¡La prevención salva vidas! Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas
Afíliate aquí
Carnes Blancas: Cuáles Son y sus Propiedades

Carnes Blancas: Cuáles Son y sus Propiedades

Lectura de 3 minuto(s)

¿Quieres elegir opciones más saludables para tus comidas pero no sabes por dónde empezar? Las carnes blancas son una gran opción, ya que aportan muchos beneficios para la salud. Las carnes blancas no sólo son ricas en proteínas, sino que también contienen vitaminas y minerales esenciales que ayudan a mantener nuestro organismo fuerte y sano. En este artículo analizaremos los distintos tipos de carnes blancas y sus propiedades, para que puedas decidir qué es lo mejor para ti. Sigue leyendo para saber más sobre el poder de las carnes blancas.

Las carnes blancas proporcionan una fantástica variedad de sabores y texturas que pueden aportar variedad a nuestra dieta. 

Desde el pollo al pescado, pasando por el pavo, las carnes blancas se han utilizado durante siglos como parte importante de los festines tradicionales de muchas culturas. 

Pero, ¿por qué exactamente deberíamos optar por la carne blanca frente a otros tipos de fuentes de proteínas? 

¿Qué son las carnes blancas y qué incluyen?

Las carnes blancas son una gran opción para los planes dietéticos que dan prioridad a las proteínas magras. 

Las carnes blancas incluyen el pollo, el pavo y el pescado. 

Estas carnes tienen un sabor suave y un color más claro que las carnes rojas.

Las carnes blancas aportan minerales y vitaminas esenciales como hierro, zinc, vitaminas del grupo B y selenio. 

También suelen tener menos grasas saturadas que otras fuentes de alimentos ricos en proteínas, como la ternera o el cordero. 

Aunque algunos cortes de estas carnes pueden contener más grasa que otros, siguen siendo opciones relativamente bajas en grasa cuando se buscan buenas fuentes de proteínas. 

Añadir carnes blancas a la dieta puede ayudar a aumentar la ingesta diaria de nutrientes beneficiosos, manteniendo al mismo tiempo unos niveles de colesterol saludables.

Propiedades de las carnes blancas

Las carnes blancas suelen considerarse opciones más saludables que las carnes rojas tradicionales, como la ternera o el cordero, ya que contienen menos grasa en general.

Las carnes blancas son grandes fuentes de proteínas magras, algo importante para desarrollar nuestros músculos. 

También son bajas en calorías, pero muy nutritivas, como las vitaminas del grupo B, el zinc y el hierro. 

Comer el tipo adecuado de carne blanca puede ayudar a reducir los niveles de colesterol, por lo que las personas con problemas cardiovasculares pueden considerar esta opción; prueba a asar pollo o pavo sin piel para obtener los mejores resultados. 

Una dieta equilibrada que opte por las carnes blancas puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de salud.

Importancia de incluir carnes blancas en la dieta

Incluir carnes blancas en nuestra dieta es esencial para obtener los nutrientes necesarios para mantener nuestra salud. 

Las proteínas son esenciales para el crecimiento y reparación de los tejidos del cuerpo, además de ayudar en la pérdida de peso y mantenimiento de la masa muscular. 

Además, las carnes blancas también son ricas en minerales como el hierro y el zinc, y en vitaminas del grupo B, que son esenciales para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y metabólico. 

Incluir carnes blancas en nuestra dieta puede contribuir a mejorar nuestra salud cardiovascular, muscular y ósea, y a prevenir enfermedades crónicas.

Recomendaciones para incluir carnes blancas en nuestra dieta

Incorporar carne blanca a la dieta es una forma excelente de obtener más proteínas en las comidas. 

Las carnes blancas, además de ser una gran fuente de proteínas magras, pueden cocinarse de diferentes maneras: a la plancha, salteadas o al horno. 

A la hora de comprar, elige carnes blancas de calidad, y prefiere que provengan de animales con alimentación natural, sin hormonas ni conservantes artificiales.

Además, aprovecha las diferentes carnes blancas que existen para hacer más variado tu menú y obtener todos los nutrientes.

Es importante que las cocines de forma saludable, evitando técnicas de cocción que añadan grasa, como las frituras.

Combinalas con vegetales y carbohidratos complejos,

Recuerda que una alimentación saludable y equilibrada debe incluir verduras, legumbres y frutas.

Finalmente, controla la cantidad que consumes ya que, aunque es una opción saludable, un consumo excesivo puede llevar a un aumento de peso. 

De forma general, una porción recomendada es de unos 150-200 g por comida.

Sin embargo, siempre es conveniente que consultes con el médico o nutricionista, quien te puede asesorar mejor de acuerdo a tus condiciones de salud.

Diferencias entre carnes blancas y carnes rojas

La principal diferencia entre las carnes blancas y las carnes rojas es el contenido de grasas y colesterol. 

Las carnes blancas suelen tener menos grasas saturadas y colesterol que las carnes rojas. 

Además, las carnes blancas tienen menos calorías y son más fáciles de digerir. 

Por otro lado, las carnes rojas contienen más hierro y zinc, y son ricas en vitamina B12 y creatina. 

Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Revisa estos árticulos recomendados

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo
¡Te ayudamos! star