¡Continuamos con el CYBER ONCO! Afilia a 2 o más personas y obtén 50% DSCTO 👉
Afíliate aquí

Programas

Beneficios

Lo que ofrecemos

Protégete aquí
Úlceras por Presión: Causas, Síntomas y Tratamiento

Úlceras por Presión: Causas, Síntomas y Tratamiento

Lectura de 4 minuto(s)

Las úlceras por presión, también llamadas úlceras por decúbito o escaras, son lesiones ulcerativas que aparecen en la piel producto de presión excesiva en un mismo punto.

Este tipo de lesiones se observan comúnmente en pacientes con movilidad limitada, que se encuentran en silla de ruedas o en cama y se les dificulta cambiar de posición con frecuencia.

Las zonas más afectadas por las escaras suelen ser zonas de la piel donde los huesos hacen presión, como detrás de la cabeza, los omóplatos, los glúteos y los talones.

Causas de las úlceras por presión

La causa principal de la aparición de estas úlceras en la piel es la presión sostenida que ejerce el hueso en el mismo punto. Esto disminuye el flujo sanguíneo a la zona y comienza a deteriorar los tejidos debido a una falta de oxígeno.

No obstante, otros factores pueden contribuir a su desarrollo, como lo son:

  • La tracción: cuando la piel es estirada en dos sentidos diferentes por largos periodos de tiempo puede ocurrir el mismo efecto que genera la presión.
  • La fricción: es irritante para la piel. Si esta se encuentra afectada, puede acelerar la aparición de la úlcera.
  • La humedad: debilita la piel si es expuesta prolongadamente, aumentando el efecto dañino que ejerce la presión en un punto. 

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que los pacientes presenten sensibilidad, enrojecimiento, prurito, dolor o que la zona se encuentre más caliente que el resto de la piel en el lugar donde se producirá una futura úlcera, antes de que esta se forme.

Una vez que ya está instaurada la úlcera por presión, los síntomas suelen ser los siguientes: 

  • Dolor
  • Piel agrietada, desgarrada o ampollas
  • Manchas en la ropa, silla de ruedas o cama de color amarillento o sangre
  • Infecciones de piel en las úlceras
  • Puntos de presión muy sensibles o dolorosos para el paciente
  • Zonas rojas en la piel que no desaparecen una vez retirada la presión

Tipos de úlceras por presión

Una vez que comienzan a aparecer las primeras escaras o úlceras por presión es recomendable identificar su estadio para proceder con el debido tratamiento.

Escaras de estadio 1: son las más leves y aparecen como áreas rojas e inflamadas de la piel. 

Pueden ser tratadas con medidas preventivas, como el cambio de posición y la protección de la piel.

Escaras de estadio 2: son más profundas y pueden aparecer como áreas de piel abierta o hundida. 

Pueden requerir tratamiento con cremas y ungüentos especiales, así como cambios en la posición del paciente.

Escaras de estadio 3: este estadio presenta pérdida de la piel así cómo del tejido subyacente. 

La úlcera pasa a ser una herida profunda que posiblemente requiera tratamiento con antibióticos.

Escaras de estadio 4: es el estadio más grave de las úlceras por presión. La piel presenta un daño muy grande, hay necrosis del tejido adyacente y tanto los músculos como los huesos pueden verse afectados.

El riesgo de presentar infecciones graves, es mayor en este estadio.

El tiempo de curación de las escaras varía dependiendo del grado de la lesión y de la salud general del paciente. 

Es importante realizar un diagnóstico temprano y seguir las recomendaciones del especialista para lograr una curación rápida y evitar complicaciones.

Opciones de tratamiento de las úlceras por presión

El principal tratamiento para este tipo de lesiones es liberar la presión de la piel constantemente cambiando de posición cada cierto tiempo.

De igual forma, algunas de las recomendaciones para tratar y prevenir las lesiones por presión son:

  • En pacientes en cama se recomienda cambiar de posición cada dos horas
  • Intentar cambiar de punto de apoyo mientras se encuentra en silla de ruedas
  • Hacer uso de colchones especiales que liberen la presión en puntos de apoyo
  • Llevar una dieta alta en proteínas
  • Beber suficiente líquido 
  • Mantener el tejido ulcerado limpio y vendarlo para evitar infecciones
  • Mantener la cabeza de la cama horizontal o a un ángulo de 30 grados
  • Mantener la ropa de cama tensa 

En conclusión, este tipo de lesiones afectan en su mayoría a personas con movilidad limitada y son totalmente prevenibles mediante un buen cuidado de la posición del paciente. 

Aún cuando se desarrollan, son tratables y desaparecerán siempre y cuando la herida sea atendida a tiempo. 



Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Suscríbete a nuestro Blog!

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo