¡Continuamos con el CYBER ONCO! Afilia a 2 o más personas y obtén 50% DSCTO 👉
Afíliate aquí
Endoscopia Digestiva: Cuándo Debe Hacerse

Endoscopia Digestiva: Cuándo Debe Hacerse

Lectura de 5 minuto(s)

La endoscopia digestiva es un procedimiento médico esencial en la evaluación y diagnóstico de numerosas afecciones gastrointestinales. En este artículo, profundizaremos en qué es la endoscopia digestiva, cuándo se recomienda realizarla, y qué esperar durante y después del procedimiento. 

A medida que nos esforzamos por llevar una vida más sana, la importancia de cuidar nuestro cuerpo, tanto por dentro como por fuera, es cada vez más importante. 

La endoscopia digestiva es una herramienta importante para conocer la salud del tracto gastrointestinal, ya que ofrece una valiosa información sobre posibles problemas que, de otro modo, podrían pasar desapercibidos. 

Qué es la endoscopia digestiva

La endoscopia digestiva es un examen médico que permite a los médicos visualizar el interior del tracto digestivo. 

Utiliza un instrumento llamado endoscopio, un tubo flexible equipado con una cámara y luz. 

Este procedimiento ayuda a diagnosticar y, en algunos casos, tratar enfermedades del esófago, el estómago y el duodeno, partes esenciales del aparato digestivo.

Tipos de endoscopia digestiva

Hay varios tipos de endoscopia digestiva, incluyendo:

  • Gastroscopia: Examen del esófago, estómago y duodeno.
  • Colonoscopia: Examen del colon y recto.
  • Enteroscopia: Examen del intestino delgado.

Cada tipo se enfoca en diferentes partes del sistema digestivo y se utiliza según los síntomas y condiciones del paciente.

Cuándo se recomienda una endoscopia digestiva

Síntomas y condiciones

La endoscopia digestiva se recomienda en varias situaciones, como:

  • Dolor abdominal persistente: Para buscar la causa de dolor no explicado.
  • Dificultad para tragar (disfagia): Para investigar las causas detrás de la disfagia.
  • Sangrado gastrointestinal: Para localizar la fuente de sangrado.
  • Cambios en hábitos intestinales: Como cambios en la consistencia de las heces o presencia de sangre.
  • Vigilancia de condiciones preexistentes: Como enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.

Prevención y detección temprana

Además, la endoscopia digestiva juega un papel crucial en la detección temprana de cánceres gastrointestinales. 

Se recomienda como parte de los exámenes de detección, especialmente en individuos con factores de riesgo como historial familiar de cáncer gastrointestinal.

Preparación para la endoscopia digestiva

Antes del procedimiento

Antes de una endoscopia, es importante seguir las instrucciones del médico, que pueden incluir:

Ayuno: Evitar comer o beber varias horas antes del examen.

Medicamentos: Informar sobre cualquier medicamento que se esté tomando, ya que algunos pueden necesitar ser ajustados.

Por lo general, antes del procedimiento, el médico explica los riesgos y beneficios, y el paciente tiene la oportunidad de hacer preguntas.

El procedimiento de endoscopia digestiva

Durante la endoscopia, el paciente suele estar sedado para mayor comodidad. 

El endoscopio se introduce a través de la boca (en una gastroscopia) o el recto (en una colonoscopia) y se avanza suavemente. 

Las imágenes capturadas por la cámara se muestran en una pantalla, permitiendo al médico examinar el revestimiento del tracto digestivo.

Durante una endoscopia, se pueden realizar otros procedimientos como:

Toma de biopsias: Para obtener muestras de tejido para análisis.

Polipectomía: Para eliminar pólipos.

Después de la endoscopia digestiva

Después del procedimiento, el paciente permanecerá en observación hasta que los efectos de la sedación disminuyan. 

Puede haber molestias leves, como hinchazón o dolor de garganta, que suelen desaparecer rápidamente.

Resultados

Los resultados de la endoscopia pueden estar disponibles de inmediato o requerir análisis adicionales, especialmente si se tomaron biopsias.

Riesgos y complicaciones de una endoscopia digestiva

Aunque la endoscopia digestiva es por lo general una prueba segura, existen riesgos como:

  • Reacciones a la sedación
  • Sensación de náuseas o vómitos: Estos síntomas suelen ser leves y desaparecen rápidamente.
  • Hemorragia: Puede ocurrir si el médico toma una biopsia o realiza un tratamiento durante la endoscopia.
  • Perforación del tracto digestivo: La perforación es un riesgo muy poco frecuente que se puede producir al introducir el endoscopio con demasiada fuerza.

Estas complicaciones son raras y el procedimiento se considera altamente seguro cuando lo realiza un equipo médico experimentado.

Importancia de la endoscopia en la salud digestiva

La endoscopia digestiva no solo ofrece un medio para un diagnóstico preciso, sino que también se ha convertido en una herramienta clave para intervenciones terapéuticas efectivas. 

Su papel en la identificación temprana de condiciones graves, incluyendo cáncer, es fundamental en la planificación de un tratamiento adecuado. 

Por lo tanto, estar atento a las señales de tu cuerpo y buscar asesoramiento médico oportuno puede ser decisivo para mantener una salud digestiva óptima.

Preguntas frecuentes sobre la endoscopia digestiva

¿Cuánto tiempo dura una endoscopia digestiva?

La duración de una endoscopia digestiva varía según el tipo de procedimiento y las necesidades individuales del paciente. Generalmente, una gastroscopia puede durar entre 15 a 30 minutos, mientras que una colonoscopia puede tomar de 30 a 60 minutos. Este tiempo no incluye la preparación previa ni el período de recuperación posterior.

¿Es dolorosa la endoscopia digestiva?

La mayoría de los pacientes no sienten dolor durante una endoscopia digestiva debido a la sedación administrada. Puede haber cierta incomodidad, como sensación de presión o distensión, pero el procedimiento en sí no suele ser doloroso.

¿Puedo ir solo a mi cita de endoscopia o necesito acompañante?

Se recomienda ir acompañado a una cita de endoscopia digestiva. Dado que se utiliza sedación, es posible que no estés en condiciones de conducir o viajar solo después del procedimiento. El acompañante puede ayudar a trasladarte a casa y asegurarse de que estés bien.

¿Cuánto tiempo necesitaré para recuperarme después de una endoscopia digestiva?

La recuperación de una endoscopia digestiva es relativamente rápida. En general, los pacientes suelen estar en condiciones de reanudar sus rutinas habituales aproximadamente 24 horas después de haberse sometido al procedimiento. Sin embargo, debido a la sedación, se recomienda descansar y evitar actividades exigentes el resto del día.

¿Qué debo hacer si experimento síntomas inusuales después de una endoscopia digestiva?

Si experimentas síntomas como dolor abdominal severo, fiebre, sangrado intenso o problemas para respirar después de una endoscopia digestiva, debes buscar atención médica inmediata. Estos síntomas pueden indicar complicaciones del procedimiento.

¿Cómo afectará la endoscopia digestiva a mi dieta en los días siguientes al procedimiento?

Después de una endoscopia digestiva puede recomendarse una dieta blanda o evitar ciertos alimentos por un corto período de tiempo, especialmente si se realizaron procedimientos adicionales como biopsias o polipectomías. Será el médico quién suministrará las indicaciones según cada caso individual.

Oncosalud
Oncosalud

Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Etiquetas:

¡Suscríbete a nuestro Blog!

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo