Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Conoce más
0 %   l e í d o

12/10/2021 - Léelo en 3 min.

Leucemia y los Puntos Rojos en la Piel: Causas y Síntomas

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

La leucemia es un tipo de cáncer que afecta la sangre y que a veces puede causar manchas rojas en la piel. Conoce más sobre esta enfermedad leyendo este artículo.

La leucemia es un tipo de cáncer que comienza en la médula ósea. 

Puede causar problemas en la producción de células sanguíneas, incluidos los glóbulos rojos. 

Esto puede provocar la aparición de manchas rojas en la piel, que suelen ser un signo temprano de leucemia. 

Qué es la leucemia 

La leucemia es un tipo de cáncer que afecta a la sangre y a veces puede causar manchas rojas en la piel. 

La leucemia comienza en la médula ósea y está causada por un aumento anormal del número de glóbulos blancos.

Estas células desplazan a las células sanguíneas sanas de la médula ósea, lo que dificulta la producción de suficientes glóbulos rojos.

Cuando los glóbulos rojos transportan menos oxígeno, los tejidos del cuerpo no reciben suficiente y la piel puede aparecer más pálida de lo habitual.

La leucemia también puede causar hematomas o sangrar con facilidad, fatiga, fiebre y pérdida de peso.

Hay cuatro tipos principales de leucemia

  • Linfocítica aguda leucemia (LLA)
  • Leucemia mieloide aguda (LMA)
  • Leucemia linfocítica crónica (LLC)
  • Leucemia mieloide crónica (LMC)

Causas de la leucemia

Hay muchas causas diferentes de la leucemia, pero la causa exacta se desconoce en la mayoría de los casos. 

La exposición a determinadas sustancias químicas o la radioterapia para otros cánceres puede aumentar el riesgo de desarrollar leucemia. 

Otros factores de riesgo son los antecedentes familiares, determinados trastornos genéticos y ciertas alteraciones sanguíneas.

Cuáles son los síntomas de la leucemia

Los síntomas más comunes de la leucemia son la fatiga, la palidez de la piel, la dificultad para respirar, la facilidad de aparición de hematomas o hemorragias y la fiebre. 

En algunos casos, las personas con leucemia también pueden experimentar pérdida de peso, dolor en las articulaciones e inflamación de los ganglios linfáticos. 

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas es importante acudir a un médico lo antes posible para que él haga un diagnóstico. 

La leucemia es una enfermedad grave que requiere tratamiento por parte de un profesional médico. 

La detección y el tratamiento temprano pueden mejorar las posibilidades de un resultado exitoso.

Leucemia y los puntos rojos en la piel

Uno de los síntomas de la leucemia es la aparición de manchas rojas en la piel. 

Estas manchas, que también se denominan petequias, son en realidad pequeños hematomas. 

Las células de la leucemia pueden desplazar a las células sanguíneas sanas, dificultando la correcta coagulación de la sangre. 

Como resultado, incluso una lesión menor puede causar una hemorragia debajo de la piel, dando lugar a una mancha roja o púrpura. 

Las petequias suelen aparecer en los brazos, las piernas, la espalda y el pecho, y su tamaño puede oscilar entre unos pocos milímetros y varios centímetros.

En algunos casos, también pueden ir acompañadas de hematomas más grandes. 

Aunque las petequias suelen ser inofensivas, pueden ser un signo de una enfermedad subyacente más grave y deben ser evaluadas por un médico.

Cuál es el tratamiento para la leucemia

No existe un tratamiento único para la leucemia. Las opciones de tratamiento varían en función del tipo de leucemia, el estadio de la enfermedad y el estado de salud general del paciente. 

El objetivo del tratamiento es controlar la enfermedad y aliviar los síntomas. 

Las opciones de tratamiento pueden incluir quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida o trasplante de médula ósea

¿Puede prevenirse la leucemia?

No existe una forma segura de prevenir la leucemia. 

Sin embargo, evitar la exposición a ciertas sustancias químicas y a la radiación puede ayudar a reducir el riesgo.

Cómo se diagnostica la leucemia

Para diagnosticar la leucemia, un profesional médico tomará una muestra de sangre y de médula ósea del paciente. 

Las muestras se analizan en un laboratorio para buscar células anormales. 

También se pueden solicitar pruebas adicionales para ayudar a evaluar el alcance de la enfermedad. 

Una vez diagnosticada, los pacientes suelen ser remitidos a un especialista para su tratamiento. 

Cuál es el pronóstico de un enfermo de leucemia 

El pronóstico de los pacientes con leucemia varía en función del tipo de leucemia y de la respuesta del paciente al tratamiento.

Con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, muchos pacientes con leucemia pueden lograr una remisión a largo plazo.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados

¡Te ayudamos! star