¡La prevención salva vidas! Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas
Afíliate aquí
Síntomas de Riñones Inflamados: Causas y Tratamientos

Síntomas de Riñones Inflamados: Causas y Tratamientos

Lectura de 5 minuto(s)

Los síntomas más frecuentes que se encuentran asociados a la inflamación de los riñones, también llamada nefritis o glomerulonefritis, generalmente son sangre en la orina, así como también una reducción en su cantidad.

Los riñones son los órganos encargados de filtrar la sangre de distintas sustancias y medicamentos. 

Cuando los riñones están inflamados, pueden alterar la forma y función de los glomérulos, sus principales estructuras. Esto impide la filtración de la sangre con el tiempo.

A su vez, esto puede tener distintas consecuencias graves para la salud del paciente, como hipertensión arterial, ocular, e incluso daño renal permanente y necesidad de diálisis o trasplante.

¿Cuáles son los síntomas de riñones inflamados?

Existen distintos síntomas que pueden indicar que los riñones se encuentran inflamados y no están llevando a cabo su trabajo de filtración correctamente, como lo son:

  • Sangre en la orina
  • Proteínas en la orina
  • Disminución del gasto urinario
  • Retención de líquidos e hinchazón de cualquier parte del cuerpo
  • Dolor abdominal o de espalda
  • Hipertensión arterial
  • Cansancio y anemia 

No obstante, también existen otros síntomas que pueden presentarse durante la inflamación de los riñones. 

Estos pueden ayudar a diferenciar la causa, como la fiebre la cual suele indicar infecciones.

De igual forma, es posible que la intensidad de los síntomas varíe dependiendo del grado de inflamación y daño renal.

Por qué se inflaman los riñones

Existen distintas condiciones que pueden generar inflamación en los riñones. 

Las más comunes son:

  • Infecciones virales y bacterianas
  • Algunas afecciones genéticas
  • Enfermedades autoinmunes como el lupus
  • Abuso de medicamentos 
  • Dietas desbalanceadas que producen exceso de residuos corporales, como ácido úrico
  • Diabetes no controlada 
  • Cálculos renales 

Algunas de las causas que pueden producir inflamaciones agudas tienen una aparición repentina, como las infecciones. 

Por el contrario, otras pueden ser de origen crónico, generando una inflamación de larga data que empeora con el tiempo. 

Un ejemplo de esto es la inflamación renal causada por diabetes.

En todos los casos, es importante implementar un plan de tratamiento acertado que sea capaz de atacar la causa de la inflamación. 

Esto tiene la finalidad de desinflamar los riñones y detener el daño renal antes de que sea irreversible.

Posibles tratamientos

El tratamiento para la nefritis depende de lo que la esté causando. 

Es por eso que las opciones de tratamiento son muy variadas. 

A su vez, depende del grado de inflamación y el daño renal del paciente.

Algunos de los tratamientos que se emplean para la nefritis son:

  • Antibióticos en el caso de infecciones bacterianas
  • Corticoesteroides 
  • Analgésicos
  • Evitar abuso de medicamentos
  • Dieta baja en sodio
  • Consumo moderado de proteínas animales
  • Diálisis
  • Reposo 

En conclusión, es de suma importancia acudir al médico especialista al notar cualquiera de los síntomas asociados a la inflamación de los riñones. 

Esto se debe a que es necesario implementar a tiempo un tratamiento adecuado para la causa específica que esté provocando la inflamación. 

De esta forma, es posible  evitar un posible daño renal irreversible que comprometa la vida del paciente.

Diagnóstico

El diagnóstico de la inflamación renal se basa en el examen físico y los resultados de los análisis de sangre y orina, y las imágenes de diagnóstico como ecografía o tomografía.

Los análisis de sangre pueden mostrar signos de inflamación, como un aumento en el nivel de proteína, así como un aumento en los niveles de creatinina y urea en la sangre. 

Los análisis de orina pueden mostrar proteína, cilindros (partículas anormales) y células blancas.

Las imágenes por la imagen, como una ecografía o una tomografía computarizada, pueden mostrar cambios en el tamaño y la forma de los riñones y pueden detectar cualquier masa o absceso.

En algunos casos, se pueden necesitar pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico y determinar la causa subyacente de la nefritis.

Riñones Inflamados: Prevención

Hay algunas medidas generales que pueden ayudar a prevenir la inflamación en los riñones:

  1. Controlar las enfermedades crónicas: Si tienes una enfermedad crónica, como diabetes o presión arterial alta, es importante controlarla adecuadamente para evitar daño renal.
  2. Evitar la exposición a sustancias tóxicas: Evita exponerte a sustancias tóxicas, como el plomo o el mercurio, que pueden dañar los riñones.
  3. Mantener un peso saludable: El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de enfermedad renal.
  4. Evitar el consumo excesivo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol puede dañar los riñones.
  5. Controlar la infección: Es importante tratar las infecciones del tracto urinario de manera oportuna para evitar que se propague a los riñones.
  6. Tomar medicamentos adecuadamente: Asegúrate de tomar solo los medicamentos que haya recetado el médico y seguir las instrucciones de dosificación. Algunos medicamentos pueden causar daño renal a largo plazo
  7. Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio regular puede ayudar a controlar el peso y la presión arterial, lo que puede ayudar a prevenir la nefritis.
  8. Hacerse chequeos regulares: Los chequeos regulares son importantes para detectar tempranamente cualquier problema renal y tratarlo de manera oportuna.
Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¿Quieres recibir información valiosa para tu salud? Deja tus datos y recibirás de forma actualizada nuestros mejores consejos y tips para una vida sana.

Aprendamos a detectar el cáncer de cuello uterino

HubSpot Video
Protégete aquí contra el Cáncer de Cuello Uterino

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo