¡Volvío la mejor promoción! Afíliate con un 40% DSCTO 👉
Afíliate aquí
Mareos Repentinos: Causas y Tratamiento

Mareos Repentinos: Causas y Tratamiento

Lectura de 6 minuto(s)

¿Alguna vez has experimentado una sensación repentina de mareo, como si el mundo girara a tu alrededor? Este puede ser un síntoma común pero desconcertante que puede tener varias causas. En este artículo, exploraremos en profundidad las posibles razones de los mareos repentinos, cómo se diagnostican y tratan, y cómo se pueden prevenir. 

Los mareos repentinos son sensaciones de inestabilidad que ocurren sin previo aviso. 

Esta condición puede presentarse como una sensación de estar girando uno mismo, o que el mundo que nos rodea está girando, lo cual puede conducir a desequilibrio, caídas y, en casos graves, a náuseas y vómitos. 

Los mareos repentinos son un problema de salud debido a su prevalencia y a su potencial para causar accidentes. 

Además, pueden ser un signo de una afección médica subyacente más grave, como trastornos neurológicos, cardíacos o del oído interno.

Causas comunes de los mareos repentinos

Los mareos repentinos pueden ser el resultado de diversas afecciones médicas y factores relacionados con el estilo de vida. 

Aquí están las causas más comunes:

Problemas del oído interno

El oído interno juega un papel crucial en el mantenimiento del equilibrio. 

Las enfermedades que afectan al oído interno pueden provocar mareos repentinos.

Algunas de estas enfermedades incluyen:

Vértigo postural paroxístico benigno: Es una de las causas más comunes de vértigo. 

En este caso se desencadenan breves episodios de mareo por cambios en la posición de la cabeza.

Enfermedad de Ménière: Esta es una afección crónica del oído interno que puede causar mareos, pérdida de audición y tinnitus (zumbido en los oídos).

Neuritis vestibular: Esta es una inflamación del oído interno que puede causar mareos repentinos, a menudo acompañados de náuseas y vómitos.

Trastornos del sistema nervioso

Varias enfermedades del sistema nervioso pueden causar mareos repentinos, incluyendo:

Migraña: Algunas personas pueden experimentar mareos o vértigo durante o después de una migraña.

Esclerosis múltiple: Esta enfermedad autoinmune puede dañar el sistema nervioso y causar mareos.

Otras causas de los mareos repentinos

Bajo nivel de azúcar en sangre: El cerebro necesita un suministro constante de glucosa para funcionar correctamente. 

Si el nivel de azúcar en la sangre (glucosa) es demasiado bajo, una condición conocida como hipoglucemia, puede provocar mareos junto con otros síntomas como confusión, temblor y sudoración. 

La hipoglucemia puede ocurrir en personas con diabetes que están tomando insulina u otros medicamentos para controlar su azúcar en sangre.

Anemia: La anemia ocurre cuando tu sangre no tiene suficientes glóbulos rojos o hemoglobina para transportar oxígeno a tus tejidos. 

Este déficit puede provocar mareos o sensación de debilidad y fatiga, ya que el cerebro no recibe suficiente oxígeno.

Deshidratación: La deshidratación puede causar una disminución en el volumen de sangre, lo que puede llevar a una disminución en la presión arterial y a una menor cantidad de oxígeno que llega al cerebro, provocando mareos o incluso desmayos.

Causas menos comunes de los mareos repentinos

Ataque al corazón o accidente cerebrovascular

En algunas ocasiones, los mareos pueden ser un signo de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, especialmente cuando están acompañados por otros síntomas como dolor en el pecho, dificultad para respirar, confusión, pérdida de visión, dificultad para hablar, debilidad en un lado del cuerpo, o pérdida de conciencia. 

Trastornos psicológicos

Los trastornos psicológicos, como la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático, también pueden causar mareos. 

Estos trastornos pueden causar una serie de síntomas físicos, incluyendo mareos. 

Además, los trastornos de ansiedad pueden hacer que una persona respire demasiado rápido (hiperventilación), lo que también puede causar mareos.

Factores de riesgo y cómo pueden influir en la aparición de mareos repentinos

Varios factores pueden aumentar el riesgo de experimentar mareos, incluyendo:

Edad: Los mareos son más comunes en personas mayores, en parte debido a los cambios en los sistemas de equilibrio del cuerpo con la edad, y en parte debido a que las personas mayores tienen más probabilidades de tener condiciones médicas que pueden causar mareos.

Medicamentos: Algunos medicamentos, incluyendo ciertos tipos de antibióticos, sedantes, antidepresivos y medicamentos para la presión arterial, pueden causar mareos.

Consumo de alcohol

Conocer y manejar estos factores de riesgo puede ayudar a prevenir los mareos y reducir su impacto en la calidad de vida de una persona.

Diagnóstico

El diagnóstico de los mareos repentinos a menudo comienza con un análisis detallado del historial médico del paciente, seguido de un examen físico. 

El médico hará preguntas acerca de los síntomas, la frecuencia y la duración de los episodios de mareos, los medicamentos que está tomando, y cualquier otra condición médica que pueda tener. 

El médico también puede hacer preguntas sobre el consumo de alcohol y tabaco.

Durante el examen físico, el médico puede comprobar los signos vitales del paciente, como la presión arterial y la frecuencia cardíaca. 

También puede realizar pruebas de equilibrio y coordinación.

Dependiendo de los síntomas y del historial médico del paciente, el médico puede ordenar varias pruebas para determinar la causa de los mareos. 

Estas pueden incluir:

Pruebas de audición: Los problemas del oído interno son una causa común de mareos, por lo que el médico puede realizar pruebas de audición para verificar si hay algún problema en este área.

Pruebas de equilibrio: Esto puede incluir pruebas como la maniobra de Dix-Hallpike, que puede ayudar a diagnosticar el vértigo paroxístico benigno postural.

Análisis de sangre: Esto puede ayudar a identificar o descartar causas de mareos relacionadas con la sangre, como la hipoglucemia.

Si el médico sospecha que los mareos pueden ser un síntoma de una afección más grave, como un trastorno neurológico o cardíaco, puede ordenar pruebas adicionales, tales como resonancia magnética o tomografía computarizada.

Es importante recordar que el proceso de diagnóstico puede variar de un paciente a otro, dependiendo de sus síntomas específicos y de su historial médico.

Tratamientos para los mareos repentinos

En algunos casos, los mareos repentinos pueden ser manejados con cuidados en casa y modificaciones del estilo de vida. 

Estos pueden incluir:

  • Manejo de la hidratación: Beber suficiente agua puede ayudar a prevenir la deshidratación, que puede causar mareos. 
  • Levantarse lentamente: Si los mareos ocurren al levantarse, es útil hacerlo lentamente para permitir que el cuerpo se ajuste.
  • Evitar el alcohol y el tabaco: Ambos pueden contribuir a causar mareos.
  • Práctica de técnicas de relajación: Para aquellos cuyos mareos están relacionados con el estrés o la ansiedad, técnicas de relajación como la meditación o el yoga pueden ser beneficiosas.

Medicamentos y tratamientos médicos

El tratamiento médico para los mareos repentinos depende de la causa subyacente.

Algunas opciones pueden incluir:

Medicamentos: Pueden incluir medicamentos para tratar la enfermedad subyacente (antibióticos para una infección del oído), medicamentos para controlar los síntomas (para el mareo o las náuseas), o ajustes a los medicamentos actuales si se sospecha que están causando mareos.

Maniobras de reposicionamiento: En casos de vértigo posicional paroxístico benigno, el médico puede realizar maniobras físicas para aliviar los síntomas.

Cirugía: En casos raros, si los mareos están causados por un problema más serio como un tumor, puede ser necesaria una cirugía.

La terapia de rehabilitación vestibular, puede ser útil para aquellos que experimentan mareos y problemas de equilibrio. 

Este tipo de terapia implica ejercicios diseñados para ayudar al cuerpo y al cerebro a adaptarse a los problemas del sistema vestibular, mejorando el equilibrio y reduciendo la frecuencia y severidad de los mareos.

Preguntas frecuentes

¿Qué hacer si sufro de mareos repentinos?

Normalmente, si experimentas mareos o vértigo de forma recurrente, inesperada, intensa o prolongada sin una razón clara, es recomendable buscar la ayuda de un profesional médico. Si tus mareos o vértigo son nuevos, fuertes y vienen acompañados de síntomas como un dolor de cabeza súbito e intenso o dolor en el pecho, debes buscar atención médica urgente.

 ¿Qué tipo de médico debería consultar si sufro de mareos repentinos?

Generalmente, deberías comenzar por ver a tu médico de atención primaria. Dependiendo de la causa sospechada de tus mareos, podrías ser referido a un otorrinolaringólogo, un neurólogo, un cardiólogo, o a otro especialista.

¿Los mareos repentinos son comunes en personas mayores?

Sí, los mareos son bastante comunes en las personas mayores y pueden ser causados por una variedad de factores, incluyendo problemas en el oído interno, enfermedades cardíacas, uso de ciertos medicamentos y falta de hidratación.

¿Los mareos repentinos pueden ser un efecto secundario de los medicamentos para la presión arterial?

Sí, algunos medicamentos para la presión arterial pueden causar mareos. Esto se debe a que estos medicamentos pueden disminuir la presión arterial, lo que puede causar mareos.

Conclusión

En conclusión, el mareo repentino es un problema común que puede estar causado por numerosos factores.

Si experimentas mareos con frecuencia o si tus mareos vienen acompañados de otros síntomas graves, es fundamental buscar atención médica para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Únete a nuestra comunidad de cuidado y prevención contra el Cáncer!
Suscríbete a nuestro blog para recibir información actualizada y tips de salud.

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo