mucho estrés

Si necesitas una razón adicional para tomar medidas contra el estrés laboral, emocional o familiar, qué tal esta: cuando estás estresado liberas una hormona llamada cortisol que puede aumentar la cantidad de grasa que almacena tu cuerpo y ya sabemos lo que esto le hace a nuestra salud, ¡nada bueno!

Por eso, te recomendamos escoger actividades diarias que te separen del estrés como una actividad física, tocar algún instrumento musical, hacer actividades grupales o involucrarte en alguna práctica artística o meditativa. Si crees que esto no es suficiente, no dudes en pedir ayuda a un profesional en psicología.

Obtén más consejos de nuestros especialistas para mejorar tu estilo de vida en nuestra revista Prevenvida. Descárgala de forma gratuita, aquí.

 

Niño Sano

 

Combatamos el cáncer de mama
Nuevo llamado a la acción
Cotiza