¡La prevención salva vidas! Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas
Afíliate aquí
Linfoma de No Hodgkin: Causas, Síntomas y Tratamiento

Linfoma de No Hodgkin: Causas, Síntomas y Tratamiento

Lectura de 5 minuto(s)

El linfoma de no Hodgkin es un tipo de cáncer que se desarrolla en los linfocitos, un tipo de glóbulos blancos que forman parte del sistema inmunológico. El linfoma de no Hodgkin es una enfermedad seria que puede afectar a personas de todas las edades. Es importante conocer las causas, los síntomas y el tratamiento del linfoma de no Hodgkin para poder detectarlo tempranamente y recibir el tratamiento adecuado. 

Tener una visión completa sobre el Linfoma de no Hodgkin, sus síntomas y las opciones de tratamiento, no solo es importante para las personas que ya han sido diagnosticadas con esta enfermedad, sino también para aquellos que buscan información sobre cómo prevenirla y detectarla.

¿Qué es el Linfoma de no Hodgkin? 

El linfoma no hodgkiniano (LNH) es un tipo de cáncer que se origina en el sistema linfático, parte del sistema inmunitario, y comprende una amplia gama de comportamientos clínicos y diversos tipos de tumores. 

Los linfocitos ayudan a combatir las infecciones y las enfermedades, pero cuando se convierten en células cancerosas, pueden acumularse y formar tumores en diferentes partes del cuerpo, como la médula espinal, el hígado, el bazo y otros órganos. 

El LNH se divide en varios subtipos, dependiendo del tipo de célula linfocítica afectada y de la forma en que se desarrolla el cáncer.

El linfoma folicular y el difuso de células B grandes se encuentran dentro de los subtipos más comunes.

La mayoría de los casos de linfoma de células B corresponden a linfomas no Hodgkin.

Causas del Linfoma de no Hodgkin

Se desconoce la causa exacta del LNH, pero hay varios factores que se han identificado como posibles desencadenantes de esta enfermedad. 

Entre ellos se incluyen:

  • La edad: Se da con más frecuencia en personas entre 60 y 69 años
  • La genética: ciertos cambios en el ADN de las células puede hacer que los linfocitos se transformen
  • Determinadas infecciones víricas o bacterianas
  • La exposición a radiaciones o toxinas del medio ambiente
  • Algunos medicamentos
  • Un sistema inmunitario debilitado

Se siguen investigando las causas para comprender mejor esta compleja enfermedad y desarrollar tratamientos más eficaces en el futuro. 

Síntomas del Linfoma no Hodgkin

Los síntomas de los linfomas no Hodgkin son similares a los de otros tipos de cáncer y a menudo son confundidos con los de otras enfermedades menos graves, como infecciones o enfermedades autoinmunitarias.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Sudoración nocturna
  • Cansancio
  • Pérdida de apetito
  • Hinchazón del abdomen
  • Inflamación de los ganglios del cuello o las axilas
  • Dificultad para respirar o tos
  • Problemas de coagulación de la sangre
  • Pérdida de peso inexplicable

Si experimentas alguno de estos síntomas, consulta siempre a un médico para que te proporcione un diagnóstico y un tratamiento adecuados. 

Cómo se diagnostica

El diagnóstico de LNH se basa en una combinación de pruebas que incluyen un examen físico donde el médico revisará los ganglios linfáticos y otros órganos.

También se pueden solicitar análisis de sangre para medir los niveles de ciertas proteínas, y para determinar si hay signos de infección.

Los estudios por imágenes se utilizarán para buscar tumores en el cuerpo y determinar su tamaño y ubicación.

Una biopsia de ganglio linfático es la prueba principal para confirmar un diagnóstico de LNH y consiste en extraer una pequeña cantidad de tejido sospechoso para ser examinado bajo el microscopio.

Cuándo se examina el tejido al microscopio, si no hay presencia de células de Reed-Sternberg significa que el linfoma es No Hodgkin. En caso contrario se clasifica cómo linfoma de Hodgkin.

Además, existen otras pruebas que se pueden realizar que incluyen una punción de la médula ósea.

Tratamientos del Linfoma de no Hodgkin

Una vez que se ha determinado la presencia de LNH, el médico elabora un plan de tratamiento.

Dependiendo del tipo y el estadio del LNH, los tratamientos estándar pueden incluir radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia y trasplante de células madre.

Quimioterapia: Es un tratamiento que consiste en la administración de medicamentos que matan las células cancerosas. 

Se puede administrar en forma intravenosa o oral, y suele ser el tratamiento principal para el LNH.

Radioterapia: Es un tratamiento que utiliza radiación para matar las células cancerosas. 

Puede ser utilizado para tratar tumores localizados, como en la cabeza y el cuello.

Inmunoterapia: Es un tratamiento que utiliza sustancias especiales llamadas inmunomoduladores para estimular el sistema inmunológico para atacar las células cancerosas. 

Trasplante de células madre: Es un tratamiento que consiste en reemplazar las células de la médula ósea dañadas o destruidas por el cáncer con células sanas del propio paciente o de un donante. 

El LNH suele ser tratable con altas probabilidades de remisión y hay muchos factores que pueden tenerse en cuenta a la hora de diseñar un plan de tratamiento individualizado para cada paciente. 

Además, constantemente se descubren nuevos hallazgos relacionados con el LNH que resultan aún más prometedores para quienes viven con esta enfermedad.

Qué esperar después del tratamiento para el linfoma de no Hodgkin

La mayoría de las personas que reciben tratamiento para el linfoma de no Hodgkin tienen una buena supervivencia y calidad de vida a largo plazo. 

Después del tratamiento, los pacientes pueden esperar un seguimiento regular con su equipo médico. 

El objetivo del seguimiento es asegurarse de que la enfermedad no regrese. 

Durante la atención posterior al tratamiento, la persona a cargo del cuidado médico realizará exámenes periódicos que ayudarán al equipo médico a monitorear el bienestar general de la persona y detectar cualquier signos tempranos de recurrencia. 

El equipo médico también estará listo para dar apoyo emocional durante y después del tratamiento. 

Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Revisa estos árticulos recomendados

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo
¡Te ayudamos! star