¡Apúrate que esta promo se acaba! Afíliate con un 40% DSCTO 👉
Afíliate aquí
Condilomas Genitales: Causas, Síntomas y Tratamientos

Condilomas Genitales: Causas, Síntomas y Tratamientos

Lectura de 3 minuto(s)

Los condilomas genitales, también llamados condilomas acuminados o verrugas, son múltiples lesiones elevadas que se presentan en el área genital y pueden asemejarse a la apariencia de un coliflor.

Las verrugas o condilomas genitales son la manifestación clínica de la infección por VPH o virus del papiloma humano. 

A su vez, es la lesión genital más frecuente, tanto en mujeres como hombres sexualmente activos. 

Sin embargo, en muchos de los casos, el cuerpo logra combatir la infección antes de que se desarrollen los condilomas genitales.

Causas de la aparición de condilomas en los genitales

La principal causa de la aparición de los condilomas es la infección con VPH, la cual se da únicamente vía sexual. 

El contagio sexual ocurre a través del contacto piel con piel con una persona infectada y puede ser mediante sexo oral, vaginal o anal.

Existen numerosas cepas de VPH y no todas están relacionadas al desarrollo de condilomas genitales. 

Solo aquellas cepas de bajo riesgo oncogénico se relacionan con la aparición de estas lesiones. 

No obstante, frecuentemente se observan coinfecciones con otras cepas oncogénicas. 

Es por esto que es importante asistir a consulta médica para evaluar los condilomas.

Cuáles son los síntomas de condilomas genitales

Las infecciones por virus de papiloma humano no suelen generar síntomas. 

Por esta razón, las personas pueden ser transmisoras del virus sin saber que están contagiadas.

A su vez, los condilomas genitales no suelen presentarse con otros síntomas más que la lesión en sí. 

Estas lesiones pueden ser de las siguientes formas: 

  • Elevaciones en la piel únicas o múltiples 
  • Pueden ser muy pequeñas o grandes masas
  • Del color de la mucosa o la piel
  • Ubicadas en vagina, vulva, pene, escroto o ano.

Sin embargo, en los casos donde si presentan otros síntomas, los siguientes son los más frecuentes:

  • Ardor o escozor en la zona adyacente a los condilomas
  • Sangramientos durante las relaciones sexuales
  • Flujo vaginal anormal

Tratamientos disponibles 

La mayoría de los tratamientos disponibles para los condilomas genitales están orientados a la eliminación de las lesiones.

A su vez, también existe la posibilidad de que los condilomas genitales desaparezcan por sí solos una vez que el cuerpo haya combatido la infección por VPH.

No obstante, existen algunos tratamientos tópicos que pueden ser aplicados por los pacientes en casa, como lo son:

  • Cremas citotóxicas: orientadas a la destrucción de los tejidos donde son aplicados.
  • Cremas inmunomoduladoras: estimulan al sistema inmune para que elimine el virus.

En aquellos casos donde los condilomas no involucionan con los tratamientos tópicos, es posible realizar su remoción quirúrgica. 

Esto se puede hacer mediante bisturí, crioterapia o láser.

A pesar de que se pueden eliminar las lesiones de la piel y las mucosas mediante distintos métodos, estos tratamientos no combaten la infección de VPH. 

Por lo tanto, es posible que vuelvan a reaparecer si el cuerpo todavía no ha eliminado el virus del organismo. 

Debido a esto, es importante mantener citas de control después de los tratamientos, para remover las lesiones nuevas que puedan aparecer.

Cómo se diagnostican los condilomas

Una exploración física suele bastar para diagnosticar los condilomas, pero el médico puede hacer algunas pruebas si sospecha algo más grave. 

Querrá examinar toda la zona genital y comprobar si hay otras infecciones que puedan estar relacionadas. 

Es importante recibir un diagnóstico lo antes posible para que el tratamiento pueda administrarse con rapidez y eficacia.

Cómo prevenir la transmisión de los condilomas

Afortunadamente, hay algunas medidas sencillas que las personas pueden tomar para ayudar a prevenir la transmisión del VPH y el posterior desarrollo de condilomas o verrugas genitales. 

Una de las formas más efectivas de prevenir la transmisión del VPH es a través de la vacunación.

En la actualidad hay una vacuna contra el VPH disponible tanto para niños como para niñas.

Vacunarse contra el VPH puede tener un gran impacto en la prevención de la transmisión y posterior infección por condilomas. 

Además, usar protección de barrera al participar en actividades sexuales (por ejemplo, preservativos) también puede ayudar a reducir el riesgo de transmitir y contraer este virus.

Aunque estas medidas no garantizan al 100% la protección frente al condiloma, son importantes para reducir el riesgo general de desarrollar esta enfermedad.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Suscríbete a nuestro Blog!

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo