Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Conoce más
0 %   l e í d o

01/08/2021 - Léelo en 3 min.

Metaplasia: Qué Es, Cómo se Produce y Tratamiento

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Metaplasia es un término médico que se refiere a un cambio no específico en las células del cuerpo. Para conocer más acerca de la metaplasia, cómo se produce y su tratamiento, sigue leyendo este artículo.

La metaplasia suele producirse como resultado de una irritación e inflamación crónicas, pero también puede ocurrir sin una causa identificable.

Se sabe que la metaplasia es la afección precancerosa más común del esófago. 

El epitelio del esófago es sustituido por tejido conectivo, lo que da lugar a un órgano anormal del que se sospecha que puede sufrir cambios cancerosos.

¿Qué es metaplasia?

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de Estados Unidos define la metaplasia como un cambio en la forma de algunas células que no suele ser normal para las que pertenecen al tejido en el que se encuentran.

Es decir, que un tejido del cuerpo cambia su forma, transformándose en otro tejido normal y sano el cual usualmente no se encuentra en ese sitio.

¿Cómo se produce una metaplasia?

Este cambio en el tejido se produce como consecuencia de un mecanismo de defensa de las mismas células hacia un estímulo nocivo. 

Estos estímulos irritantes pueden ser de origen ambiental, como en el caso de fumar o consumo de alcohol. 

A su vez, pueden ser producto de una predisposición genética.

Por lo general, es totalmente reversible una vez que desaparece la causa, por esta razón no se consideran como lesiones neoplásicas o cancerígenas.

Sin embargo, si el estímulo que causa la metaplasia persiste, puede inducir una transformación neoplásica de ese tejido. 

Existen diferentes tipos de metaplasia dependiendo de donde se presenten en el cuerpo, en este caso se profundizará un poco sobre las metaplasias que pueden afectar al estómago.

La inflamación crónica del tracto digestivo superior, es decir, del esófago o el estómago, pueden causar que las células que los recubren sufran un cambio y se asemejen al recubrimiento del intestino. 

En este caso, la metaplasia lleva el nombre de metaplasia intestinal. 

Como en cualquier metaplasia, esta misma se da como respuesta a factores irritantes del tejido.

En el caso de la metaplasia intestinal, normalmente existe un origen multifactorial, siendo los factores nocivos más importantes para su desarrollo: 

  • Alcohol
  • Tabaco
  • Reflujo ácido crónico
  • Infección por Helicobacter pylori
  • Factores genéticos o autoinmunes

¿Qué tratamientos existen para una metaplasia?

Debido a que las metaplasias son reversibles, una vez retirado el irritante existen distintos tipos de abordaje para tratarlas que dependerán de los estímulos nocivos presentes en cada caso. 

Cuando se habla específicamente de la metaplasia intestinal, el primer paso para el tratamiento es un correcto diagnóstico mediante una biopsia tomada de una endoscopia previa.

Después de confirmar el diagnóstico, los doctores pueden empezar el tratamiento, que suelen ser los siguientes:

  • Reducir o eliminar el consumo de alcohol y tabaco, así como alimentos que puedan empeorar condiciones como el reflujo ácido crónico como son: alimentos picantes, altos en sodio y altos en grasa.
  • Uso de medicamentos que ayuden a controlar los ácidos estomacales y permitan que los tejidos sanen como son el subsalicilato de bismuto (pepto bismol) o el omeprazol.
  • Antibioticoterapia con el fin de acabar con H. pylori.

Síntomas de una Metaplasia Intestinal

Es imprescindible el análisis histológico mediante una biopsia para su diagnóstico.

Esto, gracias a que es una condición completamente asintomática por sí sola.

Algunas personas pueden presentar síntomas, sin embargo, los mismos están comúnmente relacionados con la causa de la condición.

Para presentar metaplasia intestinal, significa que el esófago o estómago ha estado expuesto a inflamación crónica por algún tiempo. 

Es probable que se hayan presentado los siguientes síntomas comúnmente relacionados con esofagitis, gastritis, reflujo ácido crónico o una infección por H. pylori:

  • Dolor estomacal
  • Dificultad o dolor al tragar
  • Náuseas
  • Reflujo ácido
  • Acidez

A pesar de que la metaplasia intestinal es una condición benigna y usualmente reversible, es una lesión precancerígena.

Es decir, es considerada como factor de riesgo para el posible desarrollo de cáncer gástrico. 

Es por esto que es importante seguir el tratamiento pertinente para mantenerlo controlado.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados

¡Te ayudamos! star