¡Protégete y ahorra! 2x1 en nuestros programas destacados 👉
Afíliate aquí

Programas

Beneficios

Lo que ofrecemos

¡Afíliate aquí!
Seroma Post Quirúrgico: Qué Debes Saber

Seroma Post Quirúrgico: Qué Debes Saber

Lectura de 5 minuto(s)

Si alguna vez has pasado por una cirugía, es posible que hayas oído hablar de algo llamado seroma. Un término no muy común pero crucial cuando se trata de la recuperación post quirúrgica. Pero, ¿qué es exactamente un seroma y cómo podría afectarte? Conoce en este artículo todo lo que necesitas saber sobre el seroma post quirúrgico.

¿Qué es un seroma?

Un seroma es una condición que puede ocurrir tras una cirugía. 

Es la acumulación de líquido seroso en el tejido subcutáneo (debajo de la piel), en más cantidad de la que nuestro organismo es capaz de absorber.

Es una complicación relativamente común que generalmente no es grave.

Causas del seroma

Cirugías comunes que causan seroma

Las cirugías que involucran una manipulación significativa de los tejidos o la remoción de órganos o tumores a menudo tienen un riesgo mayor de causar seroma. 

Esto incluye cirugías como mastectomías, cirugías plásticas (como abdominoplastia y liposucción), y procedimientos ortopédicos. 

En estos casos, los espacios vacíos dejados por la remoción de tejido o grasa pueden llenarse de líquido seroso.

Factores de riesgo

Además del tipo de cirugía, hay varios factores que pueden incrementar el riesgo de desarrollar un seroma. 

Entre ellos, se incluyen:

Técnica quirúrgica: Las técnicas que causan más trauma a los tejidos pueden ser más propensas a causar seromas. Esto puede depender de la habilidad y experiencia del cirujano.

Manejo postoperatorio: El cuidado inapropiado de la herida quirúrgica, como la movilización temprana o el manejo inadecuado de los drenajes, también pueden contribuir.

Historia clínica: Si has tenido cirugías previas en el mismo sitio o si tienes condiciones de salud que afectan tu capacidad de curación, como diabetes o problemas inmunológicos, el riesgo podría ser mayor.

Infecciones: La presencia de infecciones en el sitio quirúrgico también puede favorecer la formación de seromas, ya que alteran el proceso normal de curación.

Entender estos factores es esencial para tomar precauciones y minimizar el riesgo de desarrollar un seroma post quirúrgico. 

Es crucial discutir cualquier preocupación o pregunta con tu cirujano antes del procedimiento para estar completamente preparado y saber qué esperar después de la cirugía.

Síntomas del seroma post quirúrgico

Identificar un seroma es un paso crucial para una recuperación sin complicaciones.

Estos son algunos de los síntomas y signos que podrías experimentar si desarrollas un seroma después de una cirugía:

  • Hinchazón o inflamación: Uno de los signos más evidentes de un seroma es la hinchazón en el área donde se realizó la cirugía. 
  • Sensación de líquido: Puedes sentir una sensación de líquido moviéndose bajo la piel cerca de la zona quirúrgica. Este es el líquido seroso que se ha acumulado.
  • Dolor o molestia: Aunque algunos seromas son indoloros, otros pueden causar dolor o molestia, dependiendo de su tamaño y ubicación.
  • Cambios en la piel: La piel alrededor del seroma puede estar más caliente o roja de lo usual, lo que puede ser una señal de inflamación o infección.
  • Firmeza o bulto bajo la piel: Podrías notar una masa o bulto suave en el sitio quirúrgico, que es el seroma mismo.

Es vital prestar atención a estos síntomas y comunicar cualquier anomalía al equipo médico. 

Ellos podrán evaluar los síntomas, realizar un diagnóstico adecuado y proporcionar un plan de tratamiento o manejo para asegurar la recuperación y evitar complicaciones adicionales. 

Mantener una comunicación abierta y regular con los profesionales médicos es fundamental para gestionar efectivamente cualquier signo o síntoma de seroma postquirúrgico.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, el diagnóstico comienza con un examen físico. 

El médico examina el área afectada, evaluando cualquier signo de hinchazón, acumulación de líquidos o dolor. 

De esta manera puede determinar la presencia de una acumulación anormal de líquido seroso.

En casos donde el examen físico no es concluyente o si se requiere una evaluación más detallada, se puede utilizar la ecografía que es particularmente útil para visualizar la acumulación de líquido y determinar su extensión y ubicación exacta. 

Tratamiento del seroma

Observación

En algunos casos, especialmente cuando el seroma es pequeño, el médico puede optar por una aproximación conservadora, eligiendo monitorear el seroma para ver si se resuelve por sí solo con el tiempo. 

Esto puede incluir instrucciones para limitar ciertas actividades y seguir cuidadosamente las recomendaciones postoperatorias.

Drenaje con aguja

El médico puede decidir drenar el seroma utilizando una aguja fina o un pequeño tubo (catéter). 

Aunque el drenaje puede aliviar los síntomas y acelerar la recuperación, el seroma puede volver a acumularse, requiriendo drenajes adicionales.

Colocación de drenajes quirúrgicos

Durante la cirugía, se pueden colocar drenajes quirúrgicos para ayudar a prevenir la formación de seromas. 

Estos drenajes permiten que el líquido salga del cuerpo, minimizando la acumulación de líquido en el sitio quirúrgico.

Medicación

En algunos casos, se pueden administrar medicamentos antiinflamatorios para manejar el dolor y la inflamación asociados con el seroma. 

Además, si hay signos de infección, se pueden prescribir antibióticos.

Compresión y cuidado de las heridas

El uso de vendajes compresivos y el cuidado adecuado de las heridas también pueden ser útiles en la gestión de los seromas, ayudando a reducir la inflamación y apoyar la curación de los tejidos.

Prevención

Hay varias estrategias que se pueden implementar para prevenir la formación de seromas después de una cirugía. 

Es fundamental seguir todas las indicaciones proporcionadas por el médico o cirujano que llevó a cabo la intervención. Esto incluye cuidados específicos del área quirúrgica, limpieza, y aplicación de medicamentos o ungüentos.

El uso de un apósito compresivo o vendaje adecuado puede ser beneficioso, ya que  ayuda a reducir la inflamación y minimiza el espacio donde podría acumularse el líquido seroso.

Además, evitar el ejercicio intenso y los movimientos bruscos durante las primeras semanas después de la cirugía es esencial, para permitir que el cuerpo sane y se recupere de manera adecuada.

Complicaciones

Las complicaciones potenciales incluyen infección, debido a que el líquido acumulado puede proporcionar un ambiente propicio para el crecimiento bacteriano.

Además, un seroma no tratado puede dar lugar a un seroma encapsulado, lo que podría  tener un impacto negativo en la apariencia visual de la cicatriz.

Preguntas frecuentes sobre el seroma post quirúrgico

¿Los seromas son peligrosos?

Generalmente, no, pero pueden causar molestias y complicaciones si no se tratan.

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer un seroma?

El tiempo que tarda un seroma en desaparecer varía. Algunos seromas pequeños pueden resolver por sí mismos en unas pocas semanas, mientras que otros más grandes o complicados pueden requerir intervención médica y tardar más tiempo en sanar.

¿Los seromas son comunes después de todas las cirugías?

Los seromas son más comunes en ciertos tipos de cirugías, como las cirugías plásticas, las mastectomías y las cirugías que involucran la eliminación de tejidos, pero no ocurren en todos los casos quirúrgicos.

¿Es necesario el drenaje de todos los seromas?

Esto dependerá del tamaño y la ubicación del seroma. En algunos casos se pueden resolver sin intervención, mientras que otros pueden requerir drenaje o incluso repetidos drenajes.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¿Quieres más información? Suscríbete y recibe novedades

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo