Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Afíliate aquí
0 %   l e í d o

02/08/2021 - Léelo en 2 min.

Cobertura: cómo saber cuánta se necesita

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Saber elegir nuestra póliza de seguro es fundamental, pero sobre todo debemos estar conscientes de la cobertura que tendrá en las distintas circunstancias que se nos puedan presentar en la vida. En esta oportunidad, conocerás exactamente cómo elegir una de acuerdo a tus necesidades y futuros requerimientos. Acompáñanos a ver ¿cuál es la mejor póliza para ti?

¿Qué es la cobertura de una póliza de seguro?

Se trata específicamente del escudo o protección que nos puede ofrecer una determinada compañía de seguros. Aunque todo esto se da en un acuerdo previo que sucede en el momento que decides formalmente adquirirla. Además de estar determinada en función al valor de las cuotas que se establecen.

Es decir, que mientras más pagues, mayor será lo que cubren los servicios de dicha compañía. Esto ocurre cuando las personas deciden contratarla, sin importar el ramo que sea, puede ser un seguro de salud o simplemente automovilístico. 

La principal preocupación es saber hasta qué punto llega la responsabilidad de la aseguradora y en qué momento empieza nuestro propio compromiso. Generalmente, muchas ofrecen la posibilidad de adicionar ciertos beneficios a las coberturas más básicas. Sin embargo, esto va a depender fundamentalmente del acuerdo previo que se hizo con el asegurador.

Esto al final se resume en la garantía de que nuestro seguro aparecerá en el momento que lo necesitemos.

De igual forma, se conoce como cobertura a todas las divisiones o ramas de protección que tiene la póliza de seguro. Es decir, que en el momento en que la eliges algunas veces tienes también la opción de hacerla más ligera. De esta forma, la suma total a pagar por cuotas será un poco más baja.

¿Qué cobertura necesitas?

La mejor manera de afrontar esta respuesta es entendiendo que la mejor póliza no necesariamente es aquella que nos cobre sumas más económicas.

Una buena póliza es la que pueda cubrir la mayor parte de los siniestros que se nos puedan presentar en el futuro. 

En este sentido, entendemos que a mayor cobertura, mayor será nuestra protección y esto incluye a cualquier tipo de seguro, principalmente los que tienen que ver con nuestra salud y vida.

No obstante, la otra cara de la moneda es que estos siempre serán los más costosos en cuanto al pago de las cuotas. Es en este preciso momento es donde un asesor se hace valioso, pues es quien te guiará en el proceso.

Con un buen asesoramiento, puedes obtener la póliza que más se adapte a tu presupuesto y condiciones, tratando en la medida posible de sacarle mayor ventaja a la cobertura. Por lo tanto, tienes la posibilidad de elegir entre varias opciones. 

En este caso, el mejor consejo es que pienses con tranquilidad cuáles son esos inconvenientes que se te pueden ir presentando en el camino. Un ejemplo claro sería cuando deseas contratar una aseguradora para tu vehículo y eres taxista. 

Debes pensar que, por el trabajo que desempeñas, es más probable que te suceda un accidente, que a una persona que no tenga la necesidad de conducir todos los días. De manera que mientras más cubra el seguro contra futuros choques, mayor será tu protección y la de tu vehículo. Es decir, que cuando tengas que elegir, tiene que ser proporcional a tu propia vida y a las cosas que generalmente haces.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados