Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

Descubre por qué comer alimentos recocidos pueden causar cáncer

Dr. Manuel Villarán

Gerente de Proyectos Médicos.

octubre 10, 2019 1 min lectura

A veces, sin pensarlo, le podemos “estar haciendo el juego” al cáncer. Cuando comemos sin darnos cuenta que eso que nos gusta, podría ser un factor que lo produzca y que sería mejor evitarlo...


Una buena parrillada es agradable. Carnes cocidas al asador, conversaciones animadas, amistad y relax... Hay quienes gustan de la carne “bien hecha”, cocinada en exceso (“a mí me la das carbonizada” se oye decir a veces); esto puede contribuir a que se formen sustancias potencialmente peligrosas, como son los compuestos N-nitroso y las AHC (aminas heterocíclicas).

Estos compuestos han sido asociados con efectos dañinos para la salud (cáncer, daños en el ADN). No se trata de crear miedo o ser exagerados, pero ese “quemadito” puede ser peligroso. Lo que es bueno y divertido puede transformarse en un peligro cierto. Lo mismo sucede con cualquier tipo de carne (cerdo, pescado, vaca, pollo y buey). La carne bien cocida, pero sin que esto signifique un exceso que dañe la salud.

En general no es saludable comer alimentos recocidos o quemados (por ejemplo las tostadas) porque esto hace que se formen diversos compuestos que pueden ser nocivos para nuestro organismo. El aceite que se use para cocinar debe ser limpio y es totalmente dañino el usar el mismo aceite varias veces. Puede parecer que uno ahorra, pero quien sale perdiendo es la propia salud: el calor deforma la naturaleza del aceite y permite que se formen moléculas tóxicas. Es totalmente insalubre el consumir productos procesados en aceite que haya sido usado varias veces, o sometido a elevadas temperaturas por mucho tiempo.

Diversos estudios alertan sobre estas prácticas y las relacionan con la posibilidad de desarrollar cáncer, por la formación de nitritos y bencenos, por lo que hemos de tener mucho cuidado en saber cómo está preparado lo que estamos comiendo.


Cuidar nuestra salud es absolutamente necesario y de ninguna manera es una exageración hacerlo, porque tenemos que pensar que somos responsables de ella. Un plan de vida saludable no solo nos evitará muchos problemas y gastos, sino que va a proporcionar a nuestro organismo el bien más preciado que se puede poseer.

No “quememos” nuestras posibilidades de buena salud: el cáncer se puede prevenir, así como muchas enfermedades si es que tenemos el cuidado necesario. Cuidado con su próxima parrillada...


Comer saludablemente y hacer ejercicio físico, son dos pilares que previenen el cáncer; siempre está a nuestro alcance lograrlo.

 

Nuevo llamado a la acción

 

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.