¡Protégete y ahorra! Afíliate hoy y obtén 40% dscto en nuestros programas destacados 👉
Afíliate aquí

Programas

Beneficios

Lo que ofrecemos

¡Afíliate aquí!

Nutrición

Oncorecetas

Fitness

Salud mental

Estilos de vida

Bienestar infantil

Ver todos ¡Afíliate aquí!
×

Recibe información valiosa para tu salud

Obtén los mejores consejos y tips para prevenir el cáncer y llevar una vida sana

Tos Persistente: Causas, Síntomas y Tratamiento

Tos Persistente: Causas, Síntomas y Tratamiento

Lectura de 5 minuto(s)

Si alguna vez has experimentado una tos persistente, sabrás lo frustrante y molesto que puede ser. No sólo puede afectar tu calidad de vida, sino que también puede ser una fuente de preocupación sobre tu estado de salud. En este artículo, desglosaremos las causas, síntomas y tratamientos de la tos persistente para que puedas entender mejor qué está sucediendo en tu cuerpo y qué puedes hacer al respecto.

¿Qué es una tos persistente?

Una tos se considera persistente si dura más de ocho semanas en adultos o más de cuatro semanas en niños. 

No siempre es motivo de alarma, pero es importante abordarla adecuadamente para descartar condiciones médicas subyacentes que podrían requerir tratamiento específico.

Causas más frecuentes de la tos persistente

Infecciones respiratorias

Después de sufrir alguna de las enfermedades respiratorias virales como el resfriado común, la gripe, bronquitis o neumonía, es posible que la tos persista durante varias semanas. 

Esto se conoce como tos post infecciosa, y aunque puede ser muy molesta, generalmente se resuelve con el tiempo sin tratamiento específico.

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

La EPOC es una enfermedad crónica que afecta los pulmones y vías respiratorias, a menudo causada por años de fumar. 

Una de las señales más comunes de la EPOC es una tos persistente acompañada de producción de moco.

Asma

El asma es otra causa común de tos persistente. 

Este tipo de tos suele ser seca y puede empeorar por la noche o después del ejercicio. 

A menudo, la tos se acompaña de otros síntomas de asma, como sibilancias y dificultad para respirar.

Goteo nasal posterior

Se refiere a la sensación de que el moco o líquido se acumula en la parte posterior de la garganta.

Este fenómeno comúnmente ocurre debido a una inflamación prolongada en el revestimiento de la nariz, conocida como rinitis, o en los senos paranasales, denominada sinusitis crónica.

Alergias

Las alergias a cosas como el polen, el polvo o el pelo de animales pueden provocar una tos persistente. 

En estos casos, la tos suele ser solo uno de varios síntomas, que también pueden incluir ojos llorosos, nariz congestionada y estornudos.

Reflujo Gastroesofágico (ERGE)

El reflujo ácido puede causar una forma de tos crónica. Este tipo de tos generalmente empeora cuando estás acostado o justo después de comer.

Medicamentos

Algunos medicamentos, especialmente ciertos tipos de medicamentos para la presión arterial como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), pueden tener efectos secundarios que incluyen la tos.

Irritantes ambientales

La exposición a irritantes como el humo del tabaco, la contaminación del aire o productos químicos industriales también puede contribuir a una tos persistente.

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón no es la causa más común de tos persistente. Por lo general, en estos casos la tos irá acompañada de otros síntomas graves, como pérdida de peso, cansancio y dificultad para respirar.

Si tienes una tos persistente, es importante que hables con un profesional médico para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento. 

Síntomas de la tos persistente

Aparte de la tos en sí, podrías experimentar otros síntomas, dependiendo de la causa subyacente:

  • Moco o flema: Puede ser claro, blanco, amarillo o verde.
  • Dificultad para respirar: Especialmente común en casos de asma o EPOC.
  • Dolor de garganta: Debido a la tos constante.
  • Ronquera: Irritación en las cuerdas vocales.
  • Cansancio: La actividad de toser puede ser agotadora.

 Si experimentas síntomas más graves, como pérdida de peso, fiebre alta o dificultad para respirar, debes buscar atención médica inmediata.

Diagnóstico

El diagnóstico de una tos persistente generalmente comienza con una revisión detallada de los síntomas y el historial médico del paciente, seguido de un examen físico. 

Durante la consulta, el médico puede preguntar sobre la duración de la tos, otros síntomas asociados, medicamentos que estés tomando y posibles exposiciones a alérgenos o irritantes. 

Esto proporciona pistas valiosas que podrían apuntar hacia la causa subyacente de la tos.

Para un diagnóstico más preciso, se pueden requerir pruebas adicionales como radiografías de tórax, pruebas de función pulmonar o ecografías. 

Estas pruebas ayudan a descartar o confirmar condiciones específicas.

Con base en estos resultados, se puede establecer un plan de tratamiento más efectivo.

Tratamiento de la tos persistente

Tratamientos farmacológicos

Dependiendo de la causa, se pueden prescribir diferentes tipos de medicamentos:

  • Antihistamínicos para tratar alergias.
  • Broncodilatadores e inhaladores de corticosteroides para afecciones como el asma.
  • Antibióticos si se sospecha de una infección bacteriana.

Algunas personas también encuentran alivio con remedios caseros, como la hidratación constante y el uso de humidificadores para añadir humedad al aire.

Prevención

Mantener un estilo de vida saludable, como comer bien, hacer ejercicio y dejar de fumar, puede ayudar a prevenir la tos persistente. 

Además, vacunarse contra la gripe anualmente y lavarse las manos con regularidad puede reducir el riesgo de infecciones respiratorias.

Conclusión

Una tos persistente puede ser más que una simple molestia; podría ser un síntoma de una condición médica subyacente que necesita atención. 

Afortunadamente, una vez que se identifica la causa, generalmente hay tratamientos efectivos disponibles. 

No ignores una tos persistente; consulta a un médico para un diagnóstico y plan de tratamiento adecuados.

Preguntas frecuentes sobre la tos persistente

¿Cuándo debería consultar a un médico por una tos persistente?

Si tienes una tos que dura más de ocho semanas en adultos o cuatro semanas en niños, es una buena idea consultar a un médico. También deberías buscar atención médica si experimentas síntomas más graves como fiebre alta, dificultad para respirar, tos con sangre o pérdida de peso.

¿Las pastillas para la tos o los jarabes son efectivos para tratar una tos persistente?

Depende de la causa de la tos. Algunos jarabes para la tos y pastillas pueden ofrecer alivio temporal de los síntomas pero raramente abordan la causa raíz del problema. Es mejor consultar a un médico para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Es contagiosa una tos persistente?

Si la tos persistente es causada por una infección viral o bacteriana, sí podría ser contagiosa. Sin embargo, muchas toses persistentes son el resultado de afecciones crónicas como alergias o asma, que no son contagiosas.

¿Qué sucede si no se trata la tos persistente?

Si no se trata, una tos persistente puede llegar a causar fatiga debido al esfuerzo constante, mareos y, en casos extremos, dolores musculares y hasta costillas fracturadas.

¿A cuál médico acudir por una tos persistente?

Lo mejor es empezar por consultar a tu médico de atención primaria. Según el diagnóstico, podrías ser remitido a un especialista como un neumólogo, alergólogo o gastroenterólogo para un tratamiento más específico.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¿Quieres más información? Suscríbete y recibe novedades

Revisa estos artículos recomendados

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

¡Protege a tu familia hoy mismo!

Más de 35 años cuidando tu salud.

Descubre cómo podemos ayudarte a mantener un estilo de vida saludable con el respaldo de nuestros expertos.

Conoce más
foto-demo