¡Protégete y ahorra! Afíliate hoy y obtén 40% dscto en nuestros programas destacados 👉
Afíliate aquí

Nutrición

Salud familiar

Bienestar infantil

Fitness

Salud mental

Ver todos ¡Afíliate aquí!
×

Recibe información valiosa para tu salud

Obtén los mejores consejos y tips para prevenir el cáncer y llevar una vida sana

Uratos Amorfos: Causas, Síntomas y Tratamiento

Uratos Amorfos: Causas, Síntomas y Tratamiento

Lectura de 5 minuto(s)

 

Los uratos amorfos son cristales que se encuentran ocasionalmente en los análisis de orina y, aunque pueden ser comunes y no indicar una enfermedad, es importante entender qué son, por qué aparecen y qué podemos hacer al respecto. 

¿Qué son los uratos amorfos

Los uratos amorfos son cristales que pueden aparecer en la orina. Estos se derivan del ácido úrico, que es el resultado de la descomposición de las purinas, unos compuestos hallados en muchos alimentos y generados naturalmente por el organismo. 

Por lo general, el ácido úrico se disuelve en nuestro torrente sanguíneo, es filtrado por los riñones y finalmente excretado a través de la orina.

Sin embargo, bajo ciertas circunstancias, este ácido úrico puede formar unos cristales conocidos como uratos. Estos uratos se vuelven "amorfos" (sin forma definida) cuando se precipitan o se cristalizan en la orina. 

En un contexto clínico, la presencia de uratos amorfos en la orina pueden representar un hallazgo incidental en un examen de orina de rutina. 

Aunque se consideran una señal de enfermedad grave, pueden ser una indicación de que la persona tiene un nivel de ácido úrico más alto de lo normal en la orina. El motivo puede ser una dieta rica en purinas, deshidratación o ciertas afecciones médicas. 

En algunos casos, los uratos amorfos también pueden indicar un riesgo de desarrollar cálculos de ácido úrico en el tracto urinario.

Es importante mencionar que, a pesar de que los uratos amorfos pueden ser comunes, su presencia debe evaluarse en el contexto del cuadro clínico completo del paciente. Si se detectan con regularidad, puede ser útil investigar más a fondo para descartar otras condiciones médicas.

Causas de la aparición de uratos amorfos

La presencia de uratos amorfos en la orina puede deberse a varias razones. Algunas de las causas más comunes incluyen:

Dieta alta en purinas: Las purinas son sustancias presentes en muchos alimentos, especialmente en las carnes rojas, las vísceras, ciertos pescados y mariscos y algunas legumbres. 

Cuando consumimos alimentos ricos en purinas, estos se metabolizan en nuestro cuerpo y se convierten en ácido úrico, que puede formar uratos si los niveles son demasiado altos.

Deshidratación: La deshidratación puede concentrar la orina, aumentar los niveles de ácido úrico y facilitar la formación de uratos amorfos.

Enfermedades: Algunas afecciones médicas, como la gota, aumentar potencialmente los niveles de ácido úrico en el cuerpo, mientras que los cálculos en el tracto urinario pueden estar relacionados con la presencia de uratos amorfos.

pH de la orina inferior a 5.5: Cuando la orina es más ácida, puede facilitar la cristalización del ácido úrico en forma de uratos amorfos.

Es importante recordar que la presencia de uratos amorfos no es necesariamente una señal de una enfermedad grave. 

Sin embargo, si se detectan con regularidad, es posible que se necesiten más investigaciones para descartar condiciones médicas subyacentes.

Síntomas asociados con los uratos amorfos

Los uratos amorfos en sí mismos generalmente no causan síntomas. A menudo, su presencia se descubre durante una prueba de orina rutinaria. 

En casos de altas concentraciones de uratos amorfos, algunos individuos pueden experimentar síntomas urinarios. Esto podría incluir orina de color oscuro, olor fuerte de la orina, o la necesidad frecuente de orinar.

Tratamiento para los uratos amorfos

En la mayoría de los casos, el tratamiento para los uratos amorfos en la orina se enfoca en abordar las causas subyacentes y en la prevención de su formación. 

Aquí hay algunos enfoques de tratamiento:

Cambios en la dieta: Esto podría incluir reducir la ingesta de alimentos ricos en purinas, como las carnes rojas, las vísceras, y ciertos pescados y mariscos, y aumentar la ingesta de alimentos bajos en purinas como frutas y verduras.

Aumentar la ingesta de líquidos: Beber suficiente agua cada día puede ayudar a diluir la orina y a prevenir la cristalización del ácido úrico. 

Medicamentos: En algunos casos, el médico puede recetar medicamentos que ayuden a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre. 

Estos medicamentos suelen reservarse para personas que tienen niveles persistentemente altos de ácido úrico o que tienen otras afecciones médicas.

Seguimiento médico: Es importante que las personas con uratos amorfos hagan un seguimiento con su médico para asegurarse de que los niveles de uratos estén bajo control y de que no haya ninguna afección médica subyacente que necesite tratamiento.

Preguntas frecuentes

¿Los uratos amorfos son peligrosos?

No necesariamente. La presencia de uratos amorfos en la orina puede ser bastante común y no suele ser un indicador de una enfermedad grave. Sin embargo, si se presentan con regularidad o en grandes cantidades, puede necesitarse investigar más a fondo para descartar condiciones médicas subyacentes.

¿Los uratos amorfos pueden causar dolor?

Por sí mismos, los uratos amorfos no suelen causar dolor.

¿Los uratos amorfos siempre requieren tratamiento?

A menudo, la presencia de uratos amorfos en la orina es un hallazgo incidental y no requiere tratamiento. Sin embargo, si los uratos amorfos se presentan con regularidad, es posible que sea necesario hacer cambios en la dieta o en el estilo de vida, o investigar más a fondo para descartar condiciones médicas subyacentes.

¿Qué no debo comer si sufro de presencia de uratos amorfos en la orina?

Si sufres de presencia de uratos amorfos en la orina, lo ideal sería reducir la ingesta de alimentos que son altos en purinas, ya que estas se metabolizan en ácido úrico en el cuerpo y pueden contribuir a la formación de uratos. Algunos de estos alimentos incluyen carnes rojas, vísceras, pescados grasos y mariscos.

Es importante recordar que aunque los uratos amorfos no suelen ser peligrosos, pueden ser un signo de otras afecciones médicas y deben ser evaluados por un médico en el contexto de la salud general de la persona.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¿Quieres más información? Suscríbete y recibe novedades

Revisa estos artículos recomendados

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

¡Protege a tu familia hoy mismo!

Más de 35 años cuidando tu salud.

Descubre cómo podemos ayudarte a mantener un estilo de vida saludable con el respaldo de nuestros expertos.

Conoce más
foto-demo