Te ayudamos a prevenir, identificar y luchar contra el cáncer. Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas.

Conoce más
0 %   l e í d o

02/11/2021 - Léelo en 3 min.

Aftas en la Garganta: Qué son, Síntomas y Tratamiento

Oncosalud
Entidad oncológica especializada en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Index de contenidos:

Las aftas en la garganta son lesiones ulceradas que se pueden presentar en cualquier parte de la mucosa oral, incluyendo la garganta. Su forma y tamaño puede variar, siendo estás pequeñas o grandes y manifestarse cómo lesiones únicas o múltiples.

Este tipo de lesiones en la mucosa bucal pueden tener varias causas, como traumatismos en la zona, deficiencias de vitaminas, estrés, algunas enfermedades o incluso un sistema inmune deprimido.

Generalmente, las aftas en la garganta suelen curarse por sí solas al cabo de una semana. 

Es importante asistir al médico en aquellos casos donde se demoran mucho tiempo en cicatrizar o se encuentran asociadas a otros síntomas como fiebre.

Qué son las aftas

Las aftas son lesiones benignas que se pueden presentar en cualquier parte de la mucosa oral. 

Este tipo de lesiones son bastante dolorosas y pueden aparecer tanto como una única lesión o como varias al mismo tiempo en distintos sitios.

Normalmente, las úlceras tienen una membrana de color blanco amarillento que las recubre y puede desprenderse, con bordes enrojecidos y de forma ovalada o redonda. 

Así mismo, pueden ser pequeñas de 5 mm de diámetro aproximadamente o mucho más grandes.

Causas de las aftas en la garganta

Si alguna vez has tenido aftas en la garganta, sabes lo dolorosas que pueden ser. 

Por desgracia, estas úlceras son bastante comunes, y su causa exacta sigue siendo desconocida. 

Sin embargo, hay algunos factores que pueden contribuir a su formación. 

Por ejemplo, las aftas pueden ser provocadas por infecciones víricas, lesiones bucales, estrés, desequilibrios hormonales o ciertos alimentos. 

También pueden ser un efecto secundario de ciertos medicamentos. 

En ocasiones puede deberse a deficiencia de vitamina B.

Si sufres aftas con frecuencia, es importante que acudas a un médico para descartar cualquier condición médica subyacente. 

Síntomas de las aftas en la garganta

Los síntomas más frecuentes que refieren los pacientes que presentan aftas en la garganta o en cualquier sitio de la cavidad bucal son: 

  • Dolor 
  • Sensación de ardor
  • Inflamación

Además de la presencia de las úlceras, por su forma pueden clasificarse en tres tipos de aftas: 

  • Aftas menores: suelen ser las más comunes, de pequeño tamaño y forma ovalada. Se curan por sí solas después de una semana. Son comunes en casos de origen idiopático o traumatismos. 
  • Aftas mayores: son de gran tamaño y mucho más dolorosas que las menores. Pueden tardar más tiempo en curarse y dejar cicatrices una vez desaparecen.
  • Aftas herpetiformes: se presentan como múltiples úlceras pequeñas que pueden formar una lesión grande.

Alternativas de tratamiento para las aftas en la garganta

Si bien la mayoría de las aftas en la garganta van a desaparecer al cabo de una o dos semanas por sí solas, existen algunos tratamientos sintomáticos que pueden ayudar a los pacientes a aliviar el dolor o inflamación producidas por las lesiones.

Uno de los remedios caseros que pueden ayudar a aliviar el dolor y acelerar el proceso de curación consiste en hacer enjuagues con agua tibia con bicarbonato de sodio. 

Para ello disuelve una cucharadita de bicarbonato de sodio en media taza de agua tibia, hacer gárgaras y escupir el enjuague en el lavabo.

Otras alternativas de tratamiento más frecuentes para estas lesiones incluyen: 

  • Anestésicos tópicos como lidocaína o benzocaína para aliviar el dolor.
  • Antiinflamatorios orales o tópicos disponibles en enjuagues o spray.
  • Consumir alimentos fríos que sean fáciles de tragar para calmar el dolor (como el helado).
  • Evitar el consumo de alimentos calientes, ácidos o picantes que puedan irritar aún más la mucosa bucal.

Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las aftas acaban curándose solas.

Sin embargo, en aquellos casos donde las úlceras perduran por más de dos semanas es importante asistir al médico para una revisión exhaustiva de la causa, incluso pudiendo involucrar una biopsia.

Qué hacer para prevenir las aftas en la garganta

Hay varias cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de desarrollar aftas. 

En primer lugar, evita los alimentos y bebidas irritantes, como los cítricos y las comidas picantes o con muchas especias. 

También debes evitar cepillarte los dientes con demasiada fuerza o utilizar enjuagues bucales que contengan alcohol. 

Por último, intenta evitar el estrés, ya que puede empeorar las aftas. 

Cuándo contactar a un médico por las aftas en la garganta

Aunque las aftas en la garganta pueden resultar molestas, por lo general desaparecen por sí solas.

Sin embargo, si tienes un afta de más de 1 centímetro de diámetro, o si tienes más de una, conviene contactar con tu médico.

También, si tienes aftas que no responden al tratamiento casero después de un par de semanas, o si su aparición es recurrente.

Si experimentas alguna dificultad para tragar, respirar o hablar, o si además tienes otros síntomas como fiebre o diarrea, es conveniente que consultes con un médico.

En conclusión, es fundamental el monitoreo de las aftas en la garganta y su duración para poder evitar enfermedades graves que puedan poner en riesgo la salud general de la persona, como el cáncer bucal.


Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Artículos relacionados

¡Te ayudamos! star