¡Continuamos con el CYBER ONCO! Afilia a 2 o más personas y obtén 50% DSCTO 👉
Afíliate aquí

Programas

Beneficios

Lo que ofrecemos

Protégete aquí
Funciones de la Piel: Por Qué es Tan Importante

Funciones de la Piel: Por Qué es Tan Importante

Lectura de 5 minuto(s)

Todos sabemos que la piel es el órgano más visible de nuestro cuerpo, pero ¿conoces la gran cantidad de funciones que desempeña la piel? Desde el aislamiento hasta la protección contra la radiación UV, este órgano es fundamental para mantener una buena salud. En este artículo, examinaremos más a fondo las funciones de la piel.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y desempeña un papel vital en muchas de nuestras actividades cotidianas. 

Sin ella, no podríamos regular la temperatura, protegernos de los peligros ambientales, evitar que las infecciones y las bacterias patógenas penetren en el organismo ni realizar otras funciones importantes. 

Es realmente uno de los órganos esenciales de nuestro organismo. 

New call-to-action

Funciones de la piel

La piel desempeña varias funciones.

Regulación de la temperatura corporal 

La función más obvia de la piel es actuar como aislante natural y ayudar a mantener el cuerpo a su temperatura ideal, independientemente del entorno que nos rodea.

¿Cuáles son las funciones de la piel?

Las glándulas sudoríparas que se encuentran en la superficie de la piel producen sudor que ayuda a enfriar el cuerpo evaporándose de la piel. 

Este proceso ayuda a que nuestro cuerpo funcione correctamente, al tiempo que contribuye a prevenir los golpes de calor y otros problemas de salud causados por las temperaturas extremas. 

Protección contra la radiación UV

La piel es un escudo natural contra los dañinos rayos ultravioleta (UV) del sol, que pueden dañar el ADN de nuestras células. 

El pigmento melanina absorbe la radiación UV y ayuda a protegernos de sus efectos nocivos. 

Protección contra la radiación UV

El protector solar es otra herramienta importante para proteger nuestra piel de los daños causados por los rayos UV, por lo que es importante aplicar regularmente protector solar en cualquier zona expuesta del cuerpo cuando se está al aire libre. 

Prevención de bacterias y enfermedades:

El exterior a menudo puede estar lleno de bacterias y otros microorganismos causantes de enfermedades.

Afortunadamente, la piel ayuda a protegernos de estos patógenos actuando como una barrera protectora que impide que entren en el organismo. 

También contiene aceites y ácidos grasos naturales que ayudan a combatir a los posibles invasores antes de que puedan acceder a nuestros órganos internos. 

Sensación de la presión y el tacto

La piel también es un órgano sensorial que nos ayuda a percibir diferentes sensaciones, como la presión, la temperatura y el dolor. 

Está compuesta por células nerviosas que detectan estas sensaciones y envían señales al cerebro para que podamos responder adecuadamente. 

Otras funciones de la piel

Además de las funciones anteriores, la piel realiza otras funciones.

¿Cuáles son las funciones de la piel?

Sintetiza la Vitamina D  que es esencial para la salud ósea y la prevención de enfermedades. 

La piel también es capaz de repararse a sí misma cuando está dañada o lesionada.

El proceso de regeneración de la piel comienza cuando las células dañadas son sustituidas por otras nuevas.

Esto contribuye a mejorar el aspecto y la función de la piel, al tiempo que ayuda a prevenir infecciones y otras complicaciones. 

La piel actúa como primera línea de defensa contra bacterias y virus nocivos.

Alberga varios tipos de células inmunitarias, como los linfocitos, que ayudan a combatir infecciones y enfermedades.

La piel también cumple funciones sociales, ya que es una parte importante de la identidad personal y puede reflejar la edad, la raza y la salud general. 

También puede expresar emociones y estados emocionales a través del rubor, la sudoración y otras respuestas fisiológicas. 

Todas estas funciones son esenciales para nuestra salud y bienestar. 

Sin la protección de la piel, seríamos vulnerables a muchos factores ambientales potencialmente peligrosos. 

Por lo tanto, es importante que cuidemos bien nuestra piel.

De este modo, la piel se mantendrá sana y cumplirá su importante función de protegernos.

Los efectos del envejecimiento en las funciones de la piel  

A medida que envejecemos, nuestra piel experimenta cambios complejos que pueden alterar su aspecto, textura y función. 

A medida que el colágeno se descompone en la capa de la dermis de la piel, permite que la grasa se desplace en lugar de permanecer en su sitio, lo que da lugar a arrugas y pliegues más profundos en todo el rostro. 

Las glándulas sebáceas situadas bajo la superficie de la piel también se vuelven menos activas. 

Esto significa que la piel no se regenera ni se repara tan eficazmente con el paso del tiempo. 

El adelgazamiento de las capas de tejido provoca una disminución de la elasticidad, lo que conduce a la flacidez de la piel. 

Además de estos efectos primarios del envejecimiento sobre las funciones de la piel, otros cambios, como una circulación sanguínea más lenta debido al estrechamiento de los capilares y una mayor susceptibilidad a los daños solares, también contribuyen a una disminución general del funcionamiento saludable de nuestro órgano más grande.

Consejos para proteger la piel de los daños causados por elementos externos 

Para proteger la piel de los daños causados por agentes externos como la exposición al sol y la contaminación es recomendable que tomes algunas previsiones:

  • Usa protector solar diariamente, incluso en días nublados. Eligible SPF 30 o más para bloquear los rayos UVA y UVB dañinos del sol.
  • Lleva siempre contigo gafas de sol con un filtro solar para proteger tus ojos.
  • Establece límites a la exposición directa al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, cuando los rayos del sol son más intensos.
  • Usa productos faciales específicamente formulados para tu tipo de piel que contengan antioxidantes -como el ácido hialurónico- para protegerla.
  • Hidrata bien tu piel diariamente con cremas hidratantes específicas según tu tipo de piel para evitar que se reseque por los agentes externos que la rodean.

Formas de mantener la piel sana y en buen estado  

Aquí hay algunas formas de mantener su piel sana y en buen estado:

  • Bebe mucha agua cada día para hidratar profundamente la piel desde el interior.
  • Sigue una dieta saludable con alimentos ricos en antioxidantes naturales como frutas y verduras para ayudar a proteger tu piel contra los radicales libres.
  • Acude al dermatólogo si tienes alguna sospecha o preocupación respecto a tu piel para recibir un diagnóstico profesional adecuado.

La piel desempeña una serie de funciones fundamentales, tanto biológicas como sociales.

Por eso es importante que la cuides y acudas al médico si percibes algún cambio en tu piel.

New call-to-action

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Suscríbete a nuestro Blog!

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo