¡Protégete y ahorra! Afíliate hoy y obtén 40% dscto en nuestros programas destacados 👉
Afíliate aquí

Programas

Beneficios

Lo que ofrecemos

¡Afíliate aquí!

Nutrición

Oncorecetas

Fitness

Salud mental

Estilos de vida

Bienestar infantil

Ver todos ¡Afíliate aquí!
×

Recibe información valiosa para tu salud

Obtén los mejores consejos y tips para prevenir el cáncer y llevar una vida sana

¿La Prostatitis es Contagiosa?: Qué Debes Saber

¿La Prostatitis es Contagiosa?: Qué Debes Saber

Lectura de 5 minuto(s)

La prostatitis es una condición de salud que afecta a los hombres, la cual se caracteriza por la inflamación de la glándula prostática. Esta condición puede estar asociada a infecciones bacterianas aunque puede también presentarse por otros motivos.

La próstata es una glándula en forma de nuez ubicada por debajo de la vejiga y la uretra. 

Es por esto que la mayoría de los síntomas asociados a la prostatitis afectan en cierto grado la función de la micción.

Esta condición es fácilmente tratable y rara vez representa un peligro para la salud de las personas. 

Sin embargo, sus síntomas más frecuentes, como dificultad y dolor al orinar y dolor en la parte baja de la espalda, suelen ser muy incómodos para los pacientes.

Qué es la prostatitis

La prostatitis se refiere únicamente a la inflamación de la glándula prostática. Es decir, realmente no habla de la causa de esa inflamación.

Existen prostatitis de origen bacteriano, las cuáles son las más comunes. 

Sin embargo, distintos factores, como inmunológicos, disfunciones nerviosas o incluso estrés, se han visto relacionados con esta inflamación de la próstata.

A su vez, la prostatitis puede ser aguda cuando los síntomas son fuertes y aparecen repentinamente o puede ser crónica cuando los síntomas van apareciendo con una intensidad leve pero perduran por más de 3 meses.

Diagnóstico de la prostatitis

El diagnóstico de la prostatitis generalmente implica una evaluación médica exhaustiva y varias pruebas para determinar la causa de los síntomas y descartar otras condiciones. 

Los pasos para diagnosticar la prostatitis pueden incluir:

Historial médico y examen físico: El médico hará preguntas sobre los síntomas, antecedentes médicos y factores de riesgo. 

También realizará un examen físico, incluido un examen rectal digital(DRE), para evaluar la próstata y detectar signos de inflamación o infección.

Análisis de orina: Se pueden recoger muestras de orina antes y después del masaje prostático para detectar bacterias, glóbulos blancos y otros signos de infección.

Cultivo de secreción prostática: Durante el examen digital del recto, el médico puede masajear suavemente la próstata para obtener una muestra de líquido prostático. 

Este líquido se examina en busca de bacterias y otras señales de infección.

Análisis de sangre: Para constatar si hay infección.

Pruebas de imagen: En algunos casos, se pueden realizar pruebas de imagen, como una ecografía transrectal o una resonancia magnética, para obtener más información sobre la próstata y descartar otras condiciones.

Cistoscopia: En casos raros, se puede realizar una cistoscopia, que implica la inserción de un tubo delgado con una cámara en la uretra para examinar la vejiga y la próstata desde el interior.

El médico utilizará los resultados de estas pruebas para determinar el tipo y la causa de la prostatitis y recomendar el tratamiento adecuado. 

Es importante recordar que el diagnóstico y tratamiento de la prostatitis deben ser supervisados por un profesional médico.

Cómo se trata la prostatitis

El tratamiento para la prostatitis depende de cada caso en específico y de cual sea la causa de la inflamación.

Por esta razón es importante asistir al médico y realizarse todos los exámenes pertinentes para poder establecer un buen diagnóstico y diferenciar la causa de la afección.

Debido a que en los casos de prostatitis bacteriana es posible tratarla mediante el uso de antibióticos, muchas veces se realiza un cultivo para recetar el antibiótico específico para el tipo de bacteria que esté originando la infección.

Por el contrario, en los casos de prostatitis no bacteriana, es posible recetar analgésicos y antiinflamatorios para controlar los síntomas.

En conclusión, la prostatitis no es una enfermedad contagiosa. 

No obstante, es posible que algunas infecciones de transmisión sexual como la gonorrea y la clamidia las cuales si son contagiosas sean la causa detonante de una prostatitis.

Que tan grave puede ser la prostatitis

La gravedad de la prostatitis varía según el tipo y la causa subyacente de la inflamación. 

Algunos casos de prostatitis son leves y pueden resolverse con tratamiento adecuado, mientras que otros pueden ser más persistentes y difíciles de tratar. 

A continuación se detallan los diferentes tipos de prostatitis y su gravedad relativa:

Prostatitis bacteriana aguda: Este tipo de prostatitis es causado por una infección bacteriana y puede ser grave si no se trata rápidamente. 

La infección puede propagarse al torrente sanguíneo y causar una infección sistémica potencialmente mortal llamada sepsis. 

Sin embargo, con tratamiento médico adecuado, como antibióticos, la mayoría de los casos se resuelven sin complicaciones.

Prostatitis bacteriana crónica: Esta forma de prostatitis también es causada por bacterias pero es de larga duración. 

Puede ser más difícil de tratar y, en algunos casos, puede requerir tratamientos prolongados con antibióticos. 

Aunque generalmente no es una afección potencialmente mortal, puede afectar significativamente la calidad de vida de una persona.

Prostatitis crónica no bacteriana (síndrome de dolor pélvico crónico): Este es el tipo más común de prostatitis y se caracteriza por dolor pélvico y malestar sin una causa bacteriana identificable. 

La gravedad de esta condición varía ampliamente y puede afectar la calidad de vida.

El tratamiento puede ser un desafío, ya que no hay una única solución que funcione para todos los pacientes.

En general, aunque la prostatitis no suele ser una afección potencialmente mortal, puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de una persona y, en algunos casos, puede provocar complicaciones si no se trata adecuadamente. 

Es importante buscar atención médica si se sospecha de prostatitis para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿La prostatitis es contagiosa?

La inflamación de la próstata o prostatitis no es una enfermedad contagiosa. 

No obstante, la prostatitis bacteriana puede ser causada por una infección de gonorrea o clamidia, la cual si es contagiosa. 

De hecho, esta condición es considerada una infección de transmisión sexual.

Aún así, la prostatitis bacteriana también puede ser causada por cualquier otro tipo de bacteria que pueda infectar el tracto urinario y llegar a la próstata, como es el caso de E. coli que no es considerada una infección contagiosa.

A su vez, los otros tipos de prostatitis no bacteriana tampoco son contagiosos. 

Esto se debe a que sus causas son de origen inmunológico, traumatismos de la zona, disfunciones nerviosas o estrés. 

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los síntomas comunes de la prostatitis?

Los síntomas pueden incluir dolor o molestias pélvicas, micción dolorosa o frecuente, y a veces fiebre o escalofríos.

¿La prostatitis puede afectar la función sexual?

Sí, en algunos casos, la prostatitis puede causar disfunción eréctil o dolor durante la eyaculación.

¿La prostatitis puede prevenirse?

No hay una prevención garantizada, pero mantener una buena higiene, orinar después del coito y evitar actividades que irriten la próstata pueden reducir el riesgo.

¿Qué especialista médico se debe consultar en caso de sospecha de prostatitis?

Se debe consultar a un urólogo o médico de atención primaria.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¿Quieres más información? Suscríbete y recibe novedades

Revisa estos artículos recomendados

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

¡Protege a tu familia hoy mismo!

Más de 35 años cuidando tu salud.

Descubre cómo podemos ayudarte a mantener un estilo de vida saludable con el respaldo de nuestros expertos.

Conoce más
foto-demo