¡La prevención salva vidas! Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas
Afíliate aquí
Lunares Rojos: A Qué se Deben y Cómo Tratarlos

Lunares Rojos: A Qué se Deben y Cómo Tratarlos

Lectura de 2 minuto(s)

Los lunares rojos o angiomas, realmente no son lunares. Estos son lesiones benignas de color rojizo causadas por una proliferación de vasos sanguíneos delgados llamados capilares en la superficie de la piel.

Los lunares rojos son una afección común de la piel que pueden causar preocupación y ansiedad en las personas que los tienen. 

Sin embargo, la mayoría de los lunares rojos son benignos y no representan un riesgo para la salud.

Qué son los lunares rojos

Los lunares rojos generalmente son indoloros, de forma redondeada, pueden ser tanto planos como elevados y suelen tener un tamaño pequeño, entre 1 a 6 mm de diámetro.

Los angiomas son considerados como una lesión vascular y no un lunar debido a que no son originados por pigmentos dentro de las capas celulares de la piel. 

A diferencia de los lunares o nevus, los angiomas se forman debido al acumuló de sangre que existe por la proliferación de los vasos sanguíneos. 

¿A qué se debe su aparición?

Todavía se desconoce la causa exacta de la aparición de los lunares rojos. Sin embargo, se ha observado un predominio en las personas de raza caucásica o piel blanca.

A su vez, es una condición que puede verse ligada a factores genéticos y las personas pueden presentarlos tanto al momento del nacimiento como en el transcurso de su vida.

También se cree que pueden estar asociados a cambios de envejecimiento que ocurren en la piel. 

El desarrollo de estos puede ser acelerado por altas exposiciones a los rayos solares. 

Incluso, los lunares rojos pueden aparecer a partir de momentos de grandes cambios hormonales que favorecen la angiogénesis, como en el caso del embarazo.

¿Cómo se tratan?

Sin importar la razón de su aparición, el tratamiento suele ser el mismo y solo se emplea por razones estéticas cuando las lesiones se encuentran en rostro, pecho, brazos o espalda.

Esto se debe a que son lesiones benignas que no duelen ni causan ningún tipo de molestia para el paciente más allá del aspecto físico.

Los tratamientos disponibles para los lunares rojos o angiomas son:

  • Remoción por láser
  • Extirpación quirúrgica
  • Crioterapia 
  • Electrocauterization

En todos estos tratamientos la finalidad es la extirpación de la lesión mediante diferentes métodos. 

De igual forma, es importante tomar en cuenta que una vez tratada una lesión de este tipo, la misma no volverá a salir en el mismo lugar.

¿Es posible prevenirlos?

No es posible prevenir la aparición de lunares rojos en su totalidad.

Esto, debido a que la causa exacta de su aparición todavía es desconocida. 

A su vez, no es posible prevenir aquellos factores raciales o genéticos asociados a esta condición.

Sin embargo, es posible la exposición excesiva al sol, disminuyendo un envejecimiento acelerado que pueda provocar su aparición, mediante el uso de protectores solares.

En conclusión, estos lunares son completamente normales y no representan una señal de alarma, especialmente en aquellas personas de piel blanca. 

No obstante, es importante revisarlos con un dermatólogo en caso de que aparezcan en gran número o aumenten mucho de tamaño. 

De igual forma, es importante entender que hasta cierto punto pueden prevenirse mediante el uso de protector solar. 

También, es fundamental entender que estos pueden ser removidos fácilmente ya que se encuentran en la piel.

Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Revisa estos árticulos recomendados

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo
¡Te ayudamos! star