<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=921675767948526&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

Categoría | Salud / Cuidado personal, Prevención Miércoles 10 Enero 2018

No fumadores: ¿Cómo cambiar tu estilo de vida para disminuir el riesgo de cáncer?

Seguro ha conocido casos de personas que han fallecido de cáncer de pulmón…sin siquiera haber fumado nunca en su vida. Por ejemplo, en los Estados Unidos mueren unas 30 000 personas anualmente de esta enfermedad, aun cuando no tienen la mala costumbre de encender un cigarrillo.

Si bien no fumar tabaco es la mejor manera de tener menos riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, también hay otros factores que pueden originarlo. Aquí te contamos posibles causas:

 

Gas radón

 

De acuerdo a  la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), la exposición a gas radón es la primera causa de cáncer al pulmón entre no fumadores. Este gas se produce naturalmente al aire libre en cantidades inofensivas, pero puede concentrarse en las casas construidas en el suelo con depósitos de uranio natural.

Existen estudios que demuestran que habitar en hogares contaminados con radón aumenta el riesgo de tener esta enfermedad. Para probar si en tu casa hay presencia abundante de este gas debes hacer pruebas de detección. Te recomendamos esta web: https://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/radon/index.html para que sepas cómo realizarla. Esta forma es la más adecuada, pues el gas radón no puede verse ni olerse.

 shutterstock_371781064.jpg

Fumadores pasivos

 

Cuando te encuentras cerca a una persona que fuma, estás respirando humo de segunda mano. Esa acción involuntaria es muy peligrosa, tanto así que muchos mueren por inhalar aquel humo de un cigarrillo que ni siquiera fumaron.

Afortunadamente esa perjudicial costumbre ya está cambiando, pues cada vez más los lugares públicos no permiten fumar, además de haber campañas para que la gente deje de practicar tan nocivo vicio.

 shutterstock_462323689.jpg

Agentes en el trabajo

 

Los lugares de trabajo también pueden ser una fuente de exposición a elementos cancerígenos como el amianto (también llamado asbesto) y los gases eliminados por los motores diesel. Aunque hay legislaciones para evitar o controlar estos agentes contaminantes, aún hay zonas donde son usados y el peligro sigue presente.

 shutterstock_551899909.jpg

La contaminación del aire

 

Que el aire que respiramos tiene altos niveles de contaminación es algo conocido. Lamentablemente, esto también contribuye al cáncer de pulmón. La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica la contaminación del aire exterior como un agente causante de cáncer.

El primer y más importante paso ya lo diste: dijiste no al cigarrillo. Ahora te toca seguir cultivando una vida saludable. En primer lugar controla que tu casa no tenga gas radón. Así mismo, evita estar en un grupo de personas que fumen –pues te proveerán de humo de segunda mano-, así como reducir lo más posible la exposición a elementos cancerígenos en el trabajo.

shutterstock_536684773.jpg

Una dieta saludable, enfocada en frutas y verduras, te será de gran ayuda no solo para prevenir el cáncer de pulmón, sino en general para gozar de una buena salud. Quizás es injusto, pero un no fumador también puede tener cáncer de pulmón.

Afortunadamente, si sigues estos consejos, la posibilidad de que lo desarrolles se verá reducida. Para conocer más tips de vida sana te invitamos a descargar aquí nuestra revista Prevenvida 5, de manera totalmente gratuita y al instante.

¡Descárgala aquí!

¡Descárgala ahora!
Cotiza