Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

AFÍLIATE AQUÍ CON 40% de Dscto.
0 %   l e í d o
Volver atrás

23/11/2017 - Léelo en 6 min.

5 señales de que podrías tener cáncer de estómago

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

El cáncer de estómago es uno de los tipos de de neoplasia más frecuentes del mundo. Llevar un estilo de vida saludable y tener una dieta balanceada es una de las mejores formas de prevenirlo. Así mismo, debe estar atento si sientes en tu cuerpo ciertas molestias extrañas y persistentes. Aquí te decimos cuáles son las que podrían señalar que estás desarrollando este padecimiento.

Sentirte lleno rápidamente


Es normal que sientas que está satisfecho luego de comer un buen desayuno o un suculento almuerzo. En cambio, un signo de que podrías padecer de cáncer de estómago es que te empiezas a sentir lleno a pesar de haber ingerido pocas cantidades de alimentos. Esto repercute en que bajas de peso de forma alarmante.
 

Senales-del-cancer-de-estomago

Hacer deposiciones o vómito con sangre

Hay distintas enfermedades que ocasionan que las heces o vómitos contengan sangre –como la enfermedad de Crohn- por lo que es importante consultar con un especialista para descartar de qué se trata. Así mismo, debes fijarte en el color del sangrado de tus deposiciones. Si lucen mucho más oscuras de lo normal, es probable que esté relacionado con el cáncer de estómago. Por su parte, el vómito presenta en estos casos un tono rojo brillante. 

Senales-de-cancer-de-estomago

Dolor abdominal

A quién no le ha pasado sentir una molestia a la altura del abdomen, ya sea por una infección intestinal o malos hábitos alimenticios. Lo que indicaría que es cáncer de estómago es que el dolor no desaparece en unas horas o días, sino es persistente, además de ser sordo y justo encima del ombligo. 

Senales-de-cancer-de-estomago

Diarrea o estreñimiento

Al estar siendo tu estómago atacado, todo el proceso de digestión no sigue su curso natural. Además de sentir que no puedes evacuar de forma normal (ya sea porque tienes diarrea o, al contrario, estreñimiento).- Otro síntoma es la dificultad para tragar, ya sea porque duele o hay una sensación de “quemazón” al tragar o porque hay la sensación que los alimentos se atoran en tu garganta al intentar pasarlos. 

Indigestión

Esta común enfermedad puede deberse a tener hábitos alimenticios inapropiados, como comer demasiado rápido o en abundancia, así como por fumar tabaco o beber alcohol en exceso. Pero también podría ser un síntoma del cáncer de estómago. 

Senales-de-cancer-de-estomago

Muchos de estos signos pueden deberse a otras enfermedades relacionadas con el estómago, entre ellos virus o úlceras. Por ello, es importante que si sientes síntomas como los señalados, acudas rápidamente a un médico especialista. Él te consultará cuál es la frecuencia de tus padecimientos y te tomará las pruebas respectivas.

Tratamiento del Cáncer de Estómago

Una vez que el cáncer se diagnostica y se clasifica por etapas, hay muchas cosas que considerar antes de que sus médicos o usted elijan un plan de tratamiento. Es posible que tome una decisión apresurada, pero es importante que usted tome el tiempo necesario para asimilar la información que acaba de recibir. Los tratamientos principales para el cáncer de estómago son:

 

Cirugía

La cirugía es parte del tratamiento para muchas etapas diferentes del cáncer de estómago, si es posible llevarla a cabo. Si un paciente tiene un cáncer en etapa I, II o III y está lo suficientemente saludable, en este momento la cirugía ofrece la única probabilidad real para curar el cáncer de estómago. Dependiendo de la etapa y del tipo de cáncer de estómago, se podría realizar la cirugía para extirpar el cáncer y parte o todo el estómago, así como algunos ganglios linfáticos cercanos. El cirujano procurará dejar el estómago tan normal como le sea posible. Algunas veces, también será necesario extirpar otros órganos.

 

Quimioterapia

La quimioterapia usa medicamentos contra el cáncer que se inyectan en la vena o se administran por la boca como tabletas. Estos medicamentos entran al torrente sanguíneo y llegan a todas las partes del cuerpo, lo que hace que este tratamiento sea útil contra el cáncer que se ha propagado a órganos fuera de donde se originó. Para ayudar a tratar el cáncer de estómago, la quimioterapia se puede emplear de maneras diferentes:

La quimioterapia se puede administrar previo de la cirugía para el cáncer de estómago. Esto es llamada como tratamiento neoadyuvante, puede llegar a disminuir el tamaño del tumor, y facilitar la cirugía. En algunas etapas de cáncer de estómago, es una de las opciones del tratamiento convencional.

La quimioterapia se puede administrar después de la cirugía para extirpar el cáncer. Esto es conocido como tratamiento adyuvante. La quimioterapia adyuvante tiene por objetivo destruir cualquier célula cancerosa que se haya quedado en el cuerpo y que no se puede localizar por ser muy pequeña. Esto puede evitar que el cáncer regrese. Frecuentemente, la quimioterapia se administra con radioterapia después de la cirugía para el cáncer de estómago. Este tratamiento resulta especialmente útil para cánceres que no podrían ser extraídos completamente mediante cirugía.

New call-to-action

La quimioterapia se puede administrar como tratamiento primario (principal) del cáncer de estómago que se ha propagado a órganos distantes. Puede ayudar a reducir el tamaño del cáncer o desacelerar su crecimiento, lo que puede aliviar los síntomas de algunos pacientes y ayudarlos a vivir por más tiempo. Los especialistas administran la quimioterapia por ciclos, con cada período de tratamiento seguido de un período de descanso, para de ese modo permitir que su cuerpo se recupere de lo agotador que resulta este tratamiento, a menudo, cada ciclo dura algunas semanas.

Terapia dirigida

Los medicamentos de quimioterapia enfrentan a las células que se dividen velozmente, por lo que son eficaces contra las células cancerosas. Sin embargo, hay otros factores de las células cancerosas que las hacen sumamente diferentes a las células normales. Puede que los medicamentos destinados funcionen en algunos casos, por ejemplo cuando los medicamentos de la quimioterapia convencionales no sean eficaces. Estos medicamentos también suelen producir por lo general menos efectos secundarios que los medicamentos de quimioterapia convencionales.

Radioterapia

La radioterapia usa rayos o partículas de alta energía para destruir las células cancerosas en un área específica del cuerpo. Para ayudar a tratar el cáncer de estómago, la radiación se puede emplear de maneras diferentes: Antes de la cirugía y para algunos cánceres, se puede administrar la radiación con quimioterapia para tratar de reducir el tamaño del tumor y así facilitar la cirugía. Luego de la cirugía, se puede realizar la radioterapia para destruir los remanentes muy pequeños de cáncer que no pueden ser observados o extirpados durante la cirugía.

La radioterapia, especialmente cuando se combina con los medicamentos quimioterapéuticos, puede postergar o prevenir la recurrencia de cáncer después de la cirugía y podría ayudar a los pacientes a vivir más tiempo. La radioterapia se puede usar para desacelerar el crecimiento y aliviar los síntomas del cáncer avanzado del estómago, como el dolor, el sangrado y problemas para comer. La radioterapia externa es el tipo de radioterapia que por lo general se usa para tratar el cáncer de estómago. Este tratamiento enfoca la radiación en el cáncer desde una máquina que está fuera del cuerpo.

Estos tratamientos usan computadoras y técnicas especiales para enfocar la radiación en el cáncer y limitar el daño a los tejidos normales adyacentes. Generalmente el mejor enfoque usa dos o más de estos métodos de tratamiento. Usted tendrá que comparar los beneficios que ofrece cada tratamiento con los posibles riesgos y efectos secundarios, las alternativas de tratamiento dependen de varios factores. La localización y la etapa del tumor son muy importantes para escoger su plan de tratamiento, también se tomara en cuenta su estado general de salud y edad.

Si deseas conocer más sobre cómo cuidar tu salud, descarga aquí la cuarta edición de nuestra revista Prevenvida.

New call-to-action


Últimos blog post

Artículos relacionados

Suscríbete

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos