¡Continuamos con el CYBER ONCO! Afilia a 2 o más personas y obtén 50% DSCTO 👉
Afíliate aquí
Enfermedades que Producen Sangrado Nasal

Enfermedades que Producen Sangrado Nasal

Lectura de 4 minuto(s)

El sangrado nasal, también conocido como epistaxis, es un problema común que puede ser alarmante pero rara vez indica una enfermedad grave. Aunque a menudo es inofensivo, puede ser un síntoma de varias enfermedades. Este artículo explora las diversas enfermedades que pueden causar sangrado nasal.

La epistaxis, comúnmente referida como sangrado nasal, es una afección frecuente que puede ocurrir en individuos de cualquier edad.

En la mayoría de los casos, las hemorragias nasales son leves y se pueden detener fácilmente en casa.

Sin embargo, en algunos casos, las hemorragias nasales pueden ser más graves y ser causadas por una enfermedad subyacente.

Qué es el sangrado nasal

El sangrado nasal ocurre cuando los delicados vasos sanguíneos dentro de la nariz se rompen. 

Esto puede ser desencadenado por causas tan simples como el aire seco, la irritación nasal, o el rascado. 

Sin embargo, también puede ser un síntoma de diversas enfermedades.

Enfermedades que producen sangrado nasal

Las causas más comunes de sangrados nasales incluyen:

Aire seco: La sequedad en las membranas nasales las hace más susceptibles a sangrados e infecciones.

Hurgarse la nariz: Esta acción puede provocar sangrados al irritar o lesionar las delicadas paredes internas de la nariz.

El sangrado nasal también puede deberse a :

Enfermedades del hígado

Las enfermedades hepáticas, como la cirrosis, pueden alterar la coagulación sanguínea y provocar sangrados nasales más frecuentes o severos.

Hemofilia y otras condiciones

Los trastornos hemorrágicos como la hemofilia o la enfermedad de Von Willebrand pueden hacer que los sangrados nasales sean más difíciles de controlar debido a la incapacidad del cuerpo para coagular la sangre adecuadamente.

Infecciones

Las infecciones como el resfriado común, la gripe o la sinusitis pueden causar inflamación y congestión nasal, lo que a su vez puede llevar a sangrados nasales.

Alergias

Las alergias que afectan las vías respiratorias pueden causar inflamación en la nariz, lo que puede provocar sangrado.

Uso de medicamentos

El uso de anticoagulantes (como la warfarina) o medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) puede aumentar el riesgo de sangrados nasales.

Abuso de sustancias

El uso de sustancias como la cocaína puede dañar el revestimiento nasal y provocar sangrados.

Tumores nasales

Aunque raros, los tumores en la nariz, benignos o malignos, pueden ser una causa de sangrado nasal.

Diagnóstico 

Cuando los sangrados nasales son recurrentes o severos, es fundamental buscar atención médica para un diagnóstico preciso. 

Un médico generalmente comenzará con una historia clínica detallada y una exploración física.

Historia clínica

Aquí, el médico se interesará por la frecuencia, duración, severidad y las circunstancias bajo las cuales ocurren los sangrados nasales. 

También preguntará sobre cualquier historial de enfermedades conocidas, uso de medicamentos, especialmente anticoagulantes o AINEs, y posibles exposiciones a irritantes o sustancias nocivas.

Examen físico

El examen físico puede incluir una inspección de la nariz para buscar anomalías estructurales, signos de trauma, inflamación, o la presencia de cuerpos extraños. 

También se evaluará la presión arterial y se realizarán exámenes adicionales si se sospecha una enfermedad sistémica.

Pruebas diagnósticas

Pueden realizarse pruebas de coagulación y conteo sanguíneo completo para evaluar trastornos de la coagulación o infecciones.

En algunos casos, se puede requerir una endoscopia nasal para visualizar con mayor detalle el interior de la nariz y localizar la fuente del sangrado.

Radiografías, tomografías computarizadas (TC) o resonancias magnéticas (RM) pueden ser necesarias si se sospecha de tumores o anomalías estructurales significativas.

Tratamiento del sangrado nasal

El tratamiento del sangrado nasal dependerá de la enfermedad subyacente. 

En general, el tratamiento puede incluir medicamentos para controlar la coagulación, los síntomas de la enfermedad subyacente o los efectos secundarios de los medicamentos que pueden estar causando el sangrado nasal.

Primeros auxilios para sangrados nasales

  • Mantén la calma y siéntate derecho con la cabeza inclinada ligeramente hacia adelante.
  • Usa el pulgar y el índice para presionar la parte blanda de la nariz, justo por encima de las fosas nasales, durante 5 a 10 minutos.
  • Respira por la boca y evita inclinar la cabeza hacia atrás, ya que esto puede causar que la sangre baje por la garganta.
  • Si el sangrado continúa después de 10 minutos, repite el pellizco por otros 10 minutos.
  • Busca atención médica si el sangrado no se detiene o si es recurrente y severo.

Este artículo proporciona una visión general de las enfermedades que pueden causar sangrado nasal, pero no sustituye el consejo médico profesional. 

Si tienes preocupaciones sobre tu salud, siempre es mejor consultar al médico.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo debo preocuparme por un sangrado nasal?

Debes buscar atención médica si el sangrado es frecuente, dura más de 20 minutos, es muy abundante, o si está acompañado de otros síntomas como mareos o dificultad para respirar. Además, es conveniente acudir al médico si el sangrado nasal ocurre después de un accidente.

¿El sangrado nasal es común en niños? 

El sangrado nasal es bastante común en niños, a menudo debido a causas como aire seco, rascado nasal o irritaciones leves. Generalmente, no es motivo de preocupación a menos que sea frecuente, abundante, o acompañado de otros síntomas.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Suscríbete a nuestro Blog!

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo