Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Conoce más
0 %   l e í d o

01/11/2021 - Léelo en 3 min.

Quistes en los Ovarios: Síntomas, Causas y Tratamiento

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Muchas mujeres no saben mucho sobre los quistes en los ovarios. Pero, dado que los quistes ováricos son relativamente comunes es importante saber qué son, sus síntomas, causas y cómo tratarlos si alguna vez se presentan. 

Los quistes en los ovarios son una enfermedad común que afecta a las mujeres en edad reproductiva. 

Se trata de una afección que, si no se trata, puede causar numerosos problemas, que van desde leves hasta potencialmente graves. 

¿Qué son los quistes en los ovarios y qué aspecto tienen?

Muchas mujeres desarrollan quistes en los ovarios a lo largo de su vida, que son sacos llenos de líquido que se forman sobre o dentro del ovario. 

Pueden causar dolor y otros síntomas, como el sangrado entre períodos.

Los quistes en los ovarios suelen ser benignos (no cancerosos) y a menudo desaparecen por sí solos sin causar ningún síntoma.

Sin embargo, algunos quistes ováricos pueden crecer y causar dolor u otros problemas.

Los quistes ováricos pueden desarrollarse en la superficie del ovario o en su interior. 

El tipo más común de quiste ovárico es el quiste funcional.

Los quistes funcionales suelen ser pequeños e inofensivos, aunque en algunos casos pueden causar dolor.

Otros tipos de quistes son los dermoides, cistoadenomas y endometriomas.

Síntomas de los quistes en los ovarios

Las mujeres que tienen quistes ováricos presentan diversos síntomas. 

Algunas mujeres no tienen ningún síntoma y puede que ni siquiera sepan que tienen un quiste. 

Otras pueden tener uno o más de los siguientes síntomas:

Dolor en el abdomen (dolor abdominal). Este dolor puede ser de leve a intenso, especialmente durante la menstruación.

Presión, hinchazón o inflamación pélvica (sensación de plenitud o tensión en la zona pélvica). 

Esto suele ocurrir cuando se está tumbada o sentada durante largos periodos de tiempo.

Si el quiste se rompe, también puede experimentar un dolor intenso, así como náuseas y vómitos. 

Si sospechas que puedes tener un quiste ovárico, es importante que acudas a tu médico para que te haga un diagnóstico adecuado. 

Una ecografía o un TAC suelen confirmar el diagnóstico de un quiste ovárico. 

Quistes en los ovarios: causas y factores de riesgo 

La mayoría de los quistes en los ovarios son inofensivos y desaparecen por sí solos. 

Sin embargo, algunos quistes pueden causar dolor y otros síntomas. 

Los quistes funcionales, por ejemplo, se producen cuando los ovarios producen un óvulo pero no lo liberan. 

Esto puede ocurrir debido a desequilibrios hormonales u otros factores. 

Algunas mujeres también pueden desarrollar quistes después de la menopausia. 

Suelen ser crecimientos benignos que no causan ningún síntoma. 

Sin embargo, a veces pueden volverse cancerosos. 

Hay una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar quistes ováricos. 

Entre ellos se encuentran:

- Tener sobrepeso: Las mujeres con sobrepeso u obesidad tienen un mayor riesgo de desarrollar quistes.

- Antecedentes familiares de cáncer de ovario o cáncer de seno. 

- Tratamientos hormonales después de la menopausia.

- El riesgo de padecer quistes en los ovarios aumenta con la edad.

- Haber tenido un quiste ovárico previo. 

- Fumar

Si te preocupa el riesgo de desarrollar quistes ováricos, habla con tu médico. 

Él puede ayudarte a entender tus riesgos y recomendar las medidas que puedes tomar para reducirlos.

Opciones de tratamiento para los quistes en los ovarios

Las opciones de tratamiento dependen del tipo y el tamaño del quiste y de si está causando síntomas. 

Muchas veces no es necesario tratamiento, mientras que en otros casos el médico puede recetar píldoras anticonceptivas para prevenir la reaparición de quistes ováricos. 

Puede ser necesaria una intervención quirúrgica para extirpar un quiste grande o que cause dolor. 

Hay dos tipos principales de cirugía para extirpar quistes ováricos: laparoscopia y laparotomía. 

La cirugía suele tener éxito en el tratamiento de los quistes ováricos. 

Sin embargo, existe un pequeño riesgo de complicaciones, como infecciones, hemorragias y daños en los órganos circundantes. 

Siempre conviene hablar con el médico que es el indicado para realizar el diagnóstico y recomendar tratamiento.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados

¡Te ayudamos! star