Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Conoce más
0 %   l e í d o

18/10/2021 - Léelo en 3 min.

Tipos de Cefaleas: Causas y Tratamientos

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Los dolores de cabeza son una condición de salud bastante común que puede tener numerosas causas. Hay diferentes tipos de cefaleas, por lo que resulta conveniente conocer cuáles son, sus causas y tratamientos.

En algunos casos, está claro cuál es la causa del dolor de cabeza, como por ejemplo por el consumo de alcohol en exceso.

Pero otras veces, puede ser más difícil identificar el origen del dolor de cabeza. 

En este artículo se analizan los distintos tipos de dolores de cabeza, así como sus causas y opciones de tratamiento. 

Si comprendes los distintos tipos de dolores de cabeza y sabes cómo tratarlos, podrás aliviar tu dolor de forma rápida y eficaz.

Cuáles son los diferentes tipos de cefaleas

Las cefaleas se clasifican principalmente en cefaleas primarias y cefaleas secundarias.

Las cefaleas primarias son las más comunes y son aquellas que no se originan por ninguna enfermedad, mientras que las cefaleas secundarias son aquellas que aparecen debido a una enfermedad subyacente.

Cefaleas primarias: Causas y tratamientos

La más frecuente cefalea primaria es la cefalea tensional. 

Las cefaleas tensionales suelen estar provocadas por el estrés y se caracterizan por un dolor sordo y punzante. 

A menudo, las personas que sufren cefaleas tensionales sienten dolor en ambos lados de la cabeza. 

El tratamiento de las cefaleas tensionales suele incluir analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno o el paracetamol. 

En algunos casos, las técnicas de relajación, como los masajes o el yoga, también pueden ser útiles.

Las migrañas son otro tipo común de dolor de cabeza. 

Las migrañas suelen ser más intensas que las cefaleas tensionales y se caracterizan por un dolor punzante, a menudo en un lado de la cabeza.

Las migrañas también pueden ir acompañadas de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido. 

Las personas que padecen migrañas suelen tener antecedentes familiares de este tipo de dolencias. 

El tratamiento de las migrañas incluye analgésicos de venta libre, así como medicamentos recetados que pueden ayudar a prevenirlas.

Las cefaleas en racimo son otro tipo de dolor de cabeza que es menos común. 

Se caracterizan por un dolor agudo y punzante que suele darse en un lado de la cabeza. 

Las cefaleas en racimo suelen producirse en grupos, o racimos, y pueden durar semanas o meses. 

Las cefaleas por crioestímulo son el resultado de la exposición a algo muy frío, como los helados o el agua fría. 

El dolor suele ser pulsátil y unilateral, con una duración corta.

Cefaleas secundarias: Causas y tratamientos

A veces, los dolores de cabeza pueden ser un signo de algo más serio.

En el caso de las cefaleas secundarias, estas están causadas por una enfermedad subyacente.

No son cefaleas primarias, es decir, que no están causadas por cosas como el estrés o la tensión muscular.

En cambio, son causadas por cosas como infecciones, consumo de ciertas sustancias o lesiones.

Hay varios tipos diferentes de cefaleas secundarias.

Los golpes sufridos en la cabeza o el cuello, como los causados por accidentes de tráfico, pueden provocar dolores de cabeza por traumatismo.

El consumo o inhalación de sustancias como el alcohol o el monóxido de carbono, también puede provocar dolores de cabeza. 

Asimismo, si dejas de consumir una sustancia que sueles utilizar de forma habitual -como el alcohol o las drogas-, tu cuerpo puede verse privado de su "dosis" química, lo que provoca síntomas de abstinencia como los dolores de cabeza.

Las infecciones, como la sinusitis, la meningitis y la encefalitis, van a veces acompañadas de dolores de cabeza. 

Pero estas infecciones casi siempre van acompañadas de fiebre.

Cuando acudir al médico por una cefalea

La mayoría de nosotros sufrimos algún dolor de cabeza ocasional y, en la mayoría de los casos, no hay de qué preocuparse. 

Pero hay algunos casos en los que deberías acudir al médico por tu dolor de cabeza. 

Por ejemplo, si tienes dolor de cabeza acompañado de fiebre, rigidez de cuello, náuseas o vómitos.

También si tienes un dolor de cabeza repentino e intenso que surge de la nada o si tienes dolores de cabeza frecuentes que empeoran con el tiempo.

Y si además del dolor de cabeza tienes otros síntomas, como confusión, dificultad para hablar, parálisis o problemas de visión, es importante acudir al médico de inmediato para descartar cualquier problema médico subyacente.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados

¡Te ayudamos! star