Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

Cáncer de Colon y Recto

Dr. Manuel Villarán

Gerente de Proyectos Médicos.

enero 14, 2020 7 min lectura

¿Qué es el cáncer de colon?

El cáncer colorrectal podría desarrollarse en dos posibles lugares, bien en el recto o en el colon. A estos dos tipos de cánceres se les denominará dependiendo el lugar donde se originaron: cáncer de recto o cáncer de colon.

El colon forma parte del sistema digestivo. Asimismo, es el encargado de absorber las sales y líquidos de los alimentos para formar residuos sólidos, como son las heces fecales o excrementos que posteriormente serán expulsados por el recto.

De igual manera, el recto es la parte final del sistema digestivo y es el responsable de almacenar las heces fecales o el excremento hasta que el cuerpo pueda expulsarlo. Ambos tipos de cánceres comparten muchas características.

El recto y el colon están compuestos por varias capas. Donde se desarrolla el cáncer es en la capa más interna y podría crecer a través de las demás capas.

Es importante conocer que existen varios tipos de cáncer de recto y el cáncer de colon. El más conocido es el de adenocarcinoma. Existen otros menos conocidos como lo son los tumores carcinoides, linfomas, tumores del estroma, sarcomas y gastrointestinal.

  • Adenocarcinomas. Estos cánceres se originan en las células que forman glándulas que fabrican mucosidad para lubricar el interior del colon y del recto. Alrededor del 95% de los cánceres de colon son adenocarcinomas. Casi siempre que los especialistas hablan de cáncer de colon hacen referencia a este tipo de cáncer.
  • Tumores carcinoides. Estos tipos de tumores se inician a partir de células especializadas productoras de hormonas del intestino.
  • Tumores del estroma gastrointestinal. Estos tumores podrían ser localizados en cualquier parte del tracto digestivo, aunque estos son poco frecuentes en el colon. Algunos son benignos, lo que quiere decir que no son cancerosos. Otros son malignos, estos sí son cancerosos.
  • Linfomas. Estos son cánceres que típicamente se forman en los ganglios linfáticos. Sin embargo, también podrían originarse en el colon y el recto o en otros órganos.
  • Sarcomas. Los sarcomas del colon o del recto son poco comunes. Sin embargo, podrían originarse en los vasos sanguíneos, así como también en el tejido muscular y conectivo de la pared del colon y recto.

¿Cómo se ocasiona el cáncer de colon?

Hasta el momento no existe una causa para el cáncer de colon. Un gran número de estos cánceres se manifiestan a partir de un pólipo adenomatoso, también conocido como adenoma. Un pólipo es una protuberancia localizada en la superficie de una mucosa. La mayoría de estos pólipos no progresa; sin embargo, en algunos casos sí lo hace.

Existen dos tipos de adenomas: de bajo riesgo y alto riesgo. Esto dependerá de la cantidad de pólipos, su tamaño y la presencia de componente velloso. Las personas son más propensas a contraer este cáncer si cumplen alguno de los siguientes casos:

  • Consumen mucha carne roja.
  • Tienen exceso de peso.
  • Son fumadores.
  • No realizan actividad física.
  • Consumen alcohol de manera excesiva.
  • Tienen una enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Tienen antecedentes familiares de cáncer de colon.
  • Son mayores de 60 años.

Asimismo, existen factores genéticos que podrían desarrollar esta enfermedad, como tener polposisadenomatosa familiar y cáncer de colon hereditario sin poliposis, también llamados síndrome de Lynch.

Síntomas del cáncer de colon

Existen casos de pacientes con cáncer de colon que no presentaron ningún síntoma. Sin embargo, en otros casos se siente dolor abdominal, diarrea, heces delgadas, sensibilidad, estreñimiento, sangre en las heces y pérdida de peso sin razón.

Dependiendo de donde se encuentre ubicado el tumor en el intestino grueso, el cáncer de colon podría variar sus síntomas. En la etapa avanzada de la enfermedad es donde las molestias más frecuentes empiezan a manifestarse.

Sin embargo, estos síntomas no son exclusivos del cáncer de colon, ya que podrían producirse en otras patologías, como en las hemorroides o determinados trastornos digestivos. Es recomendable ir donde un especialista en cuanto se manifiesten estos síntomas para facilitar el diagnóstico correcto.

Los síntomas del cáncer de colon más comunes son:

  • Cambios en el ritmo intestinal. Los pacientes con cáncer de colon podrían tener diarrea y estreñimiento. Este último a menudo es común en personas que antes tenían un ritmo intestinal normal. No obstante, la alternativa más común es que el paciente padezca periodos de diarrea combinados con periodos de estreñimiento.
  • Dolor o molestia abdominal frecuente. Esto se debe a que el tumor obstaculiza en parte el tubo intestinal y genera un dolor similar a los cólicos. En algunas ocasiones, el cierre del tubo podría llegar a completarse y se produce una obstrucción intestinal; entonces es necesario que el paciente reciba atención médica quirúrgica urgente.
  • Pérdida de peso sin causa aparente. Cansancio constante y pérdida de apetito.
  • Sangre en las heces. Que el paciente presente sangre en las heces es el síntoma más usual de este tumor maligno. El color de la sangre en las heces podría ser negro o rojo.

La presencia de sangre negra aparece porque está digerida y surge de tramos cercanos del colon, dando lugar a heces negras que son también conocidas con el nombre de "melenas". En el caso de sangre roja, se da básicamente cuando la persona presenta tumores en la parte más distante del colon y recto.

Si el paciente no recibe el tratamiento adecuado lo antes posible podría agravarse y dar lugar a la aparición de una anemia. En estas ocasiones podría manifestar cansancio o tener la sensación de que le falte aire, sufrir mareos, entre otros síntomas.

Por otra parte, el intestino se va estrechando y el paciente podría darse cuenta que sus deposiciones cambian de tamaño y son más estrechas. Si los tumores están ubicados en la parte distal del colon, también podría tener la sensación de que no se completa la deposición y que la evacuación no es completa.

intestino sintomas del cancer de colon

Tratamiento del cáncer de colon

Es necesario primero conocer en qué etapa se encuentra el cáncer para poder atacarlo. Los tratamientos son diversos:

  • Cirugía para extirpar las células cancerosas.
  • Quimioterapia para eliminar las células cancerosas restantes.
  • Radioterapia para destruir el tejido canceroso.

El especialista tendrá que determinar el tratamiento adecuado luego de realizar las pruebas que confirmen el diagnóstico. Como ocurre en otros tipos de cáncer, en el cáncer de colon se requiere una terapia multidisciplinaria para poder ofrecer al paciente una tasa de recuperación mayor.

El especialista decidirá cuál es el tratamiento a seguir en función al estado del paciente, la fase en que se encuentra el cáncer y donde está localizado.

Además, si el paciente sufre de otras enfermedades, el especialista tendrá que tomarlas en cuenta, ya que podrían entorpecer el tratamiento. Cada paciente debe recibir un tratamiento que se adapte a sus circunstancias particulares.

Los tratamientos más comunes para estos casos son la cirugía y la quimioterapia. Sin embargo, existen otros tratamientos:

  • Cirugía. Puede utilizarse en todas las etapas de la enfermedad para quitar la parte afectada por el cáncer. Mediante la colonoscopía se extrae un pólipo en una etapa inicial para examinarlo y extirparlo. Otra opción es la colostomía, la cual realiza una apertura desde el colon hacia el exterior y puede ser permanente o transitoria. En este caso, el paciente tendrá que emplear una bolsa especial de uso externo donde se recogerán las heces.
  • Radioterapia. En este tipo de tratamiento se empleará radiación de alta energía sobre la zona afectada con el fin de eliminar las células cancerosas. También puede aplicarse antes de la cirugía con la intención de reducir el tumor y poder extraerlo de forma más sencilla, o luego de la cirugía para terminar de eliminar las células malignas.
  • Quimioterapia. En la quimioterapia se le dará fármacos al paciente con el objetivo de eliminar las células malignas. Esto se lleva a cabo insertando un tubo en una vena, conocida como catéter, por donde se inyectarán los fármacos a través de un sistema de bombeo. A menudo este tratamiento se administra luego de la operación quirúrgica.
  • Inmunoterapia. Para este tratamiento se emplea productos elaborados en laboratorios o productos naturales. Se fundamentan en restaurar o estimular las propias defensas inmunitarias del organismo.

programas oncologicos prevencion

¿Cómo se previene el cáncer de colon?

En las primeras fases se puede detectar el cáncer de colon. Por lo general, las mujeres y hombres mayores de 50 años se deben realizar exámenes de detección sistemática del cáncer de colon.

Con este examen se podrían localizar pólipos antes de que se vuelvan cancerosos y extirpar como una medida de prevención. Es necesario mantener una alimentación baja en grasas y ricas en fibras para reducir el riesgo.

Las personas que tengan antecedentes familiares de cáncer de colon deberían acudir a un especialista, puesto que existen diferentes enfermedades hereditarias relacionadas con esta enfermedad y deben estar atentas a los posibles síntomas.

El especialista podrá sentir tocando más de la mitad de los cánceres de colon o quizás descubrirlos con una rectoscopía, especialmente en el marco de una prevención del cáncer. También debería ejecutarse, así no se presenten síntomas que pudieran indicar un carcinoma, puesto que este tipo de examen forma parte de cualquier examen físico.

Es sumamente importante y recomendable acudir al médico si existe presencia de sangre en las deposiciones, porque podría ser una señal de cáncer de colon. Si bien es cierto que gran parte de los casos están relacionados con simples hemorroides, no se debe entender precipitadamente que las hemorroides son la única causa de sangre en las heces.

La relación que existe entre la duración del contacto de las heces y la formación del cáncer también se explica porque los tumores se manifiestan preferiblemente en los segmentos del intestino inferior y en el ano.

Por esta razón, los alimentos con fibra acortan el paso de las heces y, en consecuencia, el tiempo de contacto con sustancias cancerígenas con la pared intestinal. Es muy importante cuidar nuestra alimentación e incluir alimentos ricos en fibra e intentar evitar los alimentos salados o ahumados.

El sobrepeso, la falta de ejercicio físico y el tabaco pueden incrementar el riesgo de padecer cáncer de colon. Las personas que no fuman, mantienen un peso normal y practican ejercicio físico moderado no solo tendrán un menor riesgo de padecer cáncer de colon, sino también de desarrollar otras enfermedades cardiovasculares o enfermedades cancerígenas.

programas oncologicos prevencion

 

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.