¡Protégete y ahorra! 2x1 en nuestros programas destacados 👉
Afíliate aquí

Programas

Beneficios

Lo que ofrecemos

¡Afíliate aquí!
Enfermedades Venéreas: Cuáles Debes Conocer

Enfermedades Venéreas: Cuáles Debes Conocer

Lectura de 5 minuto(s)

Es importante conocer las enfermedades venéreas porque, si no se tratan, pueden causar enfermedades graves. En este artículo hablaremos de los tipos más comunes de enfermedades venéreas. Conocer todos estos datos puede ayudarte a proteger tu salud.

Qué son las enfermedades venéreas

Las enfermedades venéreas, comúnmente denominadas ETS, son infecciones que se transmiten por contacto sexual. 

Lo más habitual es que se transmitan por vía vaginal o anal, pero también pueden contagiarse a través del sexo oral o compartiendo agujas. 

Aunque algunas de estas enfermedades pueden curarse fácilmente con antibióticos, no existe cura para el VIH/SIDA ni para algunas otras ETS como el herpes. 

Muchas de estas enfermedades no presentan síntomas y pueden pasar desapercibidas durante años si la persona no se somete a pruebas periódicas. 

Es importante practicar sexo seguro y someterte a revisiones médicas periódicas para asegurarte de que te mantienes sano.

Causas de las enfermedades venéreas

Las enfermedades venéreas son dolencias muy infecciosas que se transmiten por contacto sexual. 

Las ETS suelen estar causadas por diversos microorganismos, como bacterias, parásitos o virus. 

Pueden ir desde las infecciones bien conocidas como la gonorrea, la sífilis y la clamidia -todas ellas de origen bacteriano- hasta las derivadas de una infestación parasitaria (tricomoniasis), pasando por enfermedades más graves inducidas por virus, como el virus del papiloma humano, el herpes genital y el VIH/sida. 

Sin embargo, independientemente de su causa, siguen siendo uno de los problemas de salud más comunes en la actualidad.

Enfermedades venéreas más comunes

Clamidia

La clamidia es una infección bacteriana que se transmite por contacto sexual. 

Es la ETS más común en Estados Unidos, con más de 3 millones de casos registrados cada año. 

La clamidia puede causar diversos síntomas, como dolor al orinar, secreción inusual del pene o la vagina, y ardor o picor alrededor de los genitales. 

Si no se trata, la clamidia puede provocar graves problemas de salud, como enfermedad inflamatoria pélvica.

Gonorrea

Los síntomas de la gonorrea aparecen comúnmente en el tracto genital.

En los hombres los síntomas incluyen dolor al orinar, dolor o hinchazón en un testículo y secreción en el pene.

En el caso de las mujeres, los síntomas de la gonorrea son dolor al orinar. aumento del flujo vaginal y sangrado después de una relación sexual o entre períodos.

La gonorrea no tratada puede generar complicaciones como infertilidad tanto en hombres como en mujeres.

Sífilis

La sífilis es una infección bacteriana que se transmite por contacto sexual.

Puede causar diversos síntomas, como erupciones en el cuerpo, fiebre, dolor de cabeza y fatiga. 

Si no se trata, la sífilis puede provocar graves problemas de salud, como ceguera y parálisis.

Herpes

El herpes es una infección vírica que se transmite por contacto sexual y que puede causar diversos síntomas, como ampollas dolorosas en los genitales o alrededor de la boca. 

Aunque el herpes no tiene cura, puede controlarse con medicación.

VPH

El VPH puede causar diversos síntomas, como verrugas genitales y cáncer de cuello uterino. 

Aunque no tiene cura, hay vacunas disponibles que pueden ayudar a proteger contra algunos tipos de VPH.

Tricomoniasis

Esta enfermedad es causada por un parásito presente en los fluidos sexuales.

La mayoría de las personas no tienen síntomas, pero igualmente pueden transmitir la enfermedad, por lo que siempre es importante tomar las medidas de prevención.

Cuando se presenta algún síntoma estos pueden incluir dolor al orinar, vaginitis y flujo con mal olor.

VIH/SIDA

El VIH es un virus que puede causar el SIDA.

Aunque no existe cura para el VIH hay tratamientos que pueden ayudar a que las personas se mantengan saludables aún después de haber contraído la enfermedad.

El VIH afecta las células del sistema inmunitario, encargado de proteger al cuerpo de las enfermedades.

Por esta razón es que las personas con SIDA pueden enfermar de gravedad debido a infecciones que en circunstancias normales el cuerpo podría combatir.

Síntomas de las enfermedades venéreas

Las enfermedades venéreas, también conocidas como enfermedades de transmisión sexual (ETS), suelen identificarse por los síntomas que presentan. 

Aunque los síntomas varían de acuerdo a la enfermedad, los signos y síntomas más comunes son llagas o verrugas genitales, secreción inusual de la vagina o el pene, ardor o picazón en y alrededor de la zona genital, dolor al orinar, dolor pélvico y ocasionalmente fiebre. 

Es importante ser consciente de estos posibles síntomas y someterse a las pruebas de inmediato si sospechas que puedes haber contraído una de estas enfermedades infecciosas transmitidas durante el contacto sexual. 

Si no se tratan, las enfermedades venéreas pueden tener consecuencias para la salud a largo plazo, tanto para hombres como para mujeres, por lo que un diagnóstico y tratamiento rápidos son vitales.

Diagnóstico y opciones de tratamiento de las enfermedades venéreas

Es importante detectar y diagnosticar precozmente las enfermedades venéreas para recibir un mejor tratamiento y evitar complicaciones posteriores. 

En la mayoría de los casos, el diagnóstico comienza con un examen físico realizado por un médico que puede recomendar una o más de las siguientes pruebas: muestra de orina, análisis de fluidos corporales con un hisopo o un análisis de sangre. 

Si se sospecha de una enfermedad venérea, es probable que el médico solicite una prueba de laboratorio para confirmar el diagnóstico y determinar de qué tipo es.

Una vez diagnosticada, existen numerosas opciones de tratamiento en función del tipo de ETS contraída. 

Por lo general, estos tratamientos consisten en antibióticos para las infecciones bacterianas o medicamentos antivirales para las infecciones víricas. 

La clave para tratar con éxito las enfermedades venéreas es buscar rápidamente atención médica de profesionales cualificados; no hacerlo puede acarrear graves problemas de salud a largo plazo.

Estrategias de prevención

Las enfermedades venéreas deben tomarse en serio, ya que pueden afectar significativamente a la calidad de vida en general. 

Para reducir las posibilidades de contraer estas enfermedades, es importante practicar sexo seguro utilizando siempre preservativo y limitando el número de parejas sexuales: cuantas menos parejas, menos riesgo de contraer algo. 

También hay muchas medidas médicas que se deben tomar, como vacunarse contra el VPH y la hepatitis B y someterse a revisiones periódicas y pruebas de ETS cuando sea necesario. 

Con la creciente concienciación sobre este tema, unas simples medidas preventivas pueden ayudar mucho a reducir la incidencia de las enfermedades venéreas.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¿Quieres más información? Suscríbete y recibe novedades

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo