0 %   l e í d o
Volver atrás

31/01/2020 - Léelo en 6 min.

¿Cuán saludable es el bronceado?

Dra. Mariana Serrano Cardoso
Oncología Médica

Muchas personas aprovechan el verano para broncearse la piel. Algunas afirman que el bronceado les otorga un brillo saludable, estiliza la figura, hace lucir la piel más tonificada e incluso las hace ver más atractivas. 

Sin embargo, ¿exponer la piel intencionalmente al sol con el fin de lograr un bronceado “atractivo” es saludable? ¿El bronceado artificial es más seguro? ¿Existe el bronceado saludable?

En este artículo vamos a dar respuesta a estas inquietudes y no solo nos centraremos en el bronceado natural, sino también en los diversos métodos de bronceado artificial que se realizan en interiores. Con seguridad, te llevarás muchas sorpresas. Pero, primero, te brindaremos una breve explicación sobre el bronceado.

¿Cómo se produce el bronceado?

En primer lugar, debemos hablar de la radiación ultravioleta (UV) proveniente del sol. De los tres tipos de rayos UV, la UVA y UVB, pueden llegar a la superficie de la tierra hasta penetrar la piel. 

  • Los rayos UVA penetran las capas más profundas de la piel y, a menudo, se relacionan a reacciones alérgicas1.
  • Los rayos UVB penetran las capas superficiales de la piel y son los principales responsables de las quemaduras de sol.

La piel responde a esta exposición produciendo melanina, ésta se desplaza hacia las capas externas de la piel y se hace visible en forma de bronceado. Por tanto, un bronceado es la reacción de la piel a la exposición de los rayos ultravioleta.

mujer echandose bronceador en las piernas

Sin embargo, debemos tener en cuenta que la piel reacciona a los rayos UV porque los considera una amenaza. Con esta idea fundamental, pasaremos a analizar si es posible obtener un bronceado natural que sea saludable.

New call-to-action

Bronceado natural

Es de común conocimiento que el exceso de radiación UV es perjudicial. Sin embargo, ¿se puede lograr un bronceado saludable si nos exponemos al sol poco a poco hasta conseguir el color deseado? 

La respuesta a esto es única: cualquier cambio en el color de la piel después de una exposición a rayos UV es una señal de lesión, no de salud2. Entonces, el bronceado significa, una exposición excesiva a los rayos UV, así sea de a pocos. Entre los efectos más comunes están el envejecimiento prematuro y las cataratas y, en algunos casos, el cáncer de ojo o cáncer de piel. De hecho, cada vez que te bronceas, aumenta el riesgo de tener cáncer de piel.

hombre bronceandose en la playa

Bronceado artificial

Las lámparas y las camas de bronceado prometen a los consumidores una piel dorada todo el año. Estos métodos emiten radiación UV de forma artificial. 

Debido a que puede controlarse el tiempo de exposición y la intensidad de la radiación UV, muchas personas creen que son inofensivas o, al menos, más seguras que la exposición al aire libre. Sin embargo, no existe ninguna prueba que sustente estas afirmaciones. Por el contrario, el riesgo que presentan puede ser mayor que la radiación natural.

El bronceado en interiores (mediante uso de cámaras, salas o lámparas solares) expone a los usuarios a niveles elevados de radiación y por tanto, aumenta el riesgo de contraer cáncer de piel.

Diversos estudios han descubierto que las personas que utilizan cámaras de bronceado tienen un mayor riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer de piel, incluyendo melanoma, cáncer de células escamosas y carcinoma de células basales. El riesgo de melanoma es mayor si la persona inició el bronceado en interiores antes de los 30 o 35.

Asimismo, el riesgo de carcinoma basocelular y carcinoma de células escamosas aumenta si este tipo de bronceado comenzó antes de los 25 años3. Además, expertos han hallado un aumento del melanoma del 75 % en quienes usaron por primera vez las cámaras de bronceado en la adolescencia o a los 20 años4.

mujer dentro de una camara de bronceado

Entonces, en lugar de buscar un bronceado, lo que debes hacer es proteger tu piel de los rayos UV. A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones.

¿Qué debes hacer para proteger tu piel de los rayos UV?

Seguir estas cinco recomendaciones te ayudará, en gran medida, a cuidar tu piel:

  • Limita tu exposición al sol. Trata de evitar el sol entre las 10 de la mañana y las cuatro de la tarde, cuando los rayos son más fuertes. Además, recuerda que todavía estás expuesto al sol en los días nublados o cuando estás bajo sombra.
  • Usa un protector solar con factor de protección solar (FPS) 15 o superior. Debe ser un protector solar de amplio espectro, con protección para rayos UVA y UVB. Si tienes la piel muy clara, utiliza un FPS 30 o superior. Aplica el protector solar entre 20 y 30 minutos antes de salir y vuelve a aplicarlo al menos cada dos horas.
  • Usa gafas de sol que bloqueen rayos UVA y UVB. Los grandes lentes de sol que cubren los costados del rostro (estilo envolvente) funcionan mejor porque bloquean los rayos UV que entran por los costados de los anteojos.
  • Usa sombrero. Puedes obtener la mejor protección con un sombrero de ala ancha hecho de tela o similar material.
  • Usa ropa protectora. Ejemplos son camisas de manga larga, pantalones largos y faldas. La ropa hecha de tela firme otorga la mejor protección.

Cuida tu piel ante todo, ya que reducirás el riesgo de desarrollar diferentes problemas de salud, y en especial, el cáncer de piel.


Comentarios (2)

Artículos relacionados

Suscríbete

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos