¡Volvío la mejor promoción! Afíliate con un 40% DSCTO 👉
Afíliate aquí
Tomografía Abdominal: Todo Sobre Este Examen

Tomografía Abdominal: Todo Sobre Este Examen

Lectura de 4 minuto(s)

La tomografía abdominal, también llamada tomografía computarizada abdominal, es un tipo de exámen imagenológico ampliamente utilizado para observar el estado de los órganos internos del abdomen.

Por esta razón, es un examen particularmente útil a la hora de establecer diagnósticos de forma rápida y certera en pacientes con síntomas abdominales.

Este examen puede indicarse a casi cualquier persona que lo necesite sin importar la edad. 

De hecho, es posible ajustar las dosis de radiación al mínimo para poder usarlo en niños. No obstante, las mujeres embarazadas deberían abstenerse.

Qué es una tomografía abdominal

Las tomografías computarizadas del abdomen son un tipo de examen imagenológico que se utiliza para observar el interior de los órganos del cuerpo.

Esto se logra mediante un aparato de rayos X especial que rota sobre una camilla el cuál permite obtener imágenes de distintos ángulos. 

Las imágenes conseguidas pueden observarse en una computadora o se pueden imprimir en un papel especial para su visualización.

A su vez, las imágenes obtenidas muestran cortes transversales de los órganos del abdomen. Esto puede utilizarse para recrear una visión en 3D de los órganos.

Al igual que en las radiografías convencionales, es necesario que los pacientes se mantengan inmóviles para no obtener imágenes borrosas. 

Es por esto que es posible que se les pida a los pacientes aguantar la respiración en algunas ocasiones, así como también hacer uso de cojines o correas que ayuden al paciente inmóvil.

En aquellos casos donde esto sea imposible, se recomienda la sedación previa al examen para garantizar que se obtengan imágenes de calidad.

Importancia de la tomografía abdominal en el diagnóstico médico

La tomografía abdominal es una herramienta de diagnóstico médico de gran importancia debido a su capacidad para proporcionar imágenes detalladas y precisas de los órganos, tejidos y estructuras internas del abdomen. 

Su importancia en el diagnóstico médico radica en varios aspectos clave:

Diagnóstico no invasivo: La tomografía computarizada (TC) permite obtener imágenes de alta resolución de la cavidad abdominal sin necesidad de procedimientos invasivos, como la cirugía o la exploración manual. 

Esto reduce los riesgos y complicaciones asociados con los métodos invasivos y proporciona una opción de diagnóstico más cómoda y segura para el paciente.

Detección temprana de enfermedades: Este procedimiento puede detectar enfermedades y afecciones en sus etapas iniciales, lo que permite un tratamiento temprano y potencialmente más eficaz. 

Esto es especialmente importante en el caso de tumores malignos, donde una detección temprana puede marcar una gran diferencia en el pronóstico y la supervivencia del paciente.

Amplia gama de aplicaciones: La TC abdominal se utiliza para diagnosticar y evaluar una amplia variedad de condiciones médicas, que incluyen enfermedades inflamatorias, infecciones, traumatismos, anomalías vasculares y neoplasias. 

Esto la convierte en una herramienta versátil y esencial en el campo de la medicina.

Guiar y monitorear tratamientos: La tomografía abdominal también se utiliza para guiar procedimientos médicos, como la colocación de drenajes o la realización de biopsias.

También, para monitorear la efectividad de los tratamientos en curso, como la quimioterapia o la radioterapia.

Precisión y especificidad diagnóstica: El examen proporciona imágenes tridimensionales de alta resolución, lo que permite a los médicos identificar y caracterizar con precisión las lesiones y patologías presentes en el abdomen. 

Esto facilita la toma de decisiones clínicas y mejora la precisión del diagnóstico.

En qué ocasiones se recomienda la tomografía abdominal

Las tomografías computarizadas abdominales se pueden recomendar para el diagnóstico o seguimiento de distintas condiciones, como las siguientes:

  • Infecciones: es posible observar abscesos o procesos infecciosos como apendicitis.
  • Algunos procesos inflamatorios: como en el caso de la pancreatitis, pielonefritis o enfermedad de Crohn.
  • Cáncer: es posible observar y delimitar tumores que se encuentren en la zona abdominal.
  • Cálculos: es posible observar algunos cálculos en el riñón y vejiga.
  • Planificar y hacer seguimiento de tratamientos: es posible que sea necesario una tomografía computarizada para la planificación de cirugías o de tratamientos con radioterapia, así como también para observar su eficacia.

También es útil en pacientes que han sufrido accidentes debido a que permite observar rápidamente si existen hemorragias internas y donde están localizadas, lo cual puede ser de vida o muerte para estos pacientes.

Cómo es el proceso

El proceso es rápido, puede durar desde unos minutos hasta aproximadamente 40 minutos. 

A su vez, es indoloro aunque permanecer completamente inmóvil puede ser incómodo para algunos pacientes.

En ocasiones es necesario administrar un contraste previo al examen. 

Es importante avisar al personal sobre cualquier tipo de alergias que se tenga para evitar una reacción alérgica al contraste.

Los pacientes deben quitar cualquier joya o accesorio, así como las prótesis dentales, antes de realizarse el examen, debido a que pueden interferir con las imágenes. 

No obstante, el personal provee una bata quirúrgica que se utilizará durante el examen.

Preguntas frecuentes

¿Necesito alguna preparación previa antes de someterme a una tomografía abdominal?

Sí, a menudo se requiere ayuno de 4 a 6 horas antes del examen y, en algunos casos, la administración de contraste oral o intravenoso. 

El médico o técnico proporcionará instrucciones específicas según cada caso.

¿La tomografía abdominal es dolorosa?

No, la tomografía abdominal es un procedimiento no invasivo e indoloro. 

Por otro lado, es posible que se sienta alguna molestia al tener que permanecer inmóvil durante la toma de imágenes.

¿La tomografía abdominal implica exposición a la radiación?

Sí, la tomografía abdominal utiliza rayos X, que son una forma de radiación ionizante. 

Los avances tecnológicos han permitido reducir significativamente las dosis de radiación en los exámenes de TC.

¿Cuánto tiempo dura una tomografía abdominal?

El tiempo de toma de imágenes en una tomografía abdominal suele ser breve, alrededor de 5 a 10 minutos. 

Sin embargo, el tiempo total, incluyendo la preparación y el procedimiento en sí mismo, puede variar de 30 minutos a una hora.

¿Existen contraindicaciones para la tomografía abdominal?

Algunas contraindicaciones incluyen alergia al medio de contraste, insuficiencia renal grave y embarazo. 

En casos específicos, se evaluarán los riesgos y beneficios antes de realizar el examen.

¿Cuándo se obtienen los resultados de una tomografía abdominal?

Generalmente, los resultados de una tomografía abdominal están disponibles dentro de las 24 horas posteriores al examen. 

El tiempo puede variar dependiendo de la complejidad del caso y la carga de trabajo del radiólogo.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Únete a nuestra comunidad de cuidado y prevención contra el Cáncer!
Suscríbete a nuestro blog para recibir información actualizada y tips de salud.

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo