Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Conoce más
0 %   l e í d o

17/10/2021 - Léelo en 3 min.

Vomitar Bilis: Causas, Tratamiento y Prevención

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Si alguna vez has vomitado un líquido amarillo o verdoso, es posible que hayas vomitado bilis. Los vómitos de bilis no suelen ser una afección grave, pero pueden ser molestos e incómodos. En este artículo, veremos las causas de los vómitos de bilis, así como las formas de tratarlos y prevenirlos.

Cuando se vomita, lo último que se desea es sacar la bilis. 

Por desgracia, muchas personas experimentan esta desagradable sensación. 

¿Qué la provoca? ¿Cómo se trata? ¿Y se puede prevenir? 

Sigue leyendo para descubrirlo.

¿Qué es la bilis?

La bilis es un líquido amarillo-verdoso que produce el hígado y se almacena en la vesícula biliar. 

La bilis ayuda a descomponer las grasas en el intestino delgado y también a eliminar los productos de desecho del organismo. 

Aunque la bilis no es esencial para la vida, desempeña un papel importante en la digestión. 

Sin la bilis, las grasas no se descompondrían correctamente y la absorción de nutrientes esenciales se vería afectada. 

Por ello, la bilis es un componente vital del proceso digestivo.

¿Qué son los vómitos de bilis?

Los vómitos de bilis se producen cuando el contenido del estómago y la bilis suben y salen por la boca. 

Pueden ser un síntoma de varias afecciones, desde una infección hasta una obstrucción del sistema digestivo. 

En algunos casos, los vómitos de bilis pueden tratarse en casa con medicamentos de venta libre y cuidados personales. 

Sin embargo, los casos más graves pueden requerir hospitalización y cirugía. 

¿Cuáles son las causas que ocasionan vomitar bilis?

Los vómitos de bilis pueden tener muchas causas diferentes. 

A veces, puede deberse simplemente a un estómago vacío: cuando no hay nada en el estómago para vomitar, es posible que acabes vomitando bilis en su lugar. 

El reflujo biliar -que se produce cuando el ácido del estómago y la bilis suben al esófago- también puede provocar vómitos de bilis. 

Otras veces, puede ser un signo de un problema más grave, como una infección o un bloqueo en el sistema digestivo. 

Si vomitas bilis con regularidad, o si tienes cualquier otro síntoma preocupante, es importante que acudas a un médico para que pueda diagnosticar y tratar adecuadamente la causa.

¿Cómo tratar los vómitos de bilis?

Si alguna vez tienes la desgracia de vomitar bilis, hay algunas cosas que puedes hacer para limpiar tu sistema y sentirte mejor. 

En primer lugar, beber mucho líquido. Esto ayudará a eliminar la bilis de tu sistema y a rehidratar tu cuerpo. 

También puedes tomar un antiácido de venta libre o preguntar a tu médico por un medicamento recetado que te ayude a neutralizar la bilis. 

También es importante que descanses todo lo posible y que evites los alimentos picantes o grasos, ya que pueden agravar tu estómago y hacer más probable el vómito. 

Si sigues teniendo náuseas después de uno o dos días, o si vomitas sangre o bilis de color oscuro, acude al médico de inmediato, ya que podrían ser signos de una enfermedad más grave.

¿Cómo prevenir vomitar bilis?

Vomitar bilis es muy desagradable.

El sabor agrio y el olor ácido pueden hacer que vuelvas a sentir náuseas. 

Si quieres evitar los vómitos de bilis, hay algunas cosas que puedes hacer. 

En primer lugar, intenta evitar comer en exceso. 

Ingiere comidas más pequeñas con más frecuencia a lo largo del día y tómate tu tiempo para masticar bien. 

En segundo lugar, manténte hidratado bebiendo mucho líquido, especialmente agua. 

Y en tercer lugar, evita los alimentos desencadenantes que se sabe que provocan náuseas o vómitos. 

¿Qué hacer después de vomitar bilis?

Si vomita bilis, enjuáguese la boca con agua o con un enjuague bucal de menta para refrescar el aliento.

También es conveniente que te acuestes un rato después, ya que puedes sentirte débil o mareado. 

Si sigues sintiéndote mal, lo mejor es que acudas al médico, ya que puedes estar deshidratado por la pérdida de líquidos al vomitar. 

Para evitar que la bilis vuelva a subir, procura no comer ni beber durante al menos media hora después de vomitar y evita el alcohol durante 24 horas. 

También es importante descansar y no hacer ningún tipo de ejercicio extenuante, ya que esto puede hacer que te sientas peor. 

Si vomitas bilis más de una vez, acude al médico, ya que puedes tener una enfermedad subyacente, como una gastroenteritis o una úlcera de estómago.

¿Cuándo consultar a un médico si vomitas bilis?

En la mayoría de los casos, los vómitos de bilis no son motivo de preocupación. 

Se producen cuando el estómago está vacío y las secreciones ácidas se acumulan.

Esto puede ocurrir después de una borrachera o tras pasar varias horas sin comer. 

En algunos casos, los vómitos de bilis también pueden ser un signo de una enfermedad más grave, como una gastritis o una úlcera. 

Si vomitas bilis con regularidad, o si experimentas otros síntomas, como dolor abdominal intenso, pérdida de peso o sangre en el vómito, es importante que acudas al médico. 

Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas pueden recuperarse rápidamente de un episodio de vómitos de bilis.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados

¡Te ayudamos! star