Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

Categoría | Señales de Riesgo Miércoles 03 Enero 2018

¿Qué signos indican que podrías tener un melanoma?

Existen dos tipos de cáncer de piel: melanoma y no melanoma. El primero es una forma poco frecuente, pues los más comunes son el carcinoma de células basales (el tipo más frecuente) y el carcinoma de células escamosas. Cuando el melanoma empieza en la piel se le denomina cutáneo, mientras que también se puede presentar en las membranas mucosas.

 

¿Qué signos indican un posible melanoma?

 

Uno de los principales puntos en que debes fijarte es en tus lunares. Si observas que uno de estos cambia de tamaño, forma o color o si presenta contornos o bordes irregulares, te sugerimos que consultes al médico.

También debes prestar atención si un lunar tiene más de un color, es asimétrico, te produce picazón o supura, sangra o está ulcerado. Asimismo, un signo de melanoma puede ser que aparezcan lunares cerca de uno ya existente, llamados satelitales.

 shutterstock_313204382.jpg

¿Qué es un lunar común?

 

Consiste en un tumor en la piel que se encuentra, por lo general, arriba de la cintura en zonas expuestas al sol. Muchos de ellos están presentes desde el nacimiento, pero siguen formándose hasta aproximadamente los 40 años de edad.

Su aspecto es de unos 5 milímetros de ancho, redondo u ovalado y con una superficie lisa y borde definido. Entre sus colores más comunes se encuentran el rosado, tostado marrón o castaño uniforme.

 shutterstock_285334325.jpg

¿Es posible que un lunar común se convierta en melanoma?

 

Es probable, pero rara vez sucede. Si bien los lunares comunes no son cancerosos, aquellas personas que tienen más de 50 lunares comunes tienen un mayor riesgo de padecer melanoma. (Ref. Tucker MA. Melanoma epidemiology. Hematology/Oncology Clinics of North America 2009; 23(3):383–395).

 shutterstock_613097849.jpg

¿Cómo diagnosticar el melamona?

 

Las dos pruebas principales para cerciorarse de no tener este tipo de cáncer son el examen de la piel y la biopsia. En el primero el médico revisa la piel para buscar aquellos lunares u áreas pigmentadas de aspecto anormal.

Por su parte, en la biopsia se extrae un tejido anormal, así como una pequeña cantidad de tejido normal circundante, a fin de observarlos en el microscopio y determinar si hay células cancerosas.

 shutterstock_364144964.jpg

Siempre es bueno revisar tu piel a fin de ver si hay algún cambio del cual no te has percatado. Si es así, no dudes en acudir a tu médico de cabecera. Para más consejos de cuidado de tu salud, te invitamos a descargar nuestra revista Prevenvida 5.

Aprovéchalo aquí

Nuevo llamado a la acción
Nuevo llamado a la acción
Cotiza