¡Continuamos con el CYBER ONCO! Afilia a 2 o más personas y obtén 50% DSCTO 👉
Afíliate aquí
Faringitis Crónica: Qué Es y Cómo Curarla

Faringitis Crónica: Qué Es y Cómo Curarla

Lectura de 6 minuto(s)

¿Sufres de dolor de garganta constante y no sabes por qué? Podría ser faringitis crónica, una condición que afecta a muchos pero que a menudo se pasa por alto. En este artículo, conocerás qué es la faringitis crónica, sus causas y síntomas, y cómo puedes tratarla eficazmente. 

¿Qué es la faringitis crónica?

La faringitis crónica es una inflamación persistente de la faringe, que es la parte del sistema respiratorio que conecta la boca y la nariz con la laringe y el esófago. 

Esta condición puede ser muy molesta, y aunque no suele ser grave, puede afectar significativamente tu calidad de vida.

¿Cómo se diferencia la faringitis crónica de la faringitis aguda?

Mientras que la faringitis aguda es una inflamación temporal generalmente causada por una infección viral o bacteriana, la faringitis crónica es una condición de larga duración que puede durar meses si no se trata adecuadamente.

Causas de la faringitis crónica

Estas son algunas de las causas más comunes:

Infecciones crónicas o recurrentes: Ya sean virales o bacterianas, si sufres de infecciones de garganta con frecuencia, la inflamación podría volverse crónica con el tiempo.

Factores ambientales: La exposición constante a agentes irritantes como humo de tabaco, polvo, o contaminación del aire puede llevar a una irritación crónica de la faringe.

Reflujo gastroesofágico (ERGE): Esta es una condición en la cual los ácidos del estómago suben al esófago y llegan hasta la garganta, lo cual puede causar irritación de la mucosa y, por lo tanto, faringitis crónica.

Alergias: Las alergias a elementos como el polen, el polvo, los ácaros o ciertos alimentos pueden provocar una inflamación constante en la faringe.

Uso excesivo de la voz: Las personas que utilizan su voz de manera intensiva, como cantantes o profesores, pueden desarrollar faringitis crónica debido al esfuerzo constante que realizan.

Consumo de alcohol y tabaco: El consumo excesivo de alcohol, así como fumar, son factores que pueden irritar la garganta y contribuir al desarrollo de faringitis crónica.

Cada individuo es diferente, y en algunos casos, la faringitis crónica puede ser el resultado de una combinación de varios de estos factores. 

Por eso es crucial consultar con un profesional médico para un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado a tus necesidades específicas.

Síntomas de la faringitis crónica

Aunque los síntomas pueden variar de persona a persona, aquí te presentamos algunos de los más comunes que podrían indicar la presencia de esta afección:

Dolor o molestia en la garganta: Este es quizás el síntoma más obvio y molesto. Puede sentirse como una irritación constante o como si algo estuviera "atascado" en la garganta.

Cambios en la voz: Un tono de voz ronco o cambios en la calidad de tu voz pueden ser un indicativo de faringitis crónica, especialmente si se mantienen durante un periodo prolongado.

Tos persistente: Una tos seca o con flema que no parece desaparecer puede ser otro signo de faringitis crónica.

Dificultad para tragar: También conocida como disfagia, este síntoma puede hacer que comer o beber se convierta en una tarea incómoda o incluso dolorosa.

Sensación de sequedad o picazón: Puedes sentir que tu garganta está constantemente seca o que te pica, lo que te lleva a querer aclarar tu garganta con frecuencia.

Si estás experimentando alguno de estos síntomas de manera persistente, es crucial que consultes con un médico para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. 

Ignorar los síntomas podría llevar a complicaciones o a que la afección se vuelva más difícil de tratar con el tiempo.

Diagnóstico

Si has estado experimentando síntomas que sugieren faringitis crónica, es importante que acudas al médico para obtener un diagnóstico preciso. 

El médico comenzará por una exploración física completa de la garganta, para examinar la faringe más detenidamente y evaluar el nivel de inflamación o irritación.

También te hará preguntas sobre tus síntomas y posibles factores de riesgo, lo que le puede ayudar a identificar las posibles causas subyacentes de la faringitis crónica.

Dependiendo de tus síntomas y del examen físico, podrían recomendar pruebas adicionales. 

Esto podría incluir un cultivo de garganta para identificar bacterias o virus específicos, o pruebas de alergia para descartar posibles alérgenos que puedan estar causando la inflamación.

Tratamiento de la faringitis crónica

El tratamiento de la faringitis crónica suele ser multifacético y adaptado a las necesidades de los pacientes, dependiendo de la causa subyacente. 

Medicación

Antibióticos: Si la causa es bacteriana, los antibióticos son generalmente la primera línea de tratamiento.

Antihistamínicos: Si las alergias son la causa, los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Antiácidos e inhibidores de la bomba de protones: Si se sospecha de reflujo ácido, estos medicamentos pueden controlar la producción de ácido en el estómago.

Cambios en el estilo de vida

Dejar de fumar y evitar el alcohol: Ambos factores son irritantes conocidos y su eliminación puede marcar una diferencia significativa.

Control del ambiente: Evitar irritantes como el polvo y los productos químicos fuertes también puede ayudar a aliviar los síntomas.

Higiene vocal: Para aquellos que usan su voz de manera intensiva, aprender técnicas de higiene vocal puede ser útil.

Cirugía, radioterapia y quimioterapia

En el caso de que se diagnostique cáncer de garganta, es muy probable que el médico sugiera diversas opciones de tratamiento para esta enfermedad, como la operación quirúrgica, la quimioterapia o la terapia de radiación. 

La elección del tratamiento se basará en factores como la clase de cáncer, el grado de avance y la localización específica.

Siempre es crucial hablar con un profesional médico para obtener más información, un diagnóstico y tratamiento adecuados. 

Prevención de la faringitis crónica

Si bien no todas las formas de faringitis crónica son completamente prevenibles, hay pasos que puedes seguir para reducir el riesgo de desarrollar esta afección o para evitar que empeore. 

  • Mantén una buena higiene y lava tus manos regularmente.
  • Evita irritantes: Si sabes que ciertos irritantes como el humo del tabaco, la contaminación o ciertos productos químicos te afectan, haz lo posible por evitarlos.
  • Controla el reflujo gastroesofágico
  • Evita el esfuerzo vocal: Si usas tu voz de forma intensiva, toma descansos regulares y aprende técnicas para usar tu voz.
  • Mantén un ambiente húmedo en los meses más secos o en ambientes donde el aire acondicionado o la calefacción pueden secar el aire y, por lo tanto, tu garganta.
  • Mantén tus vacunas al día, especialmente la vacuna contra la gripe y otras que sean relevantes para las infecciones respiratorias.
  • Consulta al médico regularmente, especialmente si eres propenso a las infecciones de garganta o tienes factores de riesgo para la faringitis crónica.

Recuerda que la prevención es siempre la mejor forma de tratamiento. 

Conclusión

La faringitis crónica puede ser una afección molesta que afecta tu calidad de vida de maneras sutiles pero significativas. 

Afortunadamente, una vez que se identifica la causa, hay varios caminos de tratamiento disponibles. 

Si sospechas que podrías estar sufriendo de faringitis crónica, lo mejor es consultar a un profesional médico para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Preguntas frecuentes sobre la faringitis crónica

¿Cuánto tiempo dura la faringitis crónica?

Los síntomas persisten durante un largo período, generalmente varias semanas. No hay un plazo específico, y el tiempo puede variar de persona a persona.

¿Puede la faringitis crónica convertirse en algo más grave?

Si se deja sin tratar, la faringitis crónica puede llevar a complicaciones como infecciones del oído, sinusitis crónica y otros problemas de salud.

¿Los antibióticos siempre son necesarios para tratar la faringitis crónica?

No, los antibióticos sólo son eficaces si la causa de la faringitis crónica es bacteriana. Si la causa es viral, alérgica o debido a irritantes, los antibióticos no serán efectivos.

¿Se puede contagiar la faringitis crónica?

Sí, en casos donde la faringitis crónica tenga un origen viral o bacteriano, existe el riesgo de transmisión de persona a persona. Esto puede ocurrir a través de la saliva, el moco o la secreción nasal. Además, ciertas bacterias y virus pueden permanecer activos en objetos como toallas, cepillos de dientes y utensilios de cocina, lo que también puede facilitar la propagación de la infección.

¿La faringitis crónica puede afectar mi calidad de vida?

Sí, los síntomas como dolor de garganta persistente, cambios en la voz y dificultad para tragar pueden afectar significativamente tu bienestar y calidad de vida. Por eso es importante buscar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Suscríbete a nuestro Blog!

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo