¡Continuamos con el CYBER ONCO! Afilia a 2 o más personas y obtén 50% DSCTO 👉
Afíliate aquí
Fiebre Interna: Causas, Síntomas y Tratamiento

"Fiebre Interna": Causas, Síntomas y Tratamiento

Lectura de 3 minuto(s)

"Fiebre interna" es el término que se usa coloquialmente para describir la sensación de alza térmica, que se manifiesta cuando una persona siente un calor interno en el cuerpo, pero sin que exista un aumento real de temperatura. En este artículo resumiremos las causas, síntomas y tratamientos de la "fiebre interna" para que puedas entender, prevenir y manejar esta condición.

Nueva llamada a la acción

La fiebre es una reacción común y reconocida del cuerpo ante una variedad de condiciones, desde infecciones virales como la gripe hasta afecciones más graves. 

Se manifiesta a través de un aumento en la temperatura corporal, normalmente indicada por un termómetro, junto con otros síntomas como malestar general, escalofríos y sudoración. 

Sin embargo, en algunos casos, las personas pueden experimentar lo que, aunque no se trata de un término médicamente correcto, se conoce popularmente como "fiebre interna". 

Esta condición, a pesar de no estar formalmente reconocida en el campo de la medicina, se refiere a una sensación subjetiva de tener fiebre, con síntomas como escalofríos, sudoración y malestar, pero sin que se registre un aumento en la temperatura corporal con un termómetro. 

New call-to-action

Causas de la "fiebre interna"

El alza térmica, que se puede encontrar presente en casi todos los procesos infecciosos de origen viral o bacteriano. Como signo clínico, hace referencia a una alteración del mecanismo regulador de la temperatura.

Por otro lado, las elevaciones de la temperatura corporal que no superan los 38 ºC pueden deberse a causas tan diversas como el embarazo, la segunda fase del ciclo menstrual, el ejercicio, o un ambiente caluroso.

Síntomas de la "fiebre interna"

La "fiebre interna" puede estar acompañada de una variedad de síntomas que podrían hacer sentir a la persona enferma, aunque un termómetro no muestre ningún aumento en la temperatura corporal. 

Entre los signos más comunes se encuentran:

Una sensación general de calor similar a la que se siente durante una fiebre

  • Escalofríos que pueden persistir a lo largo del día, lo cual es especialmente desconcertante si no hay una razón aparente para estos (por ejemplo, no se está en un ambiente frío)
  • Una sensación generalizada de malestar, que puede ser difícil de describir pero que implica sentirse "no del todo bien"
  • Dolores de cabeza, que pueden variar en intensidad desde un leve malestar hasta dolores fuertes y punzantes
  • Fatiga, que puede llevar a la persona a sentirse sin ganas de participar en sus actividades diarias habituales
  • Una falta notable de energía, que puede manifestarse tanto en una disminución de la motivación para realizar tareas, como en una sensación física de debilidad o agotamiento.

Resulta esencial para cualquier persona que experimente estos síntomas prestar atención tanto a su duración como a la aparición de cualquier otro signo adicional. 

Si los síntomas persisten o si aparecen nuevos signos, es posible que se requiera la intervención de un profesional de la salud. 

Este puede realizar diversas pruebas que permitan identificar la causa subyacente de estos síntomas y, en consecuencia, determinar el tratamiento más apropiado para abordarlos.

Tratamiento para la "fiebre interna"

Si se experimentan síntomas relacionados con la misma, la primera y más importante sugerencia es garantizar una hidratación adecuada. 

Mantenerse bien hidratado puede desempeñar un papel fundamental en la regulación de la temperatura corporal y también puede aliviar ciertos síntomas asociados con la fiebre.

Además de la hidratación, es igualmente esencial permitirse tiempo para descansar. 

Si se requiere aliviar la sensación de calor y el malestar, puede resultar conveniente quitar cualquier exceso de ropa y tomar un baño con agua tibia.

No obstante, si los síntomas persisten durante un período prolongado o si se presentan síntomas adicionales, como tos, vómitos, diarrea, úlceras en la boca, desmayos o sangrado nasal, es esencial buscar atención médica inmediata. 

Estos signos pueden indicar la presencia de una afección más grave que requiere atención y tratamiento profesional.

Recuerda que siempre es mejor prevenir y tratar cualquier signo de enfermedad de manera oportuna para garantizar un mejor pronóstico.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Suscríbete a nuestro Blog!

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo