Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Conoce más
0 %   l e í d o

07/08/2021 - Léelo en 3 min.

Prevención del Cáncer de Piel: Cómo Reducir Riesgos

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Aunque no hay una forma garantizada de evitar el cáncer de piel, hay medidas que se pueden tomar para reducir los riesgos. He aquí algunos consejos de prevención del cáncer de piel.

Aunque muchas personas son conscientes de los riesgos del cáncer de piel y toman medidas para protegerse, otras pueden no estar tan informadas. 

Es importante ser proactivo a la hora de protegerse de los dañinos rayos del sol. 

En este artículo, compartimos algunos consejos sobre cómo reducir el riesgo de cáncer de piel.

Sigue leyendo para obtener algunos consejos útiles.

Sobre el cáncer de piel

El cáncer de piel es un tipo de cáncer bastante común. Millones de personas son diagnosticadas con cáncer de piel cada año. 

Hay tres tipos principales de cáncer de piel: 

  • El carcinoma de células basales
  • Carcinoma de células escamosas
  • El melanoma

El carcinoma basocelular es el tipo más común de cáncer de piel y suele ser tratable si se detecta a tiempo. 

Sin embargo, el carcinoma de células escamosas es más agresivo, y el melanoma es el tipo de cáncer de piel más peligroso. 

El cáncer de piel está causado por la exposición a la radiación ultravioleta (UV).

La radiación UV daña el ADN de las células de la piel, lo que puede provocar cáncer de piel. 

Cómo reducir riesgos de tener cáncer de piel

Hay varias maneras de reducir el riesgo de cáncer de piel.

Usa protección solar todos los días

Aunque no pases mucho tiempo al aire libre, es importante que te pongas protección solar todos los días. 

Busca un protector solar con un FPS de 30 o superior, y asegúrate de aplicarlo en toda la piel expuesta, incluida la cara, el cuello, las manos y las orejas. 

Y no te olvides de volver a aplicarlo cada pocas horas, sobre todo si sudas o nadas.

Permanece a la sombra siempre que sea posible

Esto significa buscar zonas de sombra cuando estés al aire libre y llevar ropa protectora, como un sombrero, una camisa de manga larga y gafas de sol, cuando no puedas evitar estar al sol.

También es importante recordar que los rayos del sol son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, así que intenta planificar tus actividades al aire libre para otras horas del día. 

Tomando estas sencillas medidas, puedes reducir en gran medida el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Evita las camas solares y las lámparas solares

Estos aparatos emiten radiación ultravioleta (UV), que puede dañar el ADN de las células de la piel y provocar cáncer. 

Incluso una breve exposición a la radiación UV de las camas solares y las lámparas solares puede aumentar el riesgo de cáncer de piel, por lo que es mejor evitarlas por completo. 

Si tienes que utilizar una cama solar o una lámpara solar, asegúrate de seguir cuidadosamente las instrucciones del fabricante para minimizar la exposición a la radiación UV. 

Revisa tu piel regularmente para detectar cualquier cambio o anormalidad

Revisar la piel con regularidad para detectar cualquier cambio es una parte importante de la prevención del cáncer de piel. 

Busca cualquier cosa anormal, como nuevos lunares o cambios en lunares, crecimientos, manchas o protuberancias ya existentes. 

Si observas algo que no parece correcto, pide cita con un médico. 

Cuanto antes se detecte el cáncer de piel, mayores serán las posibilidades de éxito del tratamiento. 

Acude al médico si observas algo sospechoso

El cáncer de piel puede adoptar diferentes formas, por lo que es importante estar atento a cualquier cambio en la piel. 

Si notas un lunar o una peca nueva que es diferente de los demás, o si tienes una mancha de piel que está cambiando de color o textura, pide una cita para ver a tu médico. 

Él podrá evaluar si hay motivo de preocupación. 

La detección precoz es fundamental en el caso del cáncer de piel, así que no tardes en hacerte una revisión si tienes alguna duda. 

Tu médico podrá decirte si hay algo de lo que preocuparse y aconsejarte sobre la mejor manera de actuar.

Siguiendo estos consejos, puedes ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Sin embargo, es importante recordar que ningún método es 100% efectivo. 

Asegúrate de consultar con tu médico siempre que tengas alguna duda.


Etiquetas: Cáncer de Piel

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados

¡Te ayudamos! star