Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Conoce más
0 %   l e í d o

12/11/2021 - Léelo en 4 min.

Enfermedades del Riñón: Cuáles son las Más Comunes

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Los riñones son muy importantes para la salud en general. Por esa razón es esencial conocer las enfermedades renales más comunes y sus síntomas. De este modo, podrás recibir tratamiento si experimentas algún problema y prevenir daños mayores en los riñones. A continuación puedes leer sobre las enfermedades del riñón más comunes.

Los riñones son los encargados de filtrar las toxinas y los productos de desecho del organismo. 

Cuando los riñones no funcionan bien, los productos de desecho pueden acumularse en el organismo, causando graves problemas.

Por ello, es importante conocer algunas de las enfermedades del riñón más comunes y sus síntomas. 

Enfermedades del riñón más comunes

Enfermedad renal crónica

La enfermedad renal crónica es la enfermedad más común de los riñones en adultos. 

Se caracteriza por un daño en los riñones gradual y progresivo que puede llevar a un fallo renal.

Esta enfermedad afecta a millones de personas en todo el mundo, y la incidencia está aumentando debido a factores como la obesidad y el control inadecuado de la diabetes. 

La enfermedad renal crónica puede ser asintomática durante años, por lo que es importante hacerse exámenes regulares para detectarla precozmente. 

Los tratamientos actuales se centran en controlar los síntomas y retardar la progresión de la enfermedad, pero no existe una cura. 

Es importante tomar medidas para reducir el riesgo de desarrollarla, como mantener un peso saludable, controlar la diabetes y hacer ejercicio regularmente. 

La glomerulonefritis

La glomerulonefritis es una enfermedad que causa inflamación de los glomérulos. 

Los glomérulos son estructuras en los riñones que ayudan a filtrar la sangre. 

Cuando están inflamados, no pueden hacer su trabajo correctamente. 

Esto puede conducir a problemas como proteínas en la orina, retención de líquidos e hipertensión arterial. 

Existen muchas causas diferentes de glomerulonefritis, incluyendo enfermedades autoinmunes, infecciones y el uso de ciertos medicamentos. 

Existen tratamientos disponibles para ayudar a controlar los síntomas y mantener un buen estado de salud.

Cáncer de riñón

El cáncer de riñón es uno de los tipos de cáncer que más afecta a la población mundial.

Aunque el cáncer de riñón es más común en personas mayores de 60 años, también puede afectar a personas más jóvenes. 

Los factores de riesgo para el cáncer de riñón incluyen la edad, el tabaquismo, la obesidad y la exposición a determinados químicos. 

Si el cáncer de riñón se detecta en un estadio temprano y se trata adecuadamente, tiene un buen pronóstico. 

Con el fin de mejorar el pronóstico y reducir la mortalidad, es importante que los pacientes se sometan a un diagnóstico y tratamiento oportunos.

Cálculos renales

Los cálculos renales son pequeños depósitos minerales duros que se forman en los riñones. 

Están formados por calcio, fosfato o ácido úrico. 

Los cálculos renales pueden tener un tamaño que oscila entre un grano de arena y una pelota de golf, y pueden provocar un fuerte dolor. 

Si no se tratan, los cálculos renales pueden provocar complicaciones graves, como daños renales, infecciones o  incluso la insuficiencia renal. 

Los cálculos renales más pequeños suelen atravesar el tracto urinario por sí solos, pero los casos más avanzados pueden requerir la administración de ciertos fármacos para disolverlos y para reducir el dolor.

En algunos casos, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para eliminar el cálculo.

Cuáles son los síntomas de las enfermedades del riñón

Los síntomas de las enfermedades del riñón varían según el tipo de patología.

El síntoma más común es un cambio en el color de la orina, que puede ir acompañado de espuma y/o sangre. 

Otros síntomas pueden incluir edema, es decir, retención de líquidos que provoca hinchazón, especialmente en las piernas.

Además, puede provocar alta presión sanguínea, anemia, fatiga, pérdida de peso y calambres musculares. También, cambios en el ritmo cardíaco, dificultad para respirar y dolor en la espalda o los costados. 

Si tienes alguno de estos síntomas, es importante consultar a un médico lo antes posible para descartar la posibilidad de una enfermedad renal. 

El diagnóstico precoz es fundamental para iniciar el tratamiento y evitar la progresión de la enfermedad.

Cuando acudir al médico

Es importante acudir al médico si tienes alguno de estos síntomas.

Esto se debe a que podrían ser signos de una afección de salud subyacente más grave. 

Por ejemplo, la fatiga y la dificultad para respirar pueden ser indicativos de anemia o problemas cardíacos. 

Del mismo modo, la pérdida de peso repentina podría ser un signo de diabetes. 

Por supuesto, también es posible que estos síntomas no sean motivo de preocupación. 

Sin embargo, siempre es mejor pecar de precavido y hacerse revisar por un profesional solo para estar seguro. 

Hacerlo, podría salvarte la vida a largo plazo.

Cómo se diagnostican las enfermedades del riñón

La enfermedad renal suele diagnosticarse mediante una serie de análisis de sangre y orina. 

El médico puede solicitar estas pruebas si la persona tiene síntomas de enfermedad renal, como fatiga, anemia, náuseas, vómitos y cambios en los hábitos de micción.

Las pruebas pueden ayudar a determinar la gravedad de la enfermedad renal y el funcionamiento de los riñones. 

Aquellos pacientes que padecen una enfermedad renal crónica, es probable que el médico vigile de cerca su estado para evitar que evolucione a una insuficiencia renal.

Cómo prevenir las enfermedades de los riñones

Hay varias formas de prevenir la enfermedad renal. 

Lo más importante es mantener un estilo de vida saludable, lo que incluye llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio con regularidad. 

También es importante controlar la presión arterial y la diabetes, ya que ambas pueden provocar daños en los riñones. 

Además, es importante evitar el tabaquismo y la exposición a toxinas y productos químicos que pueden dañar los riñones.

Las enfermedades del riñón son más comunes de lo que pensamos y muchas veces no presentan síntomas claros hasta que están avanzadas. 

Es por eso que es importante acudir al médico si presentamos cualquier tipo de molestia o malestar, sobre todo si tenemos antecedentes familiares de este tipo de patologías.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados

¡Te ayudamos! star