Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Afíliate aquí
0 %   l e í d o

28/06/2022 - Léelo en 3 min.

Estómago Inflamado y Dificultad para Respirar: Por Qué Pasa

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

¿Alguna vez has tenido el estómago inflamado y sientes que tienes dificultad para respirar? Si es así, no estás solo. Muchas personas experimentan estos síntomas, pero ¿qué los causa? En esta publicación de blog, explicaremos por qué sucede y cómo obtener alivio. ¡Sigue leyendo para más información!

Cuando tienes el estómago hinchado, parece que no puedes respirar profundamente. 

La presión en el pecho dificulta la respiración y el gas en el estómago solo empeora el problema. 

Pero, ¿qué causa esta sensación incómoda y que puede llegar a preocupar? 

Echemos un vistazo más de cerca a la hinchazón y la dificultad para respirar, y exploremos algunas de las posibles causas.

¿Qué es la hinchazón en el estómago?

La hinchazón es una sensación de presión en el estómago. 

Suele ocurrir cuando se acumulan gases en el estómago y los intestinos. 

Cuando esto sucede, el estómago puede sentirse duro al tacto y puedes tener dificultad para respirar. 

¿Cuáles son las causas del estómago inflamado y la dificultad para respirar?

Hay muchas razones diferentes por las que alguien puede experimentar un estómago hinchado y dificultad para respirar. 

Una causa común es la intolerancia a la lactosa, que ocurre cuando el cuerpo no puede digerir la lactosa, un azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. 

Otras causas incluyen ciertos tipos de alergias alimentarias, el síndrome del intestino irritable y la enfermedad celíaca.

En algunos casos, el estómago hinchado y la dificultad para respirar pueden deberse a una afección más grave, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico o la pancreatitis. 

Si experimentas estos síntomas regularmente, es importante consultar a un médico para que la causa subyacente pueda ser diagnosticada y tratada.

Como mencionamos, la hinchazón a menudo es causada por la acumulación de gases en los intestinos. 

Pero otras cosas también pueden causar estos síntomas. 

Por ejemplo, si tienes intolerancia o sensibilidad a los alimentos, puedes experimentar hinchazón y dificultad para respirar después de comer ciertos alimentos. 

Otras causas posibles incluyen:

- Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

- Úlceras pépticas

- Síndrome del intestino irritable (SII)

- Estreñimiento

¿Cómo puedes aliviar los síntomas del estómago inflamado y la dificultad para respirar?

Un estómago hinchado puede ser incómodo y vergonzoso. 

Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para aliviar los síntomas.

Primero, trata de evitar los alimentos que se sabe que causan hinchazón, como los frijoles, el brócoli y las cebollas. 

Si comes estos alimentos, asegúrate de cocinarlos bien para ayudar a reducir sus propiedades productoras de gases. 

Trata de llevar una dieta balanceada que incluya mucha fibra. 

Esto ayudará a mantener el sistema digestivo funcionando sin problemas. 

También, debes evitar comer demasiado de una vez y masticar la comida lenta y completamente. 

Por otro lado, es conveniente evitar las bebidas carbonatadas, que pueden hacer que el estómago se llene de aire. 

En su lugar, bebe mucha agua y té de hierbas durante todo el día. 

Por último, asegúrate de hacer mucho ejercicio. 

El ejercicio ayuda a mover los gases a través del sistema digestivo y también puede ayudar a reducir el estrés.

Si eres propenso a la ansiedad o al estrés, intenta encontrar formas de controlarla mediante el ejercicio, técnicas de relajación o asesoramiento.

Con un poco de ensayo y error, deberías poder encontrar la combinación de cambios de estilo de vida que funcione mejor para ti y así deshacerte de tu estómago hinchado para siempre.

¿Cuándo consultar a un médico por el estómago inflamado y la dificultad para respirar?

Si tienes hinchazón severa o dificultad para respirar, o si los síntomas no mejoran con el tratamiento en el hogar, debes consultar a un médico. 

Estos podrían ser signos de una afección más grave.

Un médico puede ayudar a identificar la causa de sus síntomas y desarrollar un plan de tratamiento.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados